Descripción general

El carcinoma de células de Merkel es un tipo de cáncer poco frecuente que suele manifestarse como un nódulo de color carne o rojo azulado, a menudo en el rostro, la cabeza o el cuello. También recibe el nombre de carcinoma neuroendocrino de la piel.

La mayoría de las veces aparece en las personas mayores. La exposición prolongada al sol o un sistema inmunitario débil pueden aumentar tu riesgo de tener carcinoma de células de Merkel.

Este carcinoma suele crecer velozmente y diseminarse con rapidez a otras partes del cuerpo. Las opciones de tratamiento para el carcinoma de células de Merkel a menudo depende de si el cáncer se ha diseminado más allá de la piel.

Síntomas

Habitualmente, el primer signo de carcinoma de células de Merkel es un nódulo (tumor) indoloro en la piel que crece con rapidez. Puede tener el color de la piel o aparecer en tonos de rojo, azul o púrpura. La mayoría de los carcinomas de células de Merkel aparecen en el rostro, la cabeza o el cuello, pero pueden manifestarse en cualquier parte del cuerpo, incluso en áreas que no están expuestas a la luz del sol.

Cuándo consultar al médico

Si notas un lunar, una peca o un bulto que cambia de tamaño, de forma o de color, que crece rápidamente o que sangra con facilidad después de un traumatismo menor, por ejemplo, al lavarte la piel o al afeitarte, pide una consulta con tu médico.

Causas

Las causas del carcinoma de células de Merkel no están claras. El carcinoma de células de Merkel comienza en las células de Merkel. Las células de Merkel se encuentran en la base de la capa más externa de piel (epidermis). Las células de Merkel están conectadas con las terminaciones nerviosas de la piel que son responsables del sentido del tacto.

Hace poco, los investigadores descubrieron que hay un virus común relacionado con las causas de la mayoría de los casos de carcinoma de células de Merkel. El virus (poliomavirus de las células de Merkel) vive en la piel y no causa signos ni síntomas. Aún no se ha determinado la forma en la que este virus causa el carcinoma de células de Merkel. Dado que el virus es muy frecuente y que el carcinoma de células de Merkel es muy raro, es probable que haya otros factores de riesgo que cumplan una función en la aparición de este tipo de cáncer.

Factores de riesgo

Los factores que pueden aumentar tu riesgo de tener carcinoma de células de Merkel incluyen los siguientes:

  • Exposición excesiva a la luz del sol natural o artificial. La exposición a la luz ultravioleta, como la luz que proviene del sol o de las camas solares, aumenta tu riesgo de tener carcinoma de células de Merkel. La mayoría de los carcinomas de células de Merkel aparecen en las superficies de la piel que están expuestas al sol.
  • Sistema inmunitario debilitado. Las personas cuyo sistema inmunitario está debilitado, entre ellas, las que tienen infección por VIH, las que toman medicamentos que inhiben la respuesta inmunitaria o las que padecen leucemias crónicas, son más propensas a desarrollar carcinoma de células de Merkel.
  • Antecedentes de otros cánceres de piel. Se asocia al carcinoma de células de Merkel con el desarrollo de otros cánceres de piel, como el carcinoma basocelular y el de células escamosas.
  • La edad. Tu riesgo de desarrollar carcinoma de células de Merkel aumenta a medida de envejeces. Este cáncer es más frecuente en las personas mayores de 50 años, aunque puede presentarse a cualquier edad.
  • Color de piel claro. Generalmente, el carcinoma de células de Merkel aparece en las personas cuyo color de piel es claro. Las personas de tez blanca son mucho más propensas a verse afectadas por este cáncer de piel en comparación con las de tez negra.

Complicaciones

Cáncer que se disemina a otras partes del cuerpo

Incluso con tratamiento, el carcinoma de células de Merkel frecuentemente se disemina (hace metástasis) más allá de la piel. Este carcinoma suele migrar primero a los ganglios linfáticos cercanos. Luego puede diseminarse al cerebro, los huesos, el hígado o los pulmones, donde puede afectar el funcionamiento de estos órganos. El cáncer que hizo metástasis es más difícil de tratar y puede ser mortal.

Prevención

Si bien no se ha demostrado que la exposición a la luz del sol sea la causa del carcinoma de células de Merkel, se considera que es un factor de riesgo de este cáncer. Reducir la exposición al sol puede disminuir tu riesgo de tener cáncer de piel. Intenta lo siguiente:

  • Evita el sol durante las horas pico. Evita la exposición al sol tanto como sea posible durante las horas del día cuando la luz del sol es más fuerte, normalmente entre las 10 a. m. y las 4 p. m. Traslada tus actividades al aire libre a un horario más temprano por la mañana o más tarde durante el día.
  • Protégete la piel y los ojos. Usa un sombrero de ala ancha, ropa de tejido cerrado y anteojos para sol con protección contra la luz ultravioleta (UV).
  • Ponte abundante protector solar con frecuencia. Usa un protector solar de amplio espectro con un factor de protección solar (FPS) de por lo menos 15. Ponte abundante protector solar y vuelve a aplicártelo cada dos horas o con mayor frecuencia si practicas natación o si transpiras.
  • Presta atención a los cambios. Si notas un lunar, una peca o un bulto que cambia de tamaño, de forma o de color, habla con tu médico. La mayoría de los nódulos de la piel nunca se vuelven cancerosos; sin embargo, detectar el cáncer en sus primeros estadios aumenta las probabilidades de que el tratamiento resulte eficaz.

Aug. 08, 2017
References
  1. Niederhuber JE, et al., eds. Nonmelanoma skin cancers (Cánceres de piel que no son melanomas). En: Abeloff’s Clinical Oncology (Oncología clínica de Abeloff). 5.ª ed. Filadelfia, Pa.: Churchill Livingstone Elsevier; 2014. http://www.clinicalkey.com. Último acceso: 5 de agosto de 2015.
  2. Merkel cell carcinoma (Carcinoma de células de Merkel). Fort Washington, Pa.: National Comprehensive Cancer Network (Red Nacional Integral del Cáncer). http://www.nccn.org/professionals/physician_gls/f_guidelines.asp. Último acceso: 5 de agosto de 2015.
  3. Merkel cell carcinoma treatment (PDQ) (Tratamiento del carcinoma de células de Merkel [PDQ]). National Cancer Institute (Instituto Nacional del Cáncer). http://www.cancer.gov/types/skin/patient/merkel-cell-treatment-pdq#section/all. Último acceso: 3 de septiembre de 2015.
  4. Prevent skin cancer. American Academy of Dermatology (Prevención del cáncer de piel. Academia Estadounidense de Dermatología). http://www.aad.org/spot-skin-cancer/learn-about-skin-cancer/prevent-skin-cancer. Último acceso: 3 de septiembre de 2015.
  5. Tai, P. Pathogenesis, clinical features, and diagnosis of Merkel cell (neuroendocrine) carcinoma (Carcinoma de células de Merkel [neuroendocrino]: patogenia, características clínicas y diagnóstico). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 5 de septiembre de 2015.
  6. Church CD, et al. How does the Merkel polyomavirus lead to a lethal cancer? Many answers, many questions and a new mouse model (¿Cómo deriva el poliomavirus de Merkel en un cáncer mortal? Muchas respuestas, muchas preguntas y un nuevo modelo murino). Journal of Investigative Dermatology (Revista de Dermatología de Investigación). 2015;135:1222.