Descripción general

Un marcapasos es un pequeño dispositivo con dos partes: un generador y alambres (cables o electrodos), que se coloca debajo de la piel en el pecho para ayudar a controlar los latidos del corazón.

Las personas pueden necesitar un marcapasos por diferentes razones, especialmente debido a una de un grupo de enfermedades llamada arritmias, en la que el ritmo del corazón es anormal.

El envejecimiento normal del corazón puede alterar la frecuencia cardíaca, por lo que late muy lentamente. El daño al músculo cardíaco que se produce por un ataque cardíaco es otra causa común de las alteraciones en los latidos del corazón.

Algunos medicamentos también pueden afectar la frecuencia cardíaca. En algunas personas, las enfermedades genéticas causan una frecuencia cardíaca anormal. Independientemente de la causa oculta de una frecuencia cardíaca anormal, un marcapasos puede solucionarla.

A menudo, un marcapasos puede implantarse en el pecho con una cirugía menor. Puedes necesitar tomar algunas precauciones en tu vida diaria después de que se instale un marcapasos.

Enfoque de Mayo Clinic

Tipos

Por qué se realiza

Los marcapasos se implantan para ayudar a controlar los latidos del corazón. Pueden implantarse temporalmente para tratar los latidos del corazón lentos después de un ataque cardíaco, cirugía o sobredosis de medicamentos.

Los marcapasos también se pueden implantar de forma permanente para corregir los latidos del corazón lentos (bradicardia) o, en algunos casos, para ayudar a tratar la insuficiencia cardíaca.

Se han desarrollado marcapasos más pequeños, del tamaño de una píldora, y actualmente están siendo sometidos a ensayos clínicos. Este nuevo dispositivo sin cables puede implantarse directamente en el corazón, donde emite un impulso eléctrico para controlar los latidos del corazón. Debido a que no se necesitan cables, este dispositivo puede minimizar el riesgo de infección y acelerar el tiempo de recuperación.

Cómo late el corazón

Para conocer cómo funciona un marcapasos, es útil saber cómo late el corazón.

El corazón es una bomba muscular del tamaño de un puño con cuatro cámaras, dos a la izquierda y dos a la derecha. Las cámaras superiores son las aurículas derecha e izquierda. Las cámaras inferiores son los ventrículos derecho e izquierdo.

Para que el corazón funcione correctamente, las cámaras del corazón deben trabajar de manera coordinada. El corazón también debe latir a un ritmo adecuado, normalmente, de 60 a 100 latidos por minuto en los adultos en reposo. Si el corazón late demasiado lento o demasiado rápido, no fluye suficiente sangre en el cuerpo, lo que provoca fatiga, desmayos, dificultad para respirar, confusión y otros signos y síntomas.

El sistema eléctrico del corazón controla la acción de bombeo de las cámaras. Un latido del corazón normal comienza en la aurícula derecha, en el nódulo sinusal. Este grupo de células (tu marcapasos natural) actúa como una bujía generando impulsos eléctricos periódicos que se transmiten a través de fibras musculares especializadas.

Cuando un impulso eléctrico llega tanto a la aurícula derecha como izquierda, se contraen y expulsan la sangre a los ventrículos. Después de un retraso de una fracción de segundo para permitir que estos se llenen, el impulso llega a los ventrículos, lo que los hace contraerse y bombear la sangre al resto del cuerpo.

Qué hace un marcapasos

Un marcapasos electrónico implantado imita la acción de tu marcapasos natural. Un marcapasos implantado consta de dos partes:

  • El generador del impulsos. Este pequeño recipiente metálico alberga una batería y el circuito eléctrico que regula la frecuencia de impulsos eléctricos enviados al corazón.
  • Electrodos. De uno a tres cables aislados flexibles se colocan en una cámara o cámaras del corazón y envían los impulsos eléctricos que se ajustan a la frecuencia cardíaca.

Los marcapasos supervisan el latido del corazón y, si es demasiado lento, acelerarán la frecuencia cardíaca al enviar señales eléctricas al corazón. Además, la mayor parte de los marcapasos tiene sensores que detectan el movimiento corporal o la frecuencia respiratoria, lo que indica al marcapasos aumentar la frecuencia cardíaca durante el ejercicio para responder a la mayor demanda de sangre y oxígeno del cuerpo.

