El dolor pélvico se produce en la parte inferior del abdomen y la pelvis. En el caso de las mujeres, el dolor pélvico puede hacer referencia a síntomas originados por los aparatos reproductor, urinario o digestivo, o síntomas de origen musculoesquelético.

Según el origen, el dolor pélvico puede ser sordo y punzante; constante o intermitente; y leve, moderado o fuerte. En ocasiones, el dolor pélvico puede extenderse hasta la parte baja de la espalda, los glúteos o los muslos. En ocasiones, el dolor pélvico se siente en determinados momentos, como al orinar o mantener relaciones sexuales.

El dolor pélvico puede ser repentino, intenso y breve (agudo), o prolongado (crónico). El dolor pélvico crónico hace referencia a todo dolor pélvico constante o intermitente que se prolonga durante seis meses o más.

March 31, 2017