El tabaquismo y el embarazo: comprende los riesgos

¿Te preguntas cuáles son los riesgos de fumar durante el embarazo? ¿Cómo dejar de fumar? ¿Si los productos para dejar de fumar son seguros para el bebé? A continuación, te explicamos lo que debes saber acerca del tabaquismo y el embarazo.

Escrito por el personal de Mayo Clinic

El tabaquismo y el embarazo no son una buena combinación, pero puedes tomar estas medidas para aumentar tus probabilidades de dejarlo para siempre. Empieza buscando respuestas a las preguntas más frecuentes acerca del tabaquismo durante el embarazo.

¿Cómo afecta el tabaquismo durante el embarazo al bebé?

Fumar durante el embarazo te expone a ti y a tu bebé a muchos químicos perjudiciales, que limitan el suministro de oxígeno y el traspaso de nutrientes hacia el bebé. La nicotina daña el cerebro y los pulmones del bebé de manera permanente. Fumar durante el embarazo también se ha vinculado con muchos problemas de salud, entre ellos los siguientes:

  • Problemas con la placenta
  • Una reducción del peso al nacer
  • Ruptura prematura antes de término de las membranas, cuando el saco amniótico se fisura o se rompe antes de la semana 37 del embarazo
  • Nacimiento prematuro
  • Algunas anomalías congénitas
  • Pérdida del embarazo

Fumar durante el embarazo también puede afectar al bebé ya nacido, y aumentar el riesgo de presentar lo siguiente:

  • Síndrome de muerte infantil súbita (SMIS)
  • Cólicos
  • Asma
  • Obesidad infantil

¿Qué efecto tiene la exposición al humo de segunda mano en el embarazo?

Durante tu embarazo, respirar humo indirecto también puede afectar la salud de tu bebé, y esto aumenta el riesgo de presentar lo siguiente:

  • Síndrome de muerte infantil súbita (SMIS)
  • Pérdida del embarazo
  • Peso bajo al nacer
  • Una anomalía congénita
  • Ataques de asma
  • Infección de los oídos

¿Dejar de fumar durante el embarazo puede reducir los riesgos para la salud del bebé?

Absolutamente. Si fumas, dejar de hacerlo es el método más adecuado para un comienzo saludable para tu bebé. Dejar de fumar en cualquier punto durante el embarazo puede ayudar. Tu bebé comenzará a recibir más oxígeno incluso un día después de que dejes de fumar. Pero dejar de fumar antes de la semana 15 de embarazo brinda el mayor grado de beneficios para el bebé y hacerlo antes del tercer trimestre puede eliminar gran parte del posible impacto en el peso al nacer del bebé.

¿Qué puedo hacer para dejar de fumar?

Tomar la decisión es el primer paso. Comienza por consultar a tu profesional de salud para obtener asesoramiento u orientación. Luego, descarta todos los materiales relacionados con el tabaquismo y transforma tu hogar y tu automóvil en lugares libres de humo. Evita situaciones que te hagan desear fumar. Pasa tiempo con personas que no fumen y visita lugares donde no se permita fumar. Pide el apoyo de amigos y familiares. Fija una meta e idea una recompensa para cuando la cumplas. Por ejemplo, si dejas de fumar durante un cierto período de tiempo, usa el dinero que hubieras gastado en cigarrillos para comprar algo para el bebé.

¿Es seguro consumir productos para dejar de fumar durante el embarazo?

Habla con tu profesional de atención médica sobre los riesgos y beneficios de usar productos de reemplazo de la nicotina, como un parche o un inhalador de nicotina, o goma de mascar de nicotina, pastillas o aerosol nasal. Usar cualquiera de estos productos evitará que tu bebé se exponga a varios de los químicos dañinos que se pueden encontrar en los cigarrillos.

Muchos productos de reemplazo de la nicotina son de venta libre. Si decides utilizar el parche de nicotina, puedes quitarte el parche mientras duermes para disminuir la exposición del bebé a la nicotina. A medida que tu deseo por tabaco y los síntomas de abstinencia desaparecen, habla con tu profesional de atención médica para reducir gradualmente el reemplazo de nicotina a lo largo del tiempo.

Si prefieres utilizar un medicamento sin nicotina para dejar de fumar durante el embarazo, el antidepresivo bupropión (Zyban, Wellbutrin) puede ser una opción. Toma medidas con tu profesional de atención médica para sopesar los riesgos y los beneficios.

¿Es común tener una recaída después del parto?

Adaptar la vida a un recién nacido puede ser estresante. Muchas mujeres que dejan de fumar durante el embarazo recaen poco tiempo después de dar a luz. Si dejas de fumar durante el embarazo, reconoce el riesgo de la recaída después de que nazca tu bebé y busca asesoramiento para obtener apoyo.

Si fumas luego de dar a luz, no lo hagas cerca de tu bebé ni mientras estés amamantando. Si fumas y amamantas, tu bebé quedará expuesto a muchas sustancias químicas nocivas a través de la leche materna. Si has dejado de fumar pero sigues usando reemplazos de nicotina mientras amamantas, usa un producto de acción menos prolongada, como goma de mascar o pastillas. Bombea y desecha la leche materna que produzcas durante tres horas después de usar el producto.

Muy pocas veces dejar de fumar es sencillo. Es posible que debas intentarlo en más de una ocasión para dejar de fumar para siempre. Sin embargo, recuerda que puede lograrse y tu familia disfrutará de los beneficios.

June 13, 2018 See more In-depth