Diagnóstico

Si presentas signos y síntomas que puedan indicar un mesotelioma, tu doctor hará un examen físico para detectar bultos u otros signos inusuales.

El médico puede pedir exploraciones por imágenes, como rayos X del pecho y una tomografía computarizada de tu pecho o abdomen para buscar anormalidades.

Según los resultados, quizás debas hacerte más exámenes para determinar si lo que está causando tus signos y síntomas es un mesotelioma u otra enfermedad.

Biopsia

La biopsia, un procedimiento para extraer una pequeña muestra de tejido para examinarla en el laboratorio, es la única manera de determinar si tienes mesotelioma. Dependiendo del área de tu cuerpo que esté afectada, tu doctor selecciona el procedimiento de biopsia más adecuado para ti.

Las opciones incluyen:

  • Aspiración con aguja fina. El doctor extrae líquido o una muestra de tejido con una pequeña aguja que inserta en tu pecho o abdomen.
  • Toracoscopía . La toracoscopía permite que el cirujano vea dentro de tu pecho. En este procedimiento, el cirujano hace una pequeña incisión, o varias, entre tus costillas. Se inserta un tubo con una cámara de video pequeñísima dentro de la cavidad de tu pecho — un procedimiento que a veces se llama cirugía toracoscópica asistida por video. Unos instrumentos quirúrgicos especiales le permiten a tu cirujano cortar pequeñas muestras de tejido para analizarlas.
  • Laparoscopía. La laparoscopía permite que el cirujano pueda ver el interior de tu abdomen. Usando una pequeña incisión, o varias, en tu abdomen, el cirujano inserta un tubo con una cámara pequeñísima e instrumentos quirúrgicos especiales para obtener una muestra de tejido para examinarla.
  • Toracotomía. La toracotomía es una cirugía para abrir tu pecho entre las costillas para permitirle al cirujano observar si hay signos de una enfermedad. Se puede extraer una muestra de tejido para analizarla.
  • Laparotomía. La laparotomía es una cirugía para abrir tu abdomen para permitirle al cirujano observar si hay signos de una enfermedad. Se puede extraer una muestra de tejido para analizarla.

La muestra de tejido se analiza bajo un microscopio para ver si el tejido anormal es mesotelioma y qué tipos de células están implicadas. El tipo de mesotelioma que tengas determina tu plan de tratamiento.

Para determinar la magnitud del cáncer

Luego de confirmar que tienes mesotelioma, quizás tu doctor recomiende exámenes adicionales para determinar si el cáncer se ha extendido a tus nódulos linfáticos o a otras áreas de tu cuerpo.

Los exámenes pueden incluir:

  • Exploración por tomografía computarizada del pecho y el abdomen
  • Imágenes por resonancia magnética
  • Tomografía por emisión de positrones

Tu médico determinará qué exámenes son adecuados para ti. No todas las personas necesitan todos los exámenes.

Tu médico usa la información que resulte de estos exámenes para asignar una etapa a tu cáncer. Las etapas de mesotelioma pleural se indican con números romanos del 0 al IV. Un número más bajo significa que el cáncer probablemente está localizado en el área alrededor de los pulmones, y el número más alto quiere decir que el cáncer se ha extendido a otras partes del cuerpo.

El sistema de etapas para el cáncer continúa evolucionando y se está volviendo más complejo al mejorar los médicos el diagnóstico y tratamiento del cáncer. Tu médico usa la etapa de cáncer para seleccionar los tratamientos que son mejores para ti.

Las etapas formales no están disponibles para otros tipos de mesotelioma porque son raros y no se han estudiado bien.

Tratamiento

El tratamiento al que te sometes para el mesotelioma depende de tu salud y de ciertos aspectos del cáncer que padeces, como el estadio y la ubicación.

Lamentablemente, el mesotelioma suele ser una enfermedad agresiva y, para la mayoría de las personas, no hay cura. Por lo general, el mesotelioma se diagnostica en una etapa avanzada, cuando no es posible extirpar el cáncer mediante una operación. Sin embargo, el médico puede trabajar en controlar el cáncer para que te sientas más cómodo.

