¿Puede el Ébola diseminarse por el aire?

No, el virus que causa la enfermedad del Ébola no se transmite a través del aire. A diferencia de un resfriado o la gripe, el virus del Ébola no se propaga a través de pequeñas gotitas que permanecen en el aire después de que una persona infectada tose o estornuda.

El virus del Ébola se propaga entre los seres humanos cuando una persona no infectada tiene contacto directo con los fluidos corporales de una persona que está contagiada con la enfermedad o que falleció. Las personas son contagiosas cuando desarrollan síntomas.

Los fluidos corporales que pueden transmitir el virus del Ébola incluyen los siguientes:

  • Sangre
  • Heces
  • Vómitos
  • Orina
  • Semen
  • Saliva
  • Leche materna
  • Fluidos vaginales
  • Fluidos relacionados con el embarazo
  • Lágrimas
  • Sudor

¿Cuál es la vía de transmisión?

Las investigaciones sugieren que lo más probable es que los huéspedes originales del virus del Ébola sean los murciélagos de la fruta. Hay otros animales que se han contagiado, como chimpancés, gorilas, monos, antílopes del bosque y puercoespines. No hay evidencia de que los mosquitos u otros insectos transmitan el virus del Ébola.

Para los seres humanos, las fuentes de exposición a los fluidos corporales portadores del virus pueden ser:

  • Un animal infectado
  • Otra persona que tenga síntomas de la enfermedad o que haya fallecido por la enfermedad
  • Objetos contaminados, como vestimenta, ropa de cama, picaportes, agujas y otros equipos médicos u otras superficies

Una vez que la persona se haya recuperado, el virus a menudo se puede detectar durante varios meses en determinados fluidos corporales, como el semen, la leche materna y la orina.

El virus ingresa en la persona a través de una ruptura en la piel o a través de las membranas mucosas, como los tejidos de los ojos, la nariz, la garganta o la vagina. Por ejemplo, podrías contagiarte si tocaras los fluidos corporales de un cuerpo infectado y luego te tocaras los ojos.

El tiempo transcurrido desde el contagio hasta la aparición de los síntomas (período de incubación) suele ser de los ocho a los diez días, pero puede ser de los dos a los veintiún días.

With

Pritish K. Tosh, M.D.

July 29, 2021 See more Expert Answers