Diagnóstico

El diagnóstico temprano de la miocarditis es importante para prevenir el daño cardíaco permanente. Después de un examen físico, el médico podría pedirte una o más pruebas para confirmar la miocarditis y para determinar su gravedad. Algunas pruebas para diagnosticar la miocarditis incluyen las siguientes:

  • Electrocardiograma. Esta prueba rápida e indolora muestra los patrones eléctricos del corazón y puede detectar latidos cardíacos irregulares.
  • Radiografía de tórax. Una radiografía del tórax permite ver el tamaño y la forma del corazón y la presencia de líquido en el corazón o alrededor de este que podría indicar insuficiencia cardíaca.
  • Resonancia magnética cardíaca. Una resonancia magnética cardíaca permite ver el tamaño, la forma y la estructura del corazón. En esta prueba se pueden ver los signos de inflamación del músculo cardíaco.
  • Ecocardiograma. Las ondas sonoras generan imágenes en movimiento del corazón al latir. Con un ecocardiograma, se puede ver el tamaño del corazón y si bombea bien. Con esta prueba también pueden descubrirse problemas en las válvulas, un coágulo dentro del corazón o si hay líquido alrededor de este.
  • Análisis de sangre. Los análisis de sangre que sirven para diagnosticar o confirmar la miocarditis incluyen un hemograma completo y un análisis para revisar los niveles de determinadas proteínas (enzimas) que indican daño en el músculo cardíaco. También pueden hacerse otros análisis de sangre para determinar si tienes anticuerpos contra virus y otros organismos que podrían causar una infección relacionada con la miocarditis.
  • Cateterismo cardíaco y biopsia del músculo cardíaco. Se inserta un pequeño tubo (catéter) en una vena de la pierna o el cuello y se lo dirige hasta el corazón. En algunos casos, los médicos utilizan un instrumento especial para extraer una pequeña muestra de tejido del músculo cardíaco (biopsia) para analizarla en el laboratorio y revisar si hay inflamación o infección.

Tratamiento

En muchas personas, la miocarditis mejora por sí sola o con tratamiento, lo que permite una recuperación total. El tratamiento de la miocarditis se centra en la causa y los síntomas, como la insuficiencia cardíaca.

Medicamentos

Es posible que las personas con miocarditis leve solo necesiten reposo y medicamentos.

  • Corticoides. Algunos tipos poco frecuentes de miocarditis viral, como la miocarditis eosinofílica y la de células gigantes, pueden mejorar con corticoides u otros medicamentos para inhibir el sistema inmunitario.
  • Medicamentos para el corazón. Si la miocarditis provoca insuficiencia cardíaca o arritmias, es posible que tengas que quedarte en el hospital. Según los signos y síntomas, el médico recetará medicamentos u otros tratamientos. Por ejemplo, si tienes ciertos ritmos cardíacos irregulares o insuficiencia cardíaca grave, es posible que te receten medicamentos para reducir el riesgo de que se formen coágulos sanguíneos en el corazón.

    Si el corazón está débil, es posible que el médico recete medicamentos para la presión arterial, a fin de que el corazón no se esfuerce tanto o de ayudar al cuerpo a eliminar el exceso de líquidos. Estos medicamentos podrían incluir diuréticos, betabloqueadores, inhibidores de la enzima convertidora de la angiotensina (ECA), o antagonistas de los receptores de la angiotensina II (ARA-II).

  • Medicamentos para tratar afecciones médicas crónicas. Si la miocarditis se debe a una enfermedad crónica, como el lupus, el tratamiento se dirige a esa enfermedad subyacente.