Discute los objetivos del tratamiento con tu médico. Algunas personas quieren hacer todo lo posible para tratar el cáncer que padecen, incluso si eso significa soportar efectos secundarios para una pequeña posibilidad de mejoría. Otros prefieren los tratamientos que los hacen sentir cómodos, de modo que puedan vivir el tiempo que les queda de vida con la menor cantidad de síntomas posibles.

Cirugía

Los cirujanos trabajan para eliminar el mesotelioma cuando se diagnostica en un estadio temprano. En algunos casos, esto puede curar el cáncer.

A veces, no es posible extirpar todo el cáncer. En esos casos, la cirugía puede ayudar a reducir los signos y síntomas causados por el mesotelioma que se disemina por el cuerpo.

Las opciones quirúrgicas pueden comprender las siguientes:

  • Cirugía para disminuir la acumulación de líquido. El mesotelioma pleural puede provocar que el líquido se acumule en el tórax, lo que dificulta la respiración. Los cirujanos insertan un tubo o catéter en el tórax para extraer el líquido. También pueden inyectar medicamentos en el tórax para evitar que el líquido regrese (pleurodesis).
  • Cirugía para extirpar el tejido que está alrededor de los pulmones o del abdomen. Los cirujanos pueden extraer el tejido que recubre las costillas y los pulmones (pleurectomía) o la cavidad abdominal (peritonectomía). Este procedimiento no cura el mesotelioma, pero puede aliviar los signos y síntomas.
  • Cirugía para extirpar la mayor cantidad de cáncer que sea posible (cirugía citorreductora). Si no se puede extirpar todo el cáncer, los cirujanos pueden tratar de extraer la mayor cantidad posible. La cirugía citorreductora les permite a los médicos dirigir los tratamientos con radiación de forma más precisa para aliviar el dolor y la acumulación de líquidos causados por el mesotelioma.
  • Cirugía para extirpar un pulmón y el tejido que lo rodea. Extraer el pulmón afectado y el tejido que lo rodea puede aliviar los signos y síntomas del mesotelioma pleural. Si recibirás radioterapia en el tórax después de la cirugía, este procedimiento también les permite a los médicos utilizar dosis más altas, ya que no tendrán que preocuparse por proteger el pulmón de la radiación nociva.

Quimioterapia

En la quimioterapia, se usan sustancias químicas para eliminar las células cancerosas. La quimioterapia sistémica se desplaza por todo el cuerpo y puede disminuir o retardar el crecimiento de un mesotelioma que no se puede eliminar mediante cirugía. La quimioterapia también se puede utilizar antes de una cirugía (quimioterapia neoadyuvante) para facilitar una operación o después de ella (quimioterapia adyuvante) para reducir la probabilidad de que el cáncer vuelva.

Los medicamentos de la quimioterapia se pueden calentar y administrar directamente en la cavidad abdominal (quimioterapia intraperitoneal) en los casos de mesotelioma peritoneal. Mediante esta estrategia, los medicamentos de la quimioterapia pueden alcanzar el mesotelioma de forma directa sin dañar las células sanas de otras partes del cuerpo. Esto les permite a los médicos administrar dosis más altas de medicamentos de la quimioterapia.

Radioterapia

La radioterapia centra haces de alta energía de fuentes como rayos X y protones en un punto o puntos específicos del cuerpo. También se puede utilizar después de la cirugía para destruir todas las células cancerosas restantes. También puede ayudar a disminuir los signos y síntomas del cáncer avanzado en situaciones donde la cirugía no es una opción.

Ensayos clínicos

Los ensayos clínicos son estudios de nuevos métodos de tratamiento del mesotelioma. Las personas que padecen mesotelioma pueden participar en un ensayo clínico y tener la oportunidad de probar nuevos tipos de tratamiento. Sin embargo, no se garantiza la cura. Considera con cuidado las opciones de tratamiento y habla con tu médico sobre qué ensayos clínicos están a tu disposición. Tu participación en un ensayo clínico puede ayudar a los médicos a entender mejor cómo tratar el mesotelioma en el futuro.

