Entrenamiento: aspectos de una rutina completa

El entrenamiento físico equilibra cinco elementos de la buena salud. Tu rutina debe incluir ejercicios aeróbicos, fortalecimiento muscular, ejercicios para fortalecer la zona media, entrenamiento de equilibrio y flexibilidad y estiramiento.

Escrito por el personal de Mayo Clinic

Si eres nuevo dando los primeros pasos hacia la condición física o eres un fanático del ejercicio esperando perfeccionar tus resultados, es esencial un programa de entrenamiento de acondicionamiento físico bien equilibrado. Incluye estos cinco elementos para crear una rutina equilibrada.

Condición física aeróbica

La actividad aeróbica, también conocida como actividad cardiovascular o de resistencia, es la piedra angular de la mayoría de los programas de entrenamiento físico. La actividad aeróbica o el ejercicio aceleran y profundizan la respiración, lo que maximiza la cantidad de oxígeno en la sangre. El corazón late más rápido; esto aumenta el flujo sanguíneo a los músculos y de vuelta a los pulmones.

Cuanto mejor sea tu condición aeróbica, con más eficiencia tu corazón, tus pulmones y tus vasos sanguíneos transportarán oxígeno por todo tu cuerpo, y más fácil será realizar tareas físicas de rutina y enfrentarse a desafíos inesperados, como correr hasta el auto bajo una lluvia torrencial.

La actividad aeróbica incluye cualquier actividad física que utilice grupos de músculos grandes y que aumente tu frecuencia cardíaca. Prueba caminar, trotar, andar en bicicleta, nadar, bailar, hacer ejercicios aeróbicos acuáticos, incluso rastrillar hojas, palear la nieve y pasar la aspiradora.

Para la mayoría de los adultos sanos, el Department of Health and Human Services (Departamento de Salud y Servicios Humanos) recomienda realizar al menos 150 minutos de actividad aeróbica moderada o 75 minutos de actividad aeróbica vigorosa a la semana, o una combinación de actividad moderada y vigorosa. Las pautas sugieren distribuir este ejercicio durante el transcurso de una semana. Incluso puedes dividir la actividad en períodos más cortos de ejercicio y tratar de moverte más durante el día. Cualquier cantidad de actividad es mejor que ninguna.

También puedes probar el entrenamiento a intervalos de alta intensidad, que consiste en alternar períodos cortos de actividad intensa (alrededor de 30 segundos) con períodos de recuperación posteriores (alrededor de tres o cuatro minutos) de actividad más ligera. Por ejemplo, puedes alternar períodos de caminata vigorosa con períodos de caminata pausada, o incluir ráfagas de trote en las caminatas vigorosas.

Entrenamiento de fuerza muscular

El estado físico muscular es otro componente clave de un programa de entrenamiento físico. El fortalecimiento muscular puede ayudarte a aumentar la fuerza ósea y el estado físico muscular, así como a controlar o bajar de peso. También puede mejorar tu capacidad para llevar a cabo las actividades cotidianas. Intenta incorporar ejercicios de fortalecimiento muscular de los grupos musculares principales en una rutina de ejercicios al menos dos veces por semana.

La mayoría de los centros de acondicionamiento físico ofrecen diversas máquinas de resistencia, mancuernas y otras herramientas para el fortalecimiento muscular. Sin embargo, no necesitas invertir en la membresía de un gimnasio o en equipos costosos para aprovechar los beneficios del fortalecimiento muscular.

Las mancuernas o las pesas caseras, como botellas plásticas de gaseosas llenas de agua o arena, pueden ser igual de eficaces. Las bandas de resistencia son otra opción económica. Tu propio peso corporal también cuenta. Prueba con las flexiones de brazos, la tracción en barra fija, los abdominales y las sentadillas.

Ejercicios que trabajan la zona media

Los músculos del abdomen, la espalda lumbar y la pelvis, que se conocen como los «músculos del tronco», ayudan a proteger la espalda y conectan los movimientos de las partes inferior y superior del cuerpo. La fuerza de la zona media es fundamental en un programa de entrenamiento integral.

Los ejercicios de la zona media ayudan a entrenar los músculos para reforzar la columna vertebral y te permiten utilizar los músculos de las partes inferior y superior del cuerpo con mayor eficiencia. ¿Qué se considera ejercicio de la zona media? Un ejercicio de la zona media es cualquier ejercicio en el que se utilice el tronco sin apoyo, como los puentes, las planchas, los abdominales y los ejercicios con balón suizo.

