La punción lumbar (punción medular) se realiza en la parte baja de la espalda, en la zona lumbar. Durante la punción lumbar, se inserta una aguja entre dos huesos lumbares (vértebras) para extraer una muestra de líquido cefalorraquídeo, el líquido que rodea al cerebro y la médula espinal para protegerlos de las lesiones.

Una punción lumbar puede ayudar a diagnosticar infecciones graves, como meningitis; otros trastornos del sistema nervioso central, como el síndrome de Guillain-Barré y la esclerosis múltiple; o cánceres del cerebro o la médula espinal. Algunas veces los médicos usan la punción lumbar para inyectar anestésicos o medicamentos de quimioterapia en el líquido cefalorraquídeo.

Dec. 06, 2014