Entrenamiento de equilibrio: mejora tu salud a largo plazo con estos ejercicios

Para mejorar el rendimiento del ejercicio y ayudar a prevenir caídas y lesiones, incluye el entrenamiento de equilibrio en tu rutina de ejercicios.

By Jill M. Henderzahs-Mason P.T.

Si te has comprometido a hacer ejercicio regularmente, es probable que sudes mucho durante las sesiones de ejercicios cardiovasculares que aceleran el corazón y que te duelan intensamente los músculos al repetir los ejercicios de entrenamiento con pesas. Incluso es posible que hayas logrado un gran estiramiento haciendo la posición del perro boca abajo. Sin embargo, los ejercicios de equilibrio son un componente clave de la actividad física que se suele dejar de lado. ¿Por qué son importantes? Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, más de 1 de cada 4 adultos sufre una caída por año. Los ejercicios de equilibrio mejoran la capacidad del cuerpo para reaccionar con rapidez a los traspiés de todos los días, lo que a su vez ayuda a prevenir las caídas. Al hacer ejercicio, el equilibrio también ayuda a lograr movimientos más eficientes para mejorar el desempeño y prevenir lesiones.

El equilibrio hace referencia a la capacidad para mantenerse erguido y firme al estar de pie, de rodillas, sentado o en cuclillas. Varios sistemas sensoriales del cuerpo contribuyen al buen equilibrio. Los receptores de la vista, el oído interno y las articulaciones brindan una noción sobre cuál es el lugar que ocupa el cuerpo en el espacio. El sistema neuromuscular sintetiza esta información para brindarte la estabilidad que necesitas a fin de mantener el cuerpo erguido y con el peso distribuido de manera uniforme.

Los ejercicios de equilibrio pueden entrenar y fortalecer el sistema neuromuscular y aumentar la estabilidad. A continuación, te ofrecemos algunas maneras de incorporar actividades de equilibrio en tu día:

1. Cambia la base de apoyo

Intenta pararte con los pies juntos, caminar poniendo un pie directamente delante del otro o mantener el equilibrio sobre una pierna.

  • Camina en la barra de equilibrio. Imagina que estás en una barra de equilibrio y camina con un pie delante del otro mientras mantienes el equilibrio. Invita a tus hijos para que también se diviertan haciéndolo.
  • ¡Simula ser un flamenco! Mantén el equilibrio sobre un pie siempre que puedas: durante los comerciales de la televisión, mientras esperas el autobús, cuando lees las noticias. Está atento a las oportunidades diarias para practicar.

2. Cambia de superficie

  • Párate sobre una almohada o una alfombra, una almohadilla o un disco de espuma, y avanza hacia superficies menos estables, como una pelota de equilibrio (Bosu) con el lado plano hacia abajo (más estable) o hacia arriba (menos estable). Párate con los pies juntos o sobre una sola pierna si puedes hacerlo.
  • Intenta salir a caminar en un terreno variable, como una playa de arena o una senda para caminar. Si tienes acceso, pararte sobre un muelle o puente flotante puede ser una forma divertida de desafiarte.

3. Cierra los ojos

Intenta cerrar los ojos al pararte con los pies juntos, finge caminar sobre una viga de equilibrio, haz equilibrio sobre una pierna o camina sobre una superficie despareja. Ten cuidado y si lo necesitas ten un compañero en quien apoyarte.

4. Gira la cabeza o mira hacia arriba y hacia abajo

Comienza con posiciones de pies y manos variadas, como se explicó antes, o prueba con una superficie inestable. Si necesitas ponerte a prueba, intenta ambas cosas a la vez, e incluso cierra los ojos. (¡Ten cuidado; esto es más difícil de lo que parece!).

5. Agrega movimientos a otras partes

Mientras estés parado en una pierna, abre los brazos en posición de T y haz pequeños movimientos circulares durante 30 segundos. Luego, intenta hacer movimientos circulares en dirección opuesta. Trabaja para aumentar gradualmente el tiempo. Una vez que esto te resulte fácil, intenta girar la cabeza de un lado a otro.

Incorporar los ejercicios de equilibrio en tu actividad diaria o rutina de ejercicio puede ser fácil y divertido. Estos ejercicios deben ser adaptados a tu nivel de habilidad. Debes plantearte desafíos, pero no en la medida en que sean difíciles de realizar de manera segura.

Experimentos

Apunta a incorporar ejercicios de equilibrio en tu vida diaria durante al menos unos minutos por día; comienza con estos experimentos.

  1. Durante las llamadas telefónicas o los comerciales de televisión, practica estar de pie en una pierna como un flamenco durante 45 segundos; luego, cambia de lado. Si es demasiado fácil, prueba hacerlo con los ojos cerrados.
  2. Pon varias almohadas en fila, unidas en los extremos, y camina sobre estas, haciendo de cuenta que estás en una barra de equilibrio. Si es demasiado difícil, camina sobre una superficie plana. Haz el experimento girando lentamente la cabeza de un lado al otro y, luego, hacia arriba y hacia abajo mientras caminas.
  3. Prueba con una clase diseñada para desafiar y mejorar tu equilibrio, como el taichí, Pilates o yoga.
March 16, 2019 See more In-depth