Ejercicios de equilibrio

Los ejercicios de equilibrio pueden ayudarte a mantener el equilibrio a cualquier edad. Suele ser recomendable, para los adultos mayores en particular, incorporar ejercicios para mantener o mejorar el equilibrio a la rutina de entrenamiento. Esto es importante debido a que el equilibrio tiende a deteriorarse con la edad, lo que puede provocar caídas y fracturas. Los ejercicios de equilibrio pueden ayudar a los adultos mayores a prevenir caídas y mantener su independencia.

No obstante, todas las personas se pueden beneficiar con los ejercicios de equilibrio, ya que pueden ayudar a estabilizar los músculos del tronco. Intenta pararte en una pierna durante períodos cada vez más prolongados para mejorar la estabilidad en general. Las actividades como el taichí también pueden mejorar el equilibrio.

Flexibilidad y estiramiento

La flexibilidad es un aspecto importante de la actividad física, e incluir actividades de estiramiento y flexibilidad en un programa de acondicionamiento físico es una buena idea. Los ejercicios de estiramiento pueden ayudar a aumentar la flexibilidad, lo que puede facilitarte la realización de muchas actividades diarias que requieren flexibilidad.

El estiramiento también puede mejorar la amplitud de movimiento de tus articulaciones y promover una mejor postura corporal. Estirar regularmente puede incluso ayudar a aliviar el estrés y la tensión.

Considera estirar después de hacer ejercicio, cuando los músculos están calientes y receptivos al estiramiento. Pero si quieres estirar antes de un entrenamiento, primero camina o haz ejercicio durante 5 a 10 minutos para precalentar antes de estirar.

Lo ideal es que siempre estires cuando hagas ejercicio. Si no haces ejercicio con regularidad, tal vez quieras estirar al menos dos o tres veces a la semana después de realizar un precalentamiento, para mantener la flexibilidad. Las actividades como el yoga también promueven la flexibilidad.

Cubre todos los temas

Independientemente de crear tu propio programa de entrenamiento o de conseguir la ayuda de un entrenador personal, tu plan de ejercicio general debe incluir varios elementos. Ten como objetivo incorporar condición aeróbica, entrenamiento de fuerza, ejercicios para los abdominales y torso, ejercicios de equilibrio y flexibilidad y estiramientos en tu plan de ejercicio. No es necesario ajustar cada uno de estos elementos en cada sesión de entrenamiento, pero incorporarlos en tu rutina habitual puede ayudarte a fomentar la aptitud física de por vida.