Cirugías y procedimientos

Si tienes miocarditis grave, necesitarás un tratamiento intensivo, que podría incluir lo siguiente:

  • Medicamentos intravenosos. Los medicamentos que se administran a través de una vena se usan para mejorar rápidamente la capacidad de bombeo del corazón.
  • Dispositivo de asistencia ventricular. Un dispositivo de asistencia ventricular es un dispositivo que ayuda a bombear sangre desde las cavidades inferiores del corazón (los ventrículos) hacia el resto del cuerpo. Los dispositivos de asistencia ventricular se usan en personas que tienen el corazón debilitado o insuficiencia cardíaca. Este tratamiento puede usarse para permitir que el corazón se recupere, o bien durante la espera para recibir otros tratamientos, como un trasplante de corazón.
  • Globo de contrapulsación aórtica. El médico inserta un tubo delgado (catéter) dentro de un vaso sanguíneo en la pierna y lo guía hasta el corazón con el uso de imágenes por rayos X. Un globo que está adherido al extremo del catéter se infla y desinfla en la arteria principal (aorta) que sale desde el corazón y se dirige al resto del cuerpo. Una globo de contrapulsación aórtica ayuda a aumentar el flujo de sangre y disminuye el esfuerzo del corazón.
  • Oxigenación por membrana extracorpórea. Una máquina de oxigenación por membrana extracorpórea imita la función de los pulmones. Elimina el dióxido de carbono y agrega oxígeno a la sangre. Si tienes insuficiencia cardíaca grave, este dispositivo puede darle oxígeno a tu cuerpo. Durante la oxigenación por membrana extracorpórea, la sangre sale del cuerpo, pasa por la máquina y, luego, regresa al cuerpo.

    La máquina de oxigenación por membrana extracorpórea asume la función del corazón. Este tratamiento puede usarse para permitir que el corazón se recupere, o bien durante la espera para recibir otros tratamientos, como un trasplante de corazón.

  • Trasplante de corazón. Si tienes miocarditis grave, tu médico podría recomendarte un trasplante urgente de corazón.

Algunas personas con miocarditis pueden tener un daño crónico e irreversible en el músculo del corazón que requiere tomar medicamentos de por vida, mientras que otras personas necesitan medicamentos solo durante algunos meses y luego se recuperan por completo. De cualquier manera, es posible que el médico te recomiende hacer citas de seguimiento y pruebas periódicas para evaluar tu afección.

Estudios clínicos

Explora los estudios de Mayo Clinic que ensayan nuevos tratamientos, intervenciones y pruebas para prevenir, detectar, tratar o controlar esta afección.

Estilo de vida y remedios caseros

Descansar y reducir la carga de trabajo del corazón es una parte importante de la recuperación. Es probable que el médico te indique qué tipo de actividad física puedes hacer durante los meses en que el corazón esté recuperándose y en qué momento reanudar tus actividades regulares.

Si tienes miocarditis, deberás evitar los deportes competitivos durante por lo menos 3 a 6 meses.

Si tienes algún daño cardíaco persistente, es importante que:

  • Limites el consumo de sal
  • Restrinjas la cantidad de líquidos que bebas (el médico te dirá cuál debe ser tu ingesta de líquidos)
  • Evites el alcohol o solo bebas una cantidad mínima
  • Evites el hábito de fumar.

Preparación para la consulta

Es probable que primero consultes con tu médico de atención primaria. Si tienes síntomas graves, podrías consultar con el médico de una sala de emergencias. Es probable que te remitan a un médico especializado en afecciones cardíacas (cardiólogo) y, posiblemente, a un médico especializado en enfermedades infecciosas.

Qué puedes hacer

A continuación, encontrarás información que te ayudará a prepararte para la cita. Anota los siguientes detalles:

  • Tus síntomas, incluso cualquiera que pueda parecer que no esté relacionado con el motivo por el que programaste la cita médica, y cuándo comenzaron
  • Información personal importante, lo que incluye enfermedades recientes y sus síntomas, lugares a donde viajaste recientemente, y tus antecedentes médicos y los de tu familia
  • Todos los medicamentos, vitaminas u otros suplementos que tomes, y las dosis
  • Preguntas para hacerle al médico

En el caso de la miocarditis, estas son algunas preguntas básicas para hacerle al médico:

  • ¿Cuál es la causa más probable de mis síntomas?
  • ¿Cuáles son otras causas posibles?
  • ¿Qué pruebas necesito hacerme?
  • ¿Cómo se trata la miocarditis?
  • ¿Qué efectos secundarios podría provocar el tratamiento?
  • ¿Hay alternativas al enfoque principal que sugieres?
  • Tengo otras enfermedades. ¿Cuál es la mejor manera de controlarlas en conjunto?
  • ¿Tengo que restringir mis actividades?
  • ¿Hay folletos u otro material impreso que pueda llevarme? ¿Qué sitios web me recomienda?