Ver también

  1. Presentación de diapositivas: 5 opciones de ejercicios acertadas para la artritis psoriásica
  2. 6 consejos para una escapada activa que recordarás
  3. Acentúa lo positivo para hacer cambios permanentes en la salud
  4. ¿Una cita para hacer ejercicio? ¡Claro que sí!
  5. ¿Estás listo para hacer ejercicio?
  6. Obstáculos para ejercitarse
  7. Blood Doping
  8. BMI calculator
  9. Analizadores de grasa corporal
  10. Ejercicios de un campo de entrenamiento
  11. El rol de la alimentación y el ejercicio en la prevención de la enfermedad de Alzheimer
  12. Ejercicios que trabajan el tronco
  13. Crea un gimnasio en casa sin romper la alcancía
  14. ¿Hiciste ejercicio hoy? ¡Recompénsate!
  15. Zapatillas tonificantes
  16. ¿El buen estado físico triunfa sobre la delgadez?
  17. ¿No te alcanza el presupuesto para hacer ejercicio? ¡Elige lo económico!
  18. Vístete bien para caminar en el invierno
  19. ¿Eres madrugador o una criatura de la noche? Planifica tus ejercicios en consecuencia
  20. Beneficios de la actividad física
  21. El ejercicio y las enfermedades crónicas
  22. Ejercicio y enfermedad
  23. Alivio del estrés
  24. Ejercicio: cada minuto cuenta
  25. Cómo realizar ejercicios con artritis
  26. Ejercítate con inteligencia y no por más tiempo
  27. Ejercicio: consulta con el médico
  28. ¿Haces ejercicio en forma regular? ¡Lleva un seguimiento del progreso!
  29. Programa de entrenamiento
  30. Estado físico: un paso a la vez
  31. Motivación para estar en forma
  32. Videos de ejercicios de balón suizo
  33. Obstáculos para estar en forma: supéralos
  34. Estar en forma y gastar menos
  35. Ideas de acondicionamiento físico para toda la familia
  36. Programa de entrenamiento
  37. Estar en forma supone mucho más que quedar exhausto
  38. Consejo para estar en forma: Haz actividad física en el hogar
  39. Consejo para estar en forma: haz actividad física en el trabajo
  40. Consejo para estar en forma: incluye a tus amigos
  41. Rutina de entrenamiento físico
  42. Adecúate al ejercicio
  43. ¿Tienes que subir? Usa las escaleras
  44. Lesiones causadas por el golf
  45. Golfistas: aprendan cuándo dejarlo
  46. Golfistas: Apunten al sentido común
  47. ¿Te juntas con amigos? ¡La actividad física cuenta!
  48. ¿Odias hacer ejercicio? Prueba estos consejos
  49. Frecuencia cardíaca
  50. Calor y ejercicio
  51. Hockey Flywheel
  52. ¿Cuán en forma estás?
  53. ¿Cuánto ejercicio realmente necesitas?
  54. 3 maneras fáciles de comenzar con el yoga
  55. ¿Hacer ejercicio da mucho trabajo? ¡Ya no!
  56. Haga su entrenamiento divertido
  57. Cuándo trasladar tu rutina de ejercicios de invierno a un lugar cubierto
  58. Ejercicio tarde en el día
  59. Marathon and the Heat
  60. Mayo Clinic Minute: Cómo alcanzar la frecuencia cardíaca objetivo
  61. ¿Faltaste a un entrenamiento? ¡No abandones!
  62. Movimiento natural: vuelta a lo básico
  63. ¿Necesitas un gimnasio para estar en forma?
  64. ¿Necesitas motivación para hacer ejercicio? Escríbelo en un papel
  65. ¿Necesitas motivación para hacer ejercicio? Prueba con un diario
  66. ¿Sin dolor no hay gloria? ¡De ninguna manera!
  67. ¿No tienes tiempo de hacer ejercicio? ¡Imposible!
  68. Ejercicios en la oficina
  69. Prevención de las lesiones por sobrecarga
  70. Embarazo y ejercicio
  71. ¿Listo para sumarte al movimiento de la gimnasia acuática?
  72. Consejos simples para mantenerse activo y dinámico con artrosis
  73. Ejercicios para fortalecer la zona media
  74. Guía de estiramientos
  75. Ejercicios de equilibrio
  76. Balón suizo
  77. ¿Estás comenzando con un programa de ejercicios? Tómatelo con calma
  78. Comenzar un programa de ejercicios: tómate tiempo para descansar
  79. Mantente en forma y saludable sin tener que sudar
  80. Mantente en forma a cualquier edad
  81. Viajes y trabajo
  82. Entrenamiento de fuerza: colección de videos tutoriales
  83. Las mejores maneras de recuperarte después de un entrenamiento duro
  84. 5 lesiones deportivas comunes en atletas femeninas jóvenes
  85. Para estar en forma, aprovecha el poder de los juegos
  86. ¿Estás demasiado ocupado para hacer ejercicio? Levántate más temprano
  87. ¿Estás demasiado enfermo para hacer ejercicio?
  88. consejos para estar en forma dirigidos a viajantes de negocios
  89. Caminar para estar en forma: cómo empezar
  90. ¿Quieres estar en forma? ¡Prueba hacer gimnasia aeróbica en tu propio patio!
  91. Lo que necesitas para ser ágil a cualquier edad
  92. ¿Te sientes desganado en invierno? 4 consejos profesionales para sacarte del sofá.
  93. Ejercitarse cuando hace frío
  94. Consejo para la época invernal: presta atención a los signos de congelación
  95. ¿Haces ejercicio? Recuerda beber
  96. ¿El entrenamiento te aburre? ¡No lo hagas solo!