En la actualidad, por medio de ensayos clínicos, se investigan varios abordajes nuevos al tratamiento del mesotelioma, entre ellos:

  • La terapia dirigida, que implica el uso de medicamentos que atacan las anomalías específicas en el interior de las células cancerosas.
  • La terapia biológica, que usa el sistema inmunitario del organismo para combatir el cáncer.
  • La genoterapia, que implica la alteración de los genes dentro de las células cancerosas con el fin de detener la enfermedad.

Tratamiento para otros tipos de mesoteliomas

El mesotelioma pericardial y el mesotelioma de túnica vaginal son muy poco frecuentes. El cáncer en estadio temprano se puede extirpar por medio de cirugía. Sin embargo, los médicos todavía tienen que determinar la mejor manera de tratar los tipos de cáncer en estadios más avanzados. El médico puede recomendarte otros tratamientos para mejorar tu calidad de vida.

Surgery

Surgeons work to remove mesothelioma when it's diagnosed at an early stage. In some cases this may cure the cancer.

Most of the time, it isn't possible to remove all of the cancer. In this situation, surgery may help to reduce the signs and symptoms caused by mesothelioma spreading in your body.

Surgical options may include:

  • Surgery to decrease fluid buildup. Pleural mesothelioma may cause fluid to build up in your chest, causing difficulty breathing. Surgeons insert a tube or catheter into your chest to drain the fluid. Doctors may also inject medicine into your chest to prevent fluid from returning (pleurodesis).
  • Surgery to remove the tissue around the lungs. Surgeons may remove the tissue lining the ribs and the lungs (pleurectomy). This procedure won't cure mesothelioma, but may relieve signs and symptoms.
  • Surgery to remove a lung and the surrounding tissue. Removing the affected lung and the tissue that surrounds it may relieve signs and symptoms of pleural mesothelioma. If you'll be receiving radiation therapy to the chest after surgery, this procedure also allows doctors to use higher doses, since they won't need to worry about protecting your lung from damaging radiation.
  • Surgery for peritoneal mesothelioma. Peritoneal mesothelioma is sometimes treated with surgery to remove as much of the cancer as possible. Chemotherapy may be used before or after surgery.

Chemotherapy

Chemotherapy uses chemicals to kill cancer cells. Systemic chemotherapy travels throughout the body and may shrink or slow the growth of a mesothelioma that can't be removed using surgery. Chemotherapy may also be used before surgery (neoadjuvant chemotherapy) to make an operation easier or after surgery (adjuvant chemotherapy) to reduce the chance that cancer will return.

Chemotherapy drugs may also be heated and administered directly into the abdominal cavity (intraperitoneal chemotherapy), in the case of peritoneal mesothelioma.

Radiation therapy

Radiation therapy focuses high-energy beams from sources such as X-rays and protons to a specific spot or spots on your body. Radiation may be used after surgery to kill any remaining cancer cells. It may also help reduce signs and symptoms of advanced cancer in situations where surgery isn't an option.

Other treatments

In certain situations, other treatments might be used to treat mesothelioma. Other treatments include:

  • Immunotherapy. Immunotherapy uses your immune system to fight cancer. Your body's disease-fighting immune system may not attack your cancer because the cancer cells produce proteins that blind the immune system cells. Immunotherapy works by interfering with that process. This treatment might be an option if other treatments aren't working.
  • Targeted therapy. Targeted therapy uses drugs that attack specific vulnerabilities in cancer cells. These drugs aren't commonly used for treating mesothelioma, but your doctor might recommend targeted therapy based on the results of tumor DNA testing.

Clinical trials

Clinical trials are studies of new mesothelioma treatment methods. People with mesothelioma may opt for a clinical trial for a chance to try new types of treatment. However, a cure isn't guaranteed. Carefully consider your treatment options and talk to your doctor about what clinical trials are open to you. Your participation in a clinical trial may help doctors better understand how to treat mesothelioma in the future.

Clinical trials are currently investigating a number of new approaches to mesothelioma treatment, including new targeted therapy drugs and new approaches to immunotherapy.