No dudes en hacer otras preguntas. Lleva a un familiar o un amigo a la cita médica, si es posible, para que te ayuden a recordar la información que recibirás.

Qué esperar del médico

Es probable que el médico te haga varias preguntas, que incluyen:

  • ¿Estuviste enfermo o te recuperaste de otra enfermedad recientemente?
  • ¿Viajaste fuera del país recientemente?
  • ¿Existe algo que, al parecer, haga que los síntomas mejoren?
  • ¿Existe algo que, al parecer, haga que los síntomas empeoren?

Miocarditis - atención en Mayo Clinic

Nov. 30, 2021
  1. AskMayoExpert. Myocarditis. Mayo Clinic; 2020.
  2. Cooper LT. Clinical manifestations and diagnosis of myocarditis in adults. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed May 4, 2021.
  3. Ammirati E, et al. Management of acute myocarditis and chronic inflammatory cardiomyopathy. Circulation. 2020; doi:10.1161/CIRCHEARTFAILURE.120.007405.
  4. Cooper LT. Etiology and pathogenesis of myocarditis. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed May 4, 2021.
  5. Siripanthong B, et al. Recognizing COVID-19–related myocarditis: The possible pathophysiology and proposed guideline for diagnosis and management. Heart Rhythm. 2020; doi:10.1016/j.hrthm.2020.05.001.
  6. Ferri FF. Myocarditis. In: Ferri's Clinical Advisor 2021. Elsevier; 2021. https://www.clinicalkey.com. Accessed May 4, 2021.
  7. Cooper LT. Treatment and prognosis of myocarditis in adults. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed May 4, 2021.
  8. Allan CK, et al. Clinical manifestations and diagnosis of myocarditis in children. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed May 4, 2021.
  9. Bonow RO, et al., eds. Myocarditis. In: Braunwald's Heart Disease: A Textbook of Cardiovascular Medicine. 11th ed. Elsevier; 2019. https://www.clinicalkey.com. Accessed May 4, 2021.
  10. AskMayoExpert. COVID-19: Myocardial injury (adult). Mayo Clinic; 2020.
  11. Healthy habits to help prevent flu. Centers for Disease Control and Prevention. https://www.cdc.gov/flu/prevent/actions-prevent-flu.htm. Accessed May 4, 2021.
  12. Cooper LT, et al. The role of endomyocardial biopsy in the management of cardiovascular disease: A scientific statement from the American Heart Association, the American College of Cardiology, and the European Society of Cardiology. Circulation. 2007;116:2216.
  13. Riggin ER. Allscripts EPSi. Mayo Clinic. May 5, 2021.
  14. Mankad R (expert opinion). Mayo Clinic. March 6, 2017.
  15. AskMayoExpert. COVID-19: Myocardial injury (adult). Mayo Clinic; 2020.
  16. Lopez-Jimenez F (expert opinion). Mayo Clinic. Nov. 29, 2021.
  17. Myocarditis and pericarditis after mRNA COVID-19 vaccination. Centers for Disease Control and Prevention. https://www.cdc.gov/coronavirus/2019-ncov/vaccines/safety/myocarditis.html. Accessed Nov. 29, 2021.
  18. Mankad R (expert opinion). Mayo Clinic. Nov. 29, 2021.
  19. Mouch SA, et al. Myocarditis following COVID-19 mRNA vaccination. Vaccine. 2021; doi:10.1016/j.vaccine.2021.05.087.
  20. Mevorach D, et al. Myocarditis after BNT162b2 mRNA vaccine against Covid-19 in Israel. The New England Journal of Medicine. 2021; doi:10.1056/NEJMoa2109730.