Prevención del cáncer de próstata: formas de reducir el riesgo

No existe ninguna estrategia comprobada para la prevención del cáncer de próstata. Pero puedes reducir el riesgo de padecer cáncer de próstata si tomas decisiones saludables, como hacer ejercicio y seguir una dieta saludable.

Escrito por el personal de Mayo Clinic

Si estás preocupado por el riesgo que tienes de manifestar cáncer de próstata, puede interesarte la prevención contra este tipo de cáncer.

No existe una manera segura para prevenir el cáncer de próstata. A menudo, los resultados de los estudios se contraponen y la mayoría de los estudios no están diseñados para probar definitivamente si hay algo que puede prevenir el cáncer de próstata. Como consecuencia, no han surgido maneras claras de prevenir el cáncer de próstata.

A menudo, los médicos recomiendan que los hombres con un riesgo promedio de padecer cáncer de próstata tomen decisiones que beneficien su salud en general si les interesa la prevención del cáncer de próstata.

Elige una dieta saludable

Aunque no se haya comprobado concretamente, existen ciertos indicios de que optar por una dieta saludable baja en grasas y con muchas frutas y vegetales puede disminuir el riesgo de padecer cáncer de próstata.

Si quieres reducir el riesgo de padecer cáncer de próstata, considera lo siguiente:

  • Escoge una dieta con bajo contenido de grasa. Los alimentos que contienen grasas comprenden la carne, las nueces, los aceites y los productos lácteos, como la leche y el queso.

    En algunos estudios, los hombres que consumieron la mayor cantidad de grasa a diario presentaron un aumento en el riesgo de padecer cáncer de próstata. Aunque esta relación no prueba que el exceso de grasas provoca cáncer de próstata, reducir la cantidad de grasas que comes por día tiene otros beneficios comprobados, como favorecer el control del peso y el corazón.

    Para reducir la cantidad de grasas que consumes por día, limita los alimentos grasosos o elige variedades con bajo contenido de grasa. Por ejemplo, reduce la cantidad de grasa que agregas a los alimentos cuando cocinas, selecciona cortes más magros de carne, y opta por productos lácteos con bajo contenido de grasa.

  • Consume más grasas vegetales que animales. En los estudios que analizan el consumo de grasas y el riesgo de padecer cáncer de próstata, las grasas de los animales estaban más relacionadas con un aumento en el riesgo de tener cáncer de próstata. Los productos animales que contienen grasas son la carne, la manteca y la mantequilla.

    Podrías considerar el consumo de grasas vegetales en lugar de animales. Por ejemplo, cocina con aceite de oliva en lugar de mantequilla. Agrega nueces o semillas en la ensalada en lugar de queso.

  • Aumenta la cantidad de frutas y vegetales que comes por día. Las frutas y los vegetales tienen muchas vitaminas y nutrientes que se cree que reducen el riesgo de padecer cáncer de próstata, aunque las investigaciones no han comprobado que un nutriente en particular garantice la reducción del riesgo.

    Comer más frutas y vegetales también tiende a hacerte sentir satisfecho y no querer comer otros alimentos, como comidas con alto contenido de grasa.

    Puedes considerar aumentar la cantidad de frutas y vegetales que consumes por día agregando una porción adicional de fruta o vegetal a cada comida. Considera comer frutas y vegetales como refrigerios.

  • Come pescado. Los pescados grasos, como el salmón, el atún y el arenque, contienen ácidos grasos con omega-3, un tipo de ácido graso que se asocia a la reducción del riesgo de cáncer de próstata. Si actualmente no comes pescado, podrías considerar incluirlo en tu dieta.

    Otra forma de incluir omega-3 en tu dieta es comiendo semillas de lino.

  • Reduce la cantidad de productos lácteos que consumes por día. En algunos estudios, los hombres que consumieron la mayor cantidad de productos lácteos, como leche, queso y yogur, por día presentaron el mayor riesgo de padecer cáncer de próstata. Sin embargo, los resultados de los estudios han sido variados y se cree que el riesgo asociado a los productos lácteos es bajo.

Mantener un peso saludable

Los hombres obesos, cuyo índice de masa corporal (IMC) es igual a 30 o mayor, pueden tener un riesgo más alto de padecer cáncer de próstata. Si tienes gordura o eres obeso, trabaja para adelgazar. Puedes hacerlo si reduces la cantidad de calorías que consumes a diario y aumentas la cantidad de actividad física.

Si tu peso actual es saludable, trabaja para mantenerlo; haz ejercicio la mayoría de los días de la semana, y sigue una dieta saludable que sea rica en frutas, vegetales y cereales integrales.

Haz ejercicio la mayoría de los días de la semana

Los estudios sobre el ejercicio y el riesgo de padecer de cáncer de próstata han demostrado mayormente que los hombres que hacen ejercicio pueden tener un menor riesgo sufrir cáncer de próstata.

El ejercicio tiene muchos otros beneficios para la salud y puede reducir el riesgo de padecer una enfermedad cardíaca y otros tipos de cáncer. El ejercicio puede ayudarte a mantener el peso o a adelgazar.

Si todavía no haces ejercicio, pide una cita médica con el médico para asegurarse de que esté todo bien para comenzar. Cuando empieces a hacer ejercicio, comienza lento. Agrega actividades físicas a tu día estacionando el automóvil un poco más lejos del lugar al que te diriges y trata de usar las escaleras en lugar del elevador.

Intenta hacer 30 minutos de ejercicio la mayoría de los días de la semana.

Habla con el médico sobre tu riesgo

Algunos hombres tienen un riesgo más alto de padecer cáncer de próstata. Para aquellos que tienen un riesgo muy alto de padecer cáncer de próstata, puede haber otras opciones para reducir el riesgo, como medicamentos. Si crees que tienes un alto riesgo de padecer cáncer de próstata, habla con tu médico.

June 13, 2018 See more In-depth