Treatment for other types of mesothelioma

Pericardial mesothelioma and mesothelioma of tunica vaginalis are very rare. Early-stage cancer may be removed through surgery. Doctors have yet to determine the best way to treat later-stage cancers, though. Your doctor may recommend other treatments to improve your quality of life.

Estudios clínicos

Explora los estudios de Mayo Clinic de evaluación de tratamientos, intervenciones y análisis nuevos como medio para prevenir, detectar, tratar o controlar esta enfermedad.

Medicina alternativa

Ningún tratamiento de medicina alternativa ha demostrado ser útil para tratar el mesotelioma. Pero los tratamientos complementarios y alternativos quizás ayuden a controlar los signos y síntomas del mesotelioma. Habla sobre las opciones con tu médico.

El mesotelioma puede causar una presión en tu pecho que te haga sentir como si siempre te faltara el aliento. La falta de aliento puede causar angustia. Quizás tu doctor recomiende usar oxígeno suplementario o tomar medicamentos que te alivien, pero con frecuencia no es suficiente. Combinar los tratamientos recomendados por tu doctor con enfoques complementarios y alternativos quizás te ayude a sentirte mejor.

Los tratamientos alternativos que se han mostrado prometedores para ayudar a las personas a afrontar la disnea (estar sin aliento) incluyen:

  • Acupuntura. La acupunctura usa agujas finas insertadas en puntos precisos en tu piel.
  • Entrenamiento de la respiración. Un enfermero o fisioterapeuta puede enseñarte técnicas de respiración para que las uses cuando te falte el aliento. Algunas veces quizás te falte el aliento y comience a darte pánico. Usar estas técnicas quizás te ayude a sentir que tienes más control sobre tu respiración.
  • Ejercicios de relajación. Poner tensos los diferentes grupos de músculos y relajarlos lentamente quizás te ayude a sentirte más cómodo y a respirar con más facilidad. Tu médico quizás te derive a un terapeuta que te enseñe ejercicios de relajación para que puedas hacerlos tú solo.
  • Sentarte cerca de un ventilador. Poner un ventilador que te dé aire en la cara puede ayudarte a aliviar la sensación de disnea.

Estrategias de afrontamiento y apoyo

Un diagnóstico de mesotelioma puede ser devastador no solo para ti sino también para tu familia y tus amigos. Para lograr un cierto sentido de control, intenta:

  • Aprender lo suficiente acerca del mesotelioma para poder tomar decisiones sobre tu cuidado. Escribe las preguntas para hacerle a tu doctor. Pide información a tu equipo de atención médica para ayudarte a entender mejor tu trastorno. Buenos lugares para comenzar a buscar más información incluyen National Cancer Institute (Instituto Nacional del Cáncer) y American Cancer Society (Sociedad Estadounidense del Cáncer).
  • Rodéate de apoyo. Tus amigos cercanos o tu familia pueden ayudarte con tareas de todos los días, como llevarte a tus citas médicas o a sesiones de tratamiento. Si tienes problemas para pedir ayuda, aprende a ser honesto contigo mismo y acepta la ayuda cuando la necesites.
  • Busca a otras personas con cáncer. Pide a tu equipo de cuidados médicos que te ayude a encontrar grupos de apoyo en tu comunidad. Algunas veces estas son preguntas que solo pueden ser respondidas por otras personas con cáncer. Los grupos de apoyo te ofrecen una oportunidad de hacer estas preguntas y recibir apoyo de personas que entienden tu situación. Los tableros de mensajes en Internet, como American Cancer Society's Cancer Survivors Network (Red de supervivientes de cáncer de la Sociedad Estadounidense del Cáncer), pueden ofrecer beneficios similares y permitirte anonimidad.
  • Planea con tiempo. Pide a tu equipo de cuidados médicos información sobre instrucciones anticipadas que le darán una guía a tu familia sobre tus deseos en cuanto a cuidados médicos en caso de que tú ya no puedas comunicarlas por ti mismo.

Preparación para la consulta

Si tienes síntomas pulmonares o abdominales, comienza por hacer una cita con tu médico de cabecera. Si tu doctor sospecha que puedas tener mesotelioma, te va a derivar a un doctor que se especializa en enfermedades pulmonares (pulmonólogo) o en problemas abdominales (gastroenterólogo).