July 29, 2021 See more In-depth

Ver también

  1. Presentación de diapositivas: 5 opciones de ejercicios acertadas para la artritis psoriásica
  2. 6 consejos para una escapada activa que recordarás
  3. Acentúa lo positivo para hacer cambios permanentes en la salud
  4. ¿Una cita para hacer ejercicio? ¡Claro que sí!
  5. ¿Estás listo para hacer ejercicio?
  6. Entrenamiento del equilibrio: mejora la salud a largo plazo con estos ejercicios
  7. Obstáculos para ejercitarse
  8. Dopaje sanguíneo
  9. Analizadores de grasa corporal
  10. Ejercicios de un campo de entrenamiento
  11. El papel de la alimentación y el ejercicio en la prevención de la enfermedad de Alzheimer
  12. Can I exercise if I have atopic dermatitis?
  13. Ejercicios que trabajan el tronco
  14. Crea un gimnasio en casa sin romper la alcancía
  15. ¿Hiciste ejercicio hoy? ¡Recompénsate!
  16. Zapatillas tonificantes
  17. ¿Estar en buen estado es más importante que estar delgado?
  18. ¿No te alcanza el presupuesto para hacer ejercicio? ¡Elige lo económico!
  19. Vístete bien para caminar en el invierno
  20. ¿Eres madrugador o una criatura de la noche? Planifica tus ejercicios en consecuencia
  21. Beneficios de la actividad física
  22. El ejercicio y las enfermedades crónicas
  23. Ejercicio y enfermedad
  24. Alivio del estrés
  25. Ejercicio: cada minuto cuenta
  26. Cómo realizar ejercicios con artritis
  27. Ejercítate de forma más inteligente, no durante más tiempo
  28. Ejercicio: consulta con el médico
  29. ¿Haces ejercicio regularmente? ¡Lleva un registro de tu progreso!
  30. Programa de entrenamiento
  31. Estar en forma: tómalo con calma
  32. Motivación para estar en forma
  33. Videos de ejercicios de balón suizo
  34. Obstáculos para estar en forma: supéralos
  35. Estar en forma y gastar menos
  36. Ideas de entrenamiento para toda la familia
  37. Programa de entrenamiento
  38. Estar en forma supone mucho más que quedar exhausto
  39. Consejo para estar en forma: Haz actividad física en el hogar
  40. Consejo para estar en forma: haz actividad física en el trabajo
  41. Consejo para estar en forma: incluye a tus amigos
  42. Adecúate al ejercicio
  43. Ponerte en forma después de tener un bebé
  44. ¿Tienes que subir? Usa las escaleras
  45. Lesiones causadas por el golf
  46. Golfistas: aprendan cuándo dejarlo
  47. Golfistas: Apunten al sentido común
  48. ¿Te juntas con amigos? ¡La actividad física cuenta!
  49. ¿Odias hacer ejercicio? Prueba estos consejos
  50. Frecuencia cardíaca
  51. Calor y ejercicio
  52. Volante de inercia para hockey
  53. ¿Cuán en forma estás?
  54. ¿Cuánto ejercicio realmente necesitas?
  55. Mejora la apnea obstructiva del sueño con actividad física
  56. 3 maneras fáciles para comenzar a hacer yoga
  57. ¿La actividad física es una obligación? ¡Ya no más!
  58. Haz un entrenamiento divertido
  59. Cuándo trasladar tu rutina de ejercicios de invierno a un lugar cubierto
  60. Ejercicio al final del día
  61. La maratón y el calor
  62. BMI and waist circumference calculator
  63. Mayo Clinic Minute: Cómo alcanzar la frecuencia cardíaca objetivo
  64. ¿Faltaste a un entrenamiento? ¡No te rindas!
  65. Movimiento natural: vuelve a los conceptos básicos
  66. ¿Necesitas un gimnasio para estar en forma?
  67. ¿Necesitas motivación para hacer ejercicio? Escríbelo
  68. ¿Necesitas motivación para hacer ejercicio? Prueba llevar un diario
  69. ¿Sin dolor no hay gloria? ¡De ninguna manera!
  70. ¿No tienes tiempo de hacer ejercicio? ¡Imposible!
  71. Ejercicios en la oficina
  72. Prevención de las lesiones por sobrecarga
  73. Embarazo y ejercicio
  74. ¿Listo para sumarte al movimiento de la gimnasia acuática?
  75. Consejos simples para mantenerse activo y dinámico con artrosis
  76. Ejercicios para fortalecer la zona media
  77. Guía de estiramientos
  78. Ejercicios de equilibrio
  79. Balón suizo
  80. ¿Estás comenzando con un programa de ejercicios? Tómatelo con calma
  81. Comenzar un programa de ejercicios: tómate tiempo para descansar
  82. Mantente saludable y en buen estado físico, sin necesidad de sudar
  83. Mantente en forma a cualquier edad
  84. Viajes y trabajo
  85. Fortalecimiento muscular: colección de videos tutoriales
  86. Las mejores maneras de recuperarte después de un entrenamiento duro
  87. Para estar en forma, adopta el poder del juego
  88. ¿Estás demasiado ocupado para hacer ejercicio? Levántate más temprano
  89. ¿Estás demasiado enfermo para hacer ejercicio?
  90. consejos para estar en forma dirigidos a viajantes de negocios
  91. Caminar para estar en forma: cómo empezar
  92. ¿Quieres estar en forma? ¡Prueba hacer gimnasia aeróbica en tu propio patio!
  93. Lo que necesitas para ser ágil a cualquier edad
  94. ¿Te sientes desganado en invierno? 4 consejos profesionales para sacarte del sofá.
  95. Ejercitarse cuando hace frío
  96. Consejo para la época invernal: presta atención a los signos de congelación
  97. ¿Estás entrenando? Recuerda beber líquidos
  98. ¿Estás desganado con el entrenamiento? ¡No lo hagas solo!