Descripción general

El carcinoma de células de Merkel es un tipo de cáncer de piel muy poco frecuente que generalmente aparece como un nódulo de color carne o rojo azulado, a menudo en la cara, la cabeza o el cuello. El carcinoma de células de Merkel también se llama carcinoma neuroendocrino de la piel.

El carcinoma de células de Merkel se desarrolla principalmente en personas mayores. La exposición al sol a largo plazo o un sistema inmunitario débil pueden aumentar el riesgo de desarrollar carcinoma de células de Merkel.

El carcinoma de células de Merkel tiende a crecer rápido y propagarse rápidamente a otras partes del cuerpo. Las opciones de tratamiento para el carcinoma de células de Merkel a menudo dependen de si el cáncer se ha diseminado más allá de la piel.

Síntomas

El primer signo de carcinoma de células de Merkel es generalmente un nódulo (tumor) indoloro de rápido crecimiento en la piel. El nódulo puede ser del color de la piel o puede tener un tono rojizo, azulado o morado. La mayoría de los carcinomas de células de Merkel aparecen en el rostro, la cabeza o el cuello, pero pueden desarrollarse en cualquier parte del cuerpo, incluso en áreas no expuestas a la luz del sol.

Cuándo consultar al médico

Si notas un lunar, una peca o un bulto que cambia de tamaño, de forma o de color, que crece rápidamente o que sangra con facilidad después de un traumatismo menor, por ejemplo, al lavarte la piel o al afeitarte, pide una consulta con tu médico.

Causas

No es claro cuáles son las causas del carcinoma de células de Merkel. El carcinoma de las células de Merkel comienza en las células de Merkel. Las células de Merkel se encuentran en la base de la capa más externa de la piel (epidermis). Las células de Merkel están conectadas a las terminaciones nerviosas de la piel que son responsables del sentido del tacto.

Los investigadores descubrieron recientemente que un virus común interviene en la mayoría de los casos de carcinoma de células de Merkel. El virus (poliomavirus de células de Merkel) vive en la piel y no causa signos ni síntomas. Aún no se ha determinado la forma exacta en la que este virus causa el carcinoma de células de Merkel. Dado que el virus es muy común y el carcinoma de células de Merkel es muy poco frecuente, es probable que otros factores de riesgo intervengan en el desarrollo de este cáncer.

Factores de riesgo

Entre los factores que pueden aumentar los riesgos de padecer carcinoma de células de Merkel se encuentran los siguientes:

  • La exposición excesiva a la luz solar artificial o natural. La exposición a la luz ultravioleta, como la luz que proviene del sol o de las camas solares, aumenta el riesgo de carcinoma de células de Merkel. La mayoría de los carcinomas de células de Merkel aparecen en las superficies de la piel frecuentemente expuestas al sol.
  • Sistema inmunitario debilitado. Las personas con sistemas inmunitarios debilitados, incluidas las personas infectadas por el VIH, las que toman medicamentos que suprimen la respuesta inmunitaria o aquellas con leucemias crónicas, tienen más probabilidades de desarrollar carcinoma de células de Merkel.
  • Antecedentes de otros tipos de cáncer de piel. El carcinoma de células de Merkel está asociado con el desarrollo de otros tipos de cáncer de piel, como el carcinoma de células basales o de células escamosas.
  • Edad avanzada. El riesgo de tener carcinoma de células de Merkel aumenta con la edad. Este cáncer es más común en personas mayores de 50 años, aunque puede manifestarse a cualquier edad.
  • Color de piel claro. El carcinoma de células de Merkel generalmente ocurre en personas que tienen la piel de color claro. Las personas de piel blanca tienen muchas más probabilidades de verse afectados por este cáncer de piel que las personas de piel negra.

Complicaciones

Cáncer que se disemina a otras partes del cuerpo

Incluso con tratamiento, el carcinoma de células de Merkel comúnmente se propaga (hace metástasis) más allá de la piel. El carcinoma de células de Merkel tiende a extenderse primero a los ganglios linfáticos cercanos. Posteriormente, puede diseminarse al cerebro, huesos, hígado o pulmones, donde puede interferir con el funcionamiento de estos órganos. El cáncer que ha hecho metástasis es más difícil de tratar y puede ser mortal.

Prevención

Si bien no se ha demostrado que la exposición a la luz solar cause el carcinoma de células de Merkel, se considera un factor de riesgo para este cáncer. Reducir la exposición al sol puede reducir el riesgo de cáncer de piel. Intenta lo siguiente:

  • Evita el sol durante las horas pico. Evita la exposición al sol lo más posible durante las horas en las que el sol es más fuerte, generalmente de 10:00 a. m. a 4:00 p. m. Cambia tus actividades al aire libre a una hora más temprano en la mañana o más tarde en el día.
  • Protege la piel y los ojos. Usa un sombrero de ala ancha, ropa de tejido cerrado y gafas de sol con protección contra la luz ultravioleta (UV).
  • Aplícate protector solar generosamente y con frecuencia. Usa un protector solar de amplio espectro con un FPS de al menos 30, incluso en días nublados. Colócate abundante cantidad de protector solar, y vuelve a aplicarlo cada dos horas —o con más frecuencia si estás nadando o transpirando—.
  • Presta atención a los cambios. Si notas un lunar, peca o protuberancia que está cambiando de tamaño, forma o color, consulta al médico. La mayoría de los nódulos de la piel nunca se convierten en cáncer, pero la detección del cáncer en sus etapas iniciales aumenta las posibilidades de que el tratamiento sea exitoso.

Jan. 11, 2019
  1. Niederhuber JE, et al., eds. Nonmelanoma skin cancers. In: Abeloff's Clinical Oncology. 5th ed. Philadelphia, Pa.: Churchill Livingstone Elsevier; 2014. https://www.clinicalkey.com. Accessed Oct. 27, 2018.
  2. Merkel cell carcinoma. Plymouth Meeting, Pa.: National Comprehensive Cancer Network. https://www.nccn.org/professionals/physician_gls/default.aspx. Accessed Aug. 1, 2018.
  3. Merkel cell carcinoma treatment (PDQ): Patient version. National Cancer Institute. https://www.cancer.gov/types/skin/patient/merkel-cell-treatment-pdq#section/all. Accessed Oct. 27, 2018.
  4. Prevent skin cancer. American Academy of Dermatology. https://www.aad.org/spot-skin-cancer/learn-about-skin-cancer/prevent-skin-cancer. Accessed Oct. 27, 2018.
  5. Tai, P. Pathogenesis, clinical features, and diagnosis of Merkel cell (neuroendocrine) carcinoma. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Oct. 27, 2018.
  6. Liu W, et al. Merkel cell polyomavirus infection and Merkel cell carcinoma. Current Opinion in Virology. 2016;20:20.