Como las citas pueden ser breves, y porque con frecuencia hay mucho de qué hablar, es una buena idea estar bien preparado. Aquí hay algo de información para ayudarte a prepararte, y saber qué esperar de tu doctor.

Qué puedes hacer

  • Ten en cuenta cualquier restricción previa a la cita. Cuando hagas la cita, asegúrate de preguntar si hay algo que debes hacer previamente, como restringir tu dieta.
  • Anota cualquier síntoma que estés experimentando, incluyendo alguno que parezca no estar relacionado a la razón por la que pediste la cita.
  • Anota información personal clave, incluyendo cualquier estrés de importancia o cambios recientes en tu vida.
  • Haz una lista de todos los medicamentos, vitaminas o suplementos que estés tomando o que hayas tomado recientemente.
  • Considera llevar contigo a un familiar o a un amigo. Algunas veces puede ser difícil recordar toda la información recibida durante una cita médica. Alguien que te acompañe puede recordar algo que se te pasó por alto o que olvidaste.
  • Anota las preguntas que quieras hacerle a tu doctor.
  • Lleva contigo cualquier expediente médico, como rayos X hechos en el pasado, que tengan relación con tu trastorno.

El tiempo que pasas con tu doctor es limitado, así que preparar una lista de preguntas puede ayudarte a aprovecharlo. Organiza tus preguntas de la más a la menos importante en caso de que se acabe el tiempo. Respecto al mesotelioma, algunas preguntas básicas para hacerle a tu doctor incluyen:

  • ¿Cuál es la causa más probable de mis síntomas o trastorno?
  • ¿Cuáles son otras causas posibles de mis síntomas o trastorno?
  • ¿Qué clase de exámenes necesito hacerme?
  • ¿Puedo ver mis rayos X o exploraciones?
  • ¿Este trastorno probablemente es temporario, o crónico?
  • ¿Cuál es el mejor procedimiento a seguir?
  • ¿Cuáles son las alternativas al enfoque primario que usted sugiere?
  • Tengo estos otros trastornos de salud. ¿Cuál es la mejor manera de controlarlos juntos?
  • ¿Hay algunas restricciones que deba tener en cuenta?
  • ¿Debería consultar a un especialista? ¿Cuánto va a costar, y lo cubrirá mi seguro de salud?
  • ¿Hay algunos folletos u otros materiales impresos que pueda llevarme? ¿Qué sitios de web me recomienda?
  • ¿Qué va a determinar si tengo que volver para una visita de seguimiento?

Además de las preguntas que hayas preparado para hacerle al doctor, no dudes en preguntar otras que surjan.

Qué esperar de tu doctor

Es probable que tu doctor te haga varias preguntas. Estar preparado para responderlas puede darte más tiempo para hablar sobre otros temas. Quizás tu doctor te pregunte:

  • ¿Cuándo comenzaste a experimentar síntomas?
  • Tus síntomas, ¿son continuos u ocasionales?
  • ¿Cómo son de serios tus síntomas?
  • ¿Hay algo que parezca mejorarlos?
  • ¿Hay algo que parezca empeorarlos?
  • ¿Sientes dolor si respiras profundo?
  • ¿Tus síntomas afectan tu capacidad para trabajar?
  • ¿Alguna vez trabajaste con asbesto?

Qué puedes hacer entretanto

Intenta evitar cualquier cosa que empeore tus signos y síntomas. Por ejemplo, si te falta el aliento, trata de tomar las cosas con calma hasta que puedas reunirte con tu doctor. Si tu dificultad para respirar se vuelve angustiante o incómoda, busca atención médica de inmediato.

What you can do

  • Be aware of any pre-appointment restrictions. At the time you make the appointment, be sure to ask if there's anything you need to do in advance, such as restrict your diet.
  • Write down any symptoms you're experiencing, including any that may seem unrelated to the reason for which you scheduled the appointment.
  • Write down key personal information, including any major stresses or recent life changes.
  • Make a list of all medications, vitamins or supplements that you're taking or that you've taken recently.
  • Consider taking a family member or friend along. Sometimes it can be difficult to remember all the information provided during an appointment. Someone who accompanies you may remember something that you missed or forgot.
  • Write down questions to ask your doctor.
  • Gather any medical records, such as past chest X-rays, that relate to your condition.

