Ciclo menstrual: qué es normal y qué no

El ciclo menstrual puede indicar mucho acerca de la salud. Comprende cómo debes comenzar a hacer un seguimiento del ciclo menstrual y qué debes hacer con respecto a las irregularidades.

Escrito por el personal de Mayo Clinic

¿Sabes cuándo comenzó tu último período menstrual o cuánto duró? Si no lo sabes, es hora de que comiences a prestar atención.

Seguir los ciclos menstruales puede ayudarte a entender qué es normal para ti, registrar el tiempo de la ovulación e identificar cambios importantes, como la ausencia del período menstrual o sangrado menstrual imprevisible. Si bien las irregularidades en el ciclo menstrual no suelen ser graves, en ocasiones pueden indicar problemas de salud.

¿Qué es el ciclo menstrual?

El ciclo menstrual es la serie mensual de cambios que tiene el cuerpo de una mujer al prepararse para la posibilidad de un embarazo. Cada mes, uno de los ovarios libera un óvulo; este proceso se llama «ovulación». Al mismo tiempo, los cambios hormonales preparan el útero para un embarazo. Si se produce la ovulación y no se fertiliza el óvulo, el revestimiento del útero se desprende y sale por la vagina. Esto es un período menstrual.

¿Qué es lo normal?

El ciclo menstrual, que se cuenta desde el primer día de un período menstrual hasta el primer día del siguiente período, no es igual para todas las mujeres. El flujo menstrual puede aparecer cada 21 a 35 días y durar entre dos y siete días. Los primeros años después del comienzo de la menstruación, los ciclos largos son frecuentes. Sin embargo, los ciclos menstruales tienden a acortarse y a hacerse más regulares con la edad.

Tu ciclo menstrual puede ser regular (con aproximadamente la misma duración cada mes) o algo irregular, y el período menstrual puede ser ligero o intenso, doloroso o sin dolor, largo o breve, y aun así puede considerarse normal. Dentro de una amplia gama, lo «normal» es lo que es normal para ti.

Ten en cuenta que el uso de ciertos tipos de anticonceptivos, como las píldoras anticonceptivas de ciclo extendido y los dispositivos intrauterinos (DIU), altera el ciclo menstrual. Habla con el proveedor de atención médica para saber qué esperar.

Cuando te acercas a la menopausia, el ciclo puede volver a hacerse irregular. Sin embargo, como el riesgo de cáncer de útero aumenta con la edad, habla con tu proveedor de atención médica acerca de cualquier sangrado irregular si estás cerca de la menopausia.

¿Cómo puedo hacer un seguimiento de mi ciclo menstrual?

Para saber qué es lo normal para ti, empieza a llevar un registro de tu ciclo menstrual en un calendario. Comienza haciendo un seguimiento de la fecha de inicio de cada mes durante varios meses consecutivos para identificar la regularidad de tus períodos.

Si te preocupan tus períodos, también toma nota de lo siguiente todos los meses:

  • Fecha de finalización. ¿Cuánto suele durar tu período? ¿Es más largo o más corto que lo habitual?
  • Flujo. Registra la consistencia del flujo. ¿Parece más liviano o más denso que de costumbre? ¿Con qué frecuencia necesitas cambiarte de protección higiénica? ¿Expulsaste algún coágulo sanguíneo?
  • Sangrado anormal. ¿Tienes sangrado entre los períodos?
  • Dolor. Describe cualquier dolor relacionado con el período. ¿El dolor es peor que lo habitual?
  • Otros cambios. ¿Notaste algún cambio en tu estado de ánimo o en tu conducta? ¿Sucedió algo nuevo al momento del cambio en tus períodos?

¿Cuál es la causa de las irregularidades en el ciclo menstrual?

Las irregularidades en el ciclo menstrual pueden tener diferentes causas, tales como:

  • Embarazo o lactancia. La ausencia de un período menstrual puede ser una señal temprana de embarazo. La lactancia generalmente retrasa la vuelta de la menstruación tras un embarazo.
  • Trastornos de la alimentación, adelgazamiento extremo o demasiado ejercicio. Los trastornos de la alimentación (como la anorexia nerviosa), el adelgazamiento extremo o un aumento en la actividad física pueden afectar la menstruación.
  • Síndrome de ovario poliquístico. Las mujeres que padecen este trastorno frecuente del sistema endocrino pueden tener períodos irregulares y ovarios agrandados con pequeñas acumulaciones de líquido (llamadas «folículos») en cada ovario, lo cual se detecta mediante una ecografía.
  • Insuficiencia ovárica prematura. La insuficiencia ovárica prematura es la pérdida de la función ovárica normal antes de los 40 años de edad. Las mujeres que padecen insuficiencia ovárica prematura —también conocida como «falla ovárica prematura»— pueden tener períodos irregulares u ocasionales durante años.
  • Enfermedad inflamatoria pélvica. Esta infección de los órganos genitales puede causar irregularidades en el sangrado menstrual.
  • Fibromas uterinos. Los fibromas uterinos son bultos no cancerosos del útero. Pueden provocar períodos menstruales intensos y prolongados.

¿Qué puedo hacer para prevenir las irregularidades menstruales?

Para algunas mujeres, el uso de píldoras anticonceptivas puede ayudar a regular los ciclos menstruales. También puede ayudar el tratamiento de cualquier problema preexistente, como un trastorno de la alimentación. Sin embargo, algunas irregularidades menstruales no se pueden prevenir.

Además, consulta con un proveedor de atención médica si:

  • Tus períodos se interrumpen repentinamente por más de 90 días y no estás embarazada
  • Tus períodos se vuelven erráticos después de haber sido regular
  • Tienes sangrado por más de siete días
  • Tienes sangrado más intenso de lo normal o mojas más de una compresa o un tampón cada una o dos horas
  • Tus períodos son cada menos de 21 días o cada más de 35 días
  • Tienes sangrado entre períodos
  • Sientes dolor intenso durante tus períodos
  • Tienes fiebre y te sientes enferma repentinamente después de usar tampones

Recuerda, hacer un seguimiento de tu ciclo menstrual puede ayudarte a descubrir qué es normal para ti y qué no lo es. Si tienes alguna pregunta o inquietud sobre tu ciclo menstrual, habla con tu proveedor de atención médica.

Nov. 20, 2018 See more In-depth