Riesgos

Las complicaciones de una cirugía para implantar el marcapasos son poco frecuentes, pero pueden incluir las siguientes:

  • Infección donde se implantó el marcapasos
  • Reacción alérgica al tinte o a la anestesia que se usa durante el procedimiento
  • Hinchazón, hematoma o sangrado en el lugar del generador, especialmente si estás tomando anticoagulantes
  • Daño en los vasos sanguíneos o nervios cerca del marcapasos
  • Colapso pulmonar

Las complicaciones de un implante de marcapasos que podrían poner en riesgo tu vida son poco comunes.

Cómo te preparas

Antes de que tu médico decida si necesitas un marcapasos, deberás someterte a varias pruebas para descubrir la causa de tu latido irregular. Esos cambios podrían ser los siguientes:

  • Electrocardiograma. En esta prueba no invasiva, se colocan parches sensores con cables, llamados «electrodos», en el pecho y, a veces, en las extremidades para medir los impulsos eléctricos del corazón. El patrón de latidos del corazón puede ofrecer indicios del tipo de latido irregular que estás experimentando.
  • Monitoreo Holter. También conocido como «monitor ambulatorio», un monitor Holter registra el ritmo cardíaco durante un período completo de 24 horas. Los cables de los electrodos colocados en el pecho están conectados a un dispositivo de grabación a batería que puedes llevar en el bolsillo, en el cinturón o en una correa que se sujeta al hombro.

    Mientras uses el monitor, llevarás un diario de tus actividades y síntomas. El médico comparará el diario con los registros eléctricos para intentar determinar la causa de tus síntomas.

  • Ecocardiograma. Este estudio no invasivo utiliza ondas sonoras inofensivas que le permiten al médico observar el corazón sin hacer ninguna incisión. Durante el procedimiento, se coloca un pequeño instrumento llamado «transductor» en el pecho. Recopila ondas sonoras reflejadas (ecos) del corazón y las transmite a una máquina que utiliza los patrones de ondas sonoras para formar imágenes de los latidos del corazón en un monitor.

    Estas imágenes muestran cómo está funcionando tu corazón y le permiten al médico medir el tamaño y el grosor del músculo cardíaco.

  • Prueba de esfuerzo. Algunos problemas cardíacos aparecen solo durante el ejercicio. Para una prueba de esfuerzo, se hace un electrocardiograma antes e inmediatamente después de haber caminado en la cinta o haber montado una bicicleta fija. En algunos casos, se puede hacer un ecocardiograma o un diagnóstico por imágenes de medicina nuclear.

    También se pueden hacer otros tipos de pruebas de ejercicio en la cinta para evaluar el corazón, como una prueba de consumo de oxígeno que mide cuánto oxígeno usa tu cuerpo.

Lo que puedes esperar

Antes del procedimiento

La cirugía para implantar el marcapasos se realiza generalmente mientras estás despierto y, por lo general, lleva algunas horas. Antes del procedimiento, se te lleva a una sala especial (llamada sala de preparación o área de espera) para iniciar una vía intravenosa.

La mayor parte de los implantes de marcapasos se realiza con anestesia local para entumecer el área de la incisión. Es posible que recibas medicamentos intravenosos adicionales que te ayudarán a relajarte. El implante se realiza en una sala con equipos especiales de rayos X. Se limpia el pecho con un jabón antibacteriano y se coloca una vía intravenosa en el brazo del mismo lado del marcapasos.

Durante el procedimiento

Durante la cirugía, se introducen uno o más alambres flexibles y aislados (cables o electrodos) en una vena principal debajo o cerca de la clavícula y se guía hacia el corazón con la ayuda de imágenes de rayos X. Un extremo de cada alambre se asegura a la posición correcta en el corazón, mientras que el otro extremo se conecta al generador de pulso, que suele implantarse debajo de la piel cerca de la clavícula.