Your time with your doctor is limited, so preparing a list of questions can help you make the most of your time together. List your questions from most important to least important in case time runs out. For mesothelioma, some basic questions that you might consider asking your doctor include:

  • What is likely causing my symptoms or condition?
  • What are other possible causes for my symptoms or condition?
  • What kinds of tests do I need?
  • Can I see my X-rays or scans?
  • Is my condition likely temporary or chronic?
  • What is the best course of action?
  • What are the alternatives to the primary approach that you're suggesting?
  • I have these other health conditions. How can I best manage them together?
  • Are there any restrictions that I need to follow?
  • Should I see a specialist? What will that cost, and will my insurance cover it?
  • Are there brochures or other printed material that I can take with me? What websites do you recommend?
  • What will determine whether I should plan for a follow-up visit?

In addition to the questions that you've prepared to ask your doctor, don't hesitate to ask other questions that occur to you.

What to expect from your doctor

Your doctor is likely to ask you a number of questions. Being ready to answer them may allow more time to cover other points you want to address. Your doctor may ask:

  • When did you first begin experiencing symptoms?
  • Have your symptoms been continuous or occasional?
  • How severe are your symptoms?
  • What, if anything, seems to improve your symptoms?
  • What, if anything, appears to worsen your symptoms?
  • Does it hurt to take a deep breath?
  • Do your symptoms affect your ability to work?
  • Have you ever worked with asbestos?

What you can do in the meantime

Try to avoid anything that worsens your signs and symptoms. For instance, if you're experiencing shortness of breath, try to take it easy until you can meet with your doctor. If your breathlessness becomes distressing or uncomfortable, seek immediate medical attention.

Mesotelioma - atención en Mayo Clinic

Dec. 22, 2017
References
  1. Malignant pleural mesothelioma. Fort Washington, Pa.: National Comprehensive Cancer Network. http://www.nccn.org/professionals/physician_gls/f_guidelines.asp. Accessed Sept. 17, 2015.
  2. Niederhuber JE, et al., eds. Diseases of the pleura and mediastinum. In: Abeloff's Clinical Oncology. 5th ed. Philadelphia, Pa.: Churchill Livingstone Elsevier; 2014. http://www.clinicalkey.com. Accessed Sept. 17, 2015.
  3. Broaddus VC, et al. Pleural tumors. In: Murray and Nadel's Textbook of Respiratory Medicine. 6th ed. Philadelphia, Pa.: Saunders Elsevier; 2015. http://www.clinicalkey.com. Accessed Sept. 17, 2015.
  4. Chekol SS, et al. Malignant mesothelioma of the tunica vaginalis testis: Diagnostic studies and differential diagnosis. Archives of Pathology & Laboratory Medicine. 2012;136:113.
  5. Mirarabshahii P, et al. Diffuse malignant peritoneal mesothelioma: An update on treatment. Cancer Treatment Reviews. 2012;38:605.
  6. Kamal AH, et al. Dyspnea review for the palliative care professional: Treatment goals and therapeutic options. Palliative Care Review. 2012;15:106.
  7. Malignant mesothelioma treatment – for health professionals (PDQ). National Cancer Institute. http://www.cancer.gov/types/mesothelioma/hp/mesothelioma-treatment-pdq. Accessed Sept. 17, 2015.
  8. Cook AJ. Decision Support System. Mayo Clinic, Rochester, Minn. June 29, 2015.
  9. OSHA Fact Sheet: Asbestos. Occupational Safety and Health Administration. http://www.osha.gov/SLTC/asbestos/hazards.html. Accessed Oct. 7, 2015.
  10. Protect your family. U.S. Environmental Protection Agency. http://www2.epa.gov/asbestos/protect-your-family. Accessed Oct. 7, 2015.
  11. Amin MB, et al., eds. Malignant pleural mesothelioma. In: AJCC Cancer Staging Manual. 8th ed. New York, NY: Springer; 2017.