Tratamiento de la angina de pecho: stents, medicamentos y cambios en el estilo de vida. ¿Cuál es óptimo?

Las opciones para tu tratamiento de la angina de pecho podrían incluir angioplastia y colocación de estent, medicamentos o cambios en el estilo de vida. Descubre los beneficios y riesgos de cada tratamiento.

Escrito por el personal de Mayo Clinic

Las arterias cardíacas bloqueadas son la causa del dolor en el pecho (angina de pecho), ya que impiden que un área del corazón reciba suficiente oxígeno. El médico dice que es necesario tratar las obstrucciones para evitar un ataque cardíaco y otras complicaciones.

Existen varias opciones para tratar la angina de pecho, las cuales pueden depender del tipo de angina de pecho que tengas. ¿Cómo se elige? Aquí hay información para ayudarte a hacerlo.

Tipos de angina de pecho

La angina de pecho es un dolor, incomodidad o presión en el pecho. Los tipos más comunes son la angina crónica estable y la angina de pecho inestable.

  • Angina estable crónica. El dolor torácico aparece cuando el corazón está trabajando tanto que necesita más oxígeno, como durante el ejercicio. El dolor puede desaparecer cuando descansas. El patrón del dolor (cuánto tiempo dura, con qué frecuencia, qué lo desencadena y cómo responde al reposo o al tratamiento) permanece estable durante al menos dos meses.
  • Angina de pecho inestable. Se trata de un nuevo dolor en el pecho o de un cambio en tu patrón habitual de dolor en el pecho, ya sea que esté empeorando, que dure más tiempo o que no se alivie con reposo o medicamentos.

    La angina de pecho inestable es peligrosa y una señal de advertencia del ataque cardíaco. Si tu angina de pecho es inestable, busca atención médica urgente.

Otros tipos de angina de pecho incluyen la angina variante o angina de Prinzmetal (un tipo poco común causado por un espasmo en las arterias coronarias) y la angina microvascular, que puede ser un síntoma de enfermedad en los pequeños vasos sanguíneos de las arterias coronarias.

Opciones de tratamiento

Tu tratamiento dependerá del tipo de angina que tengas y de otros factores. Si tu angina es estable, es posible que puedas controlarla con cambios en el estilo de vida y medicamentos. La angina inestable requiere tratamiento inmediato en un hospital, lo cual puede incluir medicamentos y procedimientos quirúrgicos.

Medicamentos

Varios medicamentos pueden mejorar los síntomas de la angina, entre ellos:

  • Aspirina. La aspirina y otros medicamentos antiplaquetarios reducen la capacidad de coagulación de la sangre, lo que facilita el flujo sanguíneo a través de las arterias cardíacas estrechas.
  • Nitratos. A menudo utilizados para tratar la angina, los nitratos relajan y ensanchan los vasos sanguíneos, y permiten que fluya una mayor cantidad de sangre hacia el músculo cardíaco. Los nitratos en píldoras o aerosoles actúan rápidamente para aliviar el dolor durante un episodio. También hay píldoras de nitrato de acción prolongada y parches para la piel.
  • Betabloqueantes. Estos bloquean los efectos de la hormona epinefrina, también conocida como adrenalina. Ayudan a que tu corazón lata más despacio y con menos fuerza, lo que disminuye el esfuerzo que hace el corazón y alivia el dolor de la angina de pecho.
  • Estatinas. Las estatinas reducen el colesterol en la sangre al bloquear una sustancia que el cuerpo necesita para producir colesterol. También podrían ayudar a que el organismo reabsorba el colesterol que se ha acumulado mediante la acumulación de grasas (placas) en las paredes de las arterias, lo que contribuye a prevenir futuras obstrucciones en los vasos sanguíneos.
  • Bloqueantes de los canales de calcio. También llamados antagonistas del calcio, estos medicamentos relajan y ensanchan los vasos sanguíneos debido a que afectan las células musculares de las paredes de las arterias. Esto aumenta el flujo sanguíneo en el corazón y, por lo tanto, reduce o previene la angina de pecho.
  • Ranolazina (Ranexa). Este medicamento contra la angina podría recetarse junto con otros medicamentos para la angina, como los bloqueadores beta. También se puede usar como sustituto si tus síntomas no mejoran con los otros medicamentos.