Después del procedimiento

Por lo general, permanecerás en el hospital durante un día después de que te hayan implantado un marcapasos. Antes de dejar el hospital, se programa el marcapasos para que se adapte a tus necesidades particulares de electroestimulación. A menudo se programa una visita de seguimiento para asegurar que la configuración del marcapasos sea correcta.

Después de eso, la mayoría de los marcapasos se puede controlar remotamente usando tecnología inalámbrica. Mediante señales de radiofrecuencia o de su teléfono móvil, el marcapasos transmite y recibe información entre tú y el consultorio del médico, donde el médico puede tener acceso a los datos, como la frecuencia y el ritmo cardíaco, el funcionamiento del marcapasos y la duración de la batería.

Las transmisiones remotas se pueden realizar a intervalos programados o en horas no programadas si el marcapasos envía una alerta, o bien puedes enviar una transmisión si tienes alguna inquietud. La tecnología remota supone menos viajes al consultorio del médico, aunque aún necesitarás que el médico te vea en persona para los controles programados.

Después del procedimiento para implantar el marcapasos, el médico puede recomendarte que evites el ejercicio vigoroso o el levantamiento de objetos pesados durante aproximadamente un mes. Es posible que sientas dolor cerca del área donde se implantó el marcapasos. Estos dolores pueden aliviarse con medicamentos de venta libre, como paracetamol (Tylenol, otros) o ibuprofeno (Advil, Motrin IB, otros), pero habla con el médico antes de tomar cualquier analgésico.

Precauciones especiales

Es poco probable que tu marcapasos deje de funcionar adecuadamente debido a una interferencia eléctrica. A pesar de eso, deberás tomar algunas precauciones:

  • Celulares. Es seguro hablar por celular, pero evita colocarlo directamente sobre el lugar de implante de tu marcapasos cuando el teléfono esté encendido. Aunque es poco probable, tu marcapasos podría confundir la señal del celular con un latido del corazón y detener la electroestimulación, lo que causa síntomas como fatiga repentina.
  • Sistemas de seguridad. Pasar por un detector de metales en el aeropuerto no interferirá con tu marcapasos, aunque el metal interior puede activar la alarma. Sin embargo, evita permanecer cerca o apoyarte contra un sistema de detección de metales.

    Si el personal de seguridad insiste en usar un detector de metales portátil, solicítales que no mantengan el dispositivo cerca de tu marcapasos más de lo necesario o solicítales una forma alternativa de inspección personal. Para evitar posibles problemas, lleva una tarjeta de identificación donde diga que tienes un marcapasos.

  • Equipos médicos. Si un médico está considerando un procedimiento médico con exposición intensa a energía electromagnética, infórmale que tienes un marcapasos. Dichos procedimientos incluyen la resonancia magnética, la radiación terapéutica para el tratamiento oncológico y litotricia con ondas de choque, que usa ondas de choque para dividir los cálculos renales o biliares.

    Si te someterás a una cirugía, un procedimiento para controlar el sangrado (electrocauterización) también puede interferir con la función del marcapasos.

  • Equipo generador de energía. Mantente por lo menos a 2 pies (60 cm) de equipos de soldar, transformadores de alto voltaje o sistemas con generador de motor. Si trabajas rodeado de dichos equipos, tu médico puede coordinar una prueba en tu lugar de trabajo para determinar si afecta tu marcapasos.

Entre los dispositivos que son poco probables de interferir con tu marcapasos, se incluyen los hornos de microondas, los televisores y controles remotos, las radios, las tostadoras, las mantas eléctricas, las afeitadoras eléctricas y los taladros eléctricos.

Resultados

Una vez implantado el marcapasos, la batería dura entre cinco y quince años, que es la vida útil promedio de una batería. Cuando la batería de un marcapasos se gasta, se reemplaza el generador de impulsos del marcapasos. Los cables del marcapasos pueden dejarse en el lugar, aunque tal vez sea necesario reemplazarlos en algún momento, y el procedimiento para cambiar la batería del marcapasos suele ser rápido y requerir menos tiempo de recuperación que el procedimiento con el cual se implantó la primera vez.

