¿Está bien usar antihistamínicos de venta libre para tratar el insomnio? Preferiría evitar los somníferos de venta bajo receta.

Respuesta de Eric J. Olson, M.D.

Los antihistamínicos pueden provocar somnolencia, lo que te ayudaría a dormirte algunas noches, pero el uso rutinario de antihistamínicos para tratar el insomnio no es recomendable.

Los antihistamínicos, usados principalmente para tratar los síntomas de la rinitis alérgica (fiebre del heno) o de otras alergias, provocan somnolencia porque actúan contra la histamina, una sustancia química que produce el sistema nervioso central. De hecho, la mayoría de los somníferos de venta libre contienen antihistamínicos. Sin embargo, estos somníferos están diseñados para ser usados solo durante dos o tres noches cada vez, como en las ocasiones en las que el estrés, un viaje u otros motivos te mantienen despierto.

La tolerancia a los efectos sedantes de los antihistamínicos se desarrolla con rapidez. Como consecuencia, cuanto más tiempo los tomes, es menos probable que te den sueño. Los efectos secundarios pueden comprender somnolencia durante el día, sequedad de la boca y mareos.

Además, la difenhidramina y la doxilamina, antihistamínicos sedantes presentes en varios somníferos de venta libre, no se recomiendan para personas que padecen glaucoma de ángulo cerrado, asma, enfermedad pulmonar obstructiva crónica o enfermedad hepática grave.

La difenhidramina y la doxilamina tienen propiedades anticolinérgicas, por lo que no son una buena opción para los adultos mayores. Estudios recientes han demostrado que los anticolinérgicos pueden aumentar el riesgo de demencia. Estos medicamentos también causan varios efectos secundarios en los adultos mayores, como confusión, alucinaciones, sequedad de la boca, visión borrosa, estreñimiento, náuseas, sudoración alterada, incapacidad para vaciar completamente la vejiga (retención urinaria) y frecuencia cardíaca rápida (taquicardia).

Ten en cuenta que la mayoría de los somníferos no son recomendables para las embarazadas o las mujeres que están amamantando.

Si tienes problemas de insomnio crónico, no dependas de los antihistamínicos o de otros somníferos de venta libre para dormir bien durante la noche. Mejor, comienza por hacer cambios en el estilo de vida:

  • Sigue una rutina de horarios para dormir.
  • Evita la cafeína y dormir siestas durante el día.
  • Incorpora la actividad física a tu rutina diaria.
  • Evita el uso prolongado de teléfonos inteligentes, tabletas, computadoras portátiles y de otras pantallas que emiten luz antes de irte a dormir.
  • Controla el estrés.

Si sigues teniendo problemas para conciliar el sueño o para permanecer dormido, consulta al médico. Además de los cambios en el estilo de vida, es posible que el médico te recomiende formas de lograr que el lugar donde duermes sea más propicio para el sueño, o que te sugiera que hagas terapia conductual para ayudarte a aprender nuevos hábitos de sueño. En algunos casos, también se puede recomendar el uso de somníferos recetados a corto plazo.

With

Eric J. Olson, M.D.

June 13, 2018 See more Expert Answers