Procedimientos

Angioplastia y colocación de estent

La angioplastia, también conocida como intervención coronaria percutánea, aumenta el flujo sanguíneo a través de una arteria bloqueada y disminuye la angina.

Durante una angioplastia, el médico coloca un pequeño globo desinflado conectado a un tubo especial a través de una arteria, generalmente en la ingle, hasta la arteria coronaria estrechada. El médico infla el globo para ensanchar la arteria. Luego, puede insertar un pequeño tubo metálico (estent) para mantener la arteria abierta.

Este procedimiento puede llevar de 30 minutos a varias horas, y probablemente permanecerás en el hospital por lo menos durante una noche. Por lo general, puedes regresar al trabajo o a tu rutina normal poco después de la angioplastia y el procedimiento de colocación de estent.

La angioplastia y la colocación de estents implican algunos riesgos, incluido el riesgo de que se vuelva a formar la obstrucción. Un estent recubierto con medicamentos puede ayudar a prevenir esto.

Terapia de contrapulsación externa mejorada

El tratamiento con terapia de contrapulsación externa mejorada podría recomendarse para algunas personas cuya angina no mejora con otros tratamientos. Para esta terapia, se colocan grandes manguitos alrededor de las piernas. La presión del aire hace que los manguitos se inflen y se desinflen a tiempo para que tu corazón lata. Esto típicamente requiere recibir cinco tratamientos de una hora a la semana durante siete semanas.

Cambios en el estilo de vida como parte de todos los tratamientos

Independientemente del tratamiento para la angina que elijas, tu médico te recomendará que hagas cambios en tu estilo de vida saludables para el corazón.

Puedes reducir o prevenir la angina al reducir los factores de riesgo de enfermedad cardíaca, incluidos los siguientes:

  • Tabaquismo. Si fumas, deja de hacerlo.
  • Mala alimentación. Sigue una dieta saludable con cantidades limitadas de grasas saturadas, grasas trans, sal y azúcar. Incluye en tu dieta una variedad de frutas y verduras, cereales integrales, carnes magras y productos lácteos con bajo contenido de grasa.
  • Falta de actividad física. Habla con el médico acerca de comenzar un plan de ejercicios seguro. Si tu angina es causada por el esfuerzo, modera el ritmo y haz pequeños descansos.
  • Sobrepeso. Si tienes sobrepeso, encuentra una manera de lograr y mantener un peso saludable equilibrando qué y cuánto comes con cuánta actividad física realizas.
  • Afecciones. Obtén tratamiento para afecciones que puedan aumentar el riesgo de contraer angina de pecho, como la diabetes, la presión arterial alta y el nivel alto de colesterol en sangre.
  • Estrés. "Evitar el estrés" es fácil de decir, pero no tan fácil de hacer. Sin embargo, intenta encontrar maneras de relajarte. Consulta con el médico sobre técnicas de reducción del estrés.

¿Cómo se elige?

Es posible que tu médico quiera que pruebes primero con medidas más conservadoras (medicamentos y terapia de estilo de vida, que son menos costosos y no requieren tiempo de recuperación) antes de considerar la angioplastia u otros tratamientos. Si los medicamentos y los cambios en el estilo de vida no te alivian la angina de pecho, la angioplastia y la colocación de estents pueden ser otra opción.

Habla con tu médico si piensas que tu tratamiento no está controlando lo suficientemente bien la angina de pecho. Actualmente se están realizando investigaciones en nuevas terapias y medicamentos para tratar la angina de pecho. Habla con tu médico si hay otras terapias apropiadas para ti.

Sept. 14, 2019 See more In-depth