Los marcapasos son un tratamiento estándar para muchos trastornos que afectan al sistema eléctrico del corazón. Al evitar una frecuencia cardíaca lenta, los marcapasos pueden tratar síntomas, como la fatiga, el aturdimiento y los desmayos. Debido a que la mayoría de los marcapasos actuales se ajustan automáticamente a la frecuencia cardíaca de acuerdo con el nivel de actividad física, te pueden permitir retomar un estilo de vida más activo.

Marcapasos y asuntos relacionados con el final de la vida

Si tienes un marcapasos y contraes una enfermedad terminal no relacionada con el corazón, como el cáncer, es posible que el marcapasos pueda prolongar el proceso de muerte. Los médicos y los investigadores tienen opiniones diferentes sobre desactivar un marcapasos en situaciones terminales.

Habla con el médico si tienes un marcapasos y te preocupa que lo desactiven. Es posible que también desees hablar con tus familiares u otra persona designada para tomar decisiones médicas por ti sobre qué desearías hacer en situaciones de atención de enfermos terminales.

Estudios clínicos

Explora los estudios de Mayo Clinic para exámenes y procedimientos al aprender los investigadores cómo mantener sana a la gente en la práctica clínica.

Marcapasos - atención en Mayo Clinic

March 21, 2018
References
  1. Artificial pacemaker. American Heart Association. http://www.heart.org/HEARTORG/Conditions/Arrhythmia/PreventionTreatmentofArrhythmia/Artificial-Pacemaker_UCM_448480_Article.jsp#.VqmHgPkrLIU. Accessed Jan. 26, 2016.
  2. Marx JA, et al., eds. Implantable cardiac devices. In: Rosen's Emergency Medicine: Concepts and Clinical Practice. 8th ed. Philadelphia, Pa.: Saunders Elsevier; 2014. http://www.clinicalkey.com. Accessed Jan. 26, 2016.
  3. Pacemaker. Heart Rhythm Society. http://www.hrsonline.org/Patient-Resources/Treatment/Pacemaker. Accessed Jan. 26, 2016.
  4. Gillis HM, et al. HRS/ACCF expert consensus statement on pacemaker device and mode selection. Rhythm. 2012;9:1344.
  5. What is a pacemaker? American Heart Association. http://www.heart.org/idc/groups/heart-public/@wcm/@hcm/documents/downloadable/ucm_300451.pdf. Accessed Jan. 26, 2016.
  6. Zipes DP, et al., eds. Implantable pacemakers. In: Cardiac Electrophysiology: From Cell to Bedside. 6th ed. Philadelphia, Pa.: Saunders Elsevier; 2014. http://www.clinicalkey.com. Accessed Jan. 26, 2016.
  7. What is a pacemaker? National Heart, Lung, and Blood Institute. http://www.nhlbi.nih.gov/health/health-topics/topics/pace/. Accessed Jan. 27, 2016.
  8. What is the heart? National Heart, Lung, and Blood Institute. http://www.nhlbi.nih.gov/health/health-topics/topics/hhw#. Accessed Jan. 27, 2016.
  9. Pacemaker implantation. NHS Choices. http://www.nhs.uk/Pages/Preview.aspx?site=PacemakerImplantation&print=635895492679634634&JScript=0. Accessed Jan. 26, 2016.
  10. Hayes DL. Permanent cardiac pacing: Overview of devices and indications. http://www.uptodate.com/home. Accessed Jan. 26, 2016.
  11. Barbara Woodward Lips Patient Education Center. About your pacemaker implantation. Rochester, Minn.: Mayo Foundation for Medical Education and Research; 2010.
  12. Gura MT. Considerations in patients with cardiac implantable electronic devices at end of life. AACN Advanced Critical Care. 2015;26:356.
  13. Riggin ER. Allscripts EPSi. Mayo Clinic, Rochester, Minn. Jan. 13, 2016.
  14. Miller MA, et al. Leadless cardiac pacemakers: Back to the future. Journal of the American College of Cardiology. 2015;66:1179.
  15. Reddy VY, et al. Percutaneous implantation of an entirely intracardiac leadless pacemaker. The Lancet. 2015;37:1125.
  16. Mankad R (expert opinion). Mayo Clinic, Rochester, Minn. Feb. 8, 2016.