Diagnóstico

Para diagnosticar una malformación arteriovenosa del cerebro, el proveedor de atención médica revisará tus síntomas y te hará un examen físico.

Para diagnosticar una malformación arteriovenosa del cerebro, se podrían usar una o más pruebas. Los radiólogos capacitados en imágenes del cerebro y el sistema nervioso (neurorradiólogos) son quienes suelen hacer estas pruebas por imágenes.

Consulta de neurología en Mayo Clinic

Algunas pruebas utilizadas para diagnosticar la malformación arteriovenosa cerebral son las siguientes:

  • Angiografía cerebral. También conocida como "arteriografía cerebral", es la prueba más detallada para diagnosticar una malformación arteriovenosa cerebral. La angiografía cerebral revela la ubicación y las características de las arterias nutricias y las venas de drenaje, lo cual es fundamental para planificar el tratamiento.

    En la prueba, se introduce una sonda larga y fina (catéter) en una arteria de la ingle o la muñeca y se guía hasta el cerebro usando radiografías. Se inyecta un tinte en los vasos sanguíneos del cerebro para que se puedan visualizar en las radiografías.

  • Tomografía computarizada. Una tomografía computarizada utiliza una serie de radiografías para crear imágenes transversales detalladas del cerebro.

    Algunas veces se inyecta un tinte a través de un tubo en una vena del brazo durante la exploración por tomografía computarizada (angiografía por tomografía computarizada). El tinte hace que las arterias nutricias y las venas de drenaje de la malformación arteriovenosa puedan verse en mayor detalle.

  • Imágenes por resonancia magnética. Las imágenes por resonancia magnética utilizan imanes potentes y ondas de radio para crear imágenes detalladas del cerebro.

    Las imágenes por resonancia magnética son más sensibles que la tomografía computarizada y pueden mostrar cambios más sutiles en los tejidos cerebrales asociados con una malformación arteriovenosa cerebral.

    Las imágenes por resonancia magnética también suministran información sobre la ubicación exacta de la malformación arteriovenosa cerebral y cualquier sangrado relacionado en el cerebro, lo cual es importante para determinar las opciones de tratamiento.

    También se puede inyectar un tinte para observar la circulación sanguínea dentro del cerebro (angiografía por resonancia magnética).

Tratamiento

Existen varias opciones de tratamientos posibles para una malformación arteriovenosa cerebral. El objetivo principal del tratamiento es prevenir las hemorragias, pero también se puede considerar un tratamiento para controlar las convulsiones u otras complicaciones neurológicas.

El tratamiento más adecuado para tu afección depende de tu edad, salud y el tamaño y la ubicación de la malformación arteriovenosa en el cerebro.

Es posible usar medicamentos para tratar los síntomas de la malformación arteriovenosa, como dolores de cabeza o convulsiones.

El tratamiento más frecuente para las malformaciones arteriovenosas cerebrales es la cirugía. Hay tres opciones de cirugía:

  • Extirpación quirúrgica (resección). Si la malformación arteriovenosa cerebral sangra o se encuentra en una zona a la que se puede llegar con facilidad, se recomienda extirparla mediante cirugía cerebral. Durante este procedimiento, el cirujano extrae temporalmente parte del cráneo para acceder a la malformación arteriovenosa.

    Con la ayuda de un microscopio de alta potencia, el cirujano sella la malformación arteriovenosa con pinzas especiales y la extrae con cuidado del tejido cerebral que la rodea. Luego, el cirujano vuelve a colocar el hueso del cráneo y cierra la incisión del cuero cabelludo.

    La resección, generalmente, se realiza cuando la malformación arteriovenosa puede extirparse con un bajo riesgo de hemorragia o convulsiones. Las malformaciones arteriovenosas que se encuentran en regiones profundas del cerebro corren un mayor riesgo de presentar complicaciones. En estos casos, el proveedor de atención médica puede recomendar otros tratamientos.

  • Embolización endovascular. Durante este procedimiento, se introduce un catéter en una arteria de la pierna o la muñeca, y se guía por los vasos sanguíneos hasta el cerebro usando imágenes de rayos X.

    El catéter se coloca en una de las arterias que alimenta la malformación arteriovenosa cerebral. El cirujano inyecta un agente de embolización, como pequeñas partículas, una sustancia parecida a un pegamento, microbobinas u otro material, para bloquear la arteria y reducir el flujo sanguíneo hacia la malformación arteriovenosa.

    La embolización endovascular es menos invasiva que la cirugía tradicional. Puede realizarse sola, pero a menudo se usa antes de otros tratamientos quirúrgicos para que sean más seguros. Esto se logra al reducir el tamaño de la malformación arteriovenosa cerebral o la probabilidad de sangrado.

    En algunas malformaciones arteriovenosas cerebrales grandes, la embolización endovascular puede utilizarse para reducir los síntomas parecidos a los de un accidente cerebrovascular redirigiendo la sangre nuevamente al tejido cerebral.

  • Radiocirugía estereotáctica. Este tratamiento utiliza radiación enfocada con precisión para destruir la malformación arteriovenosa. No es una cirugía en el sentido tradicional ya que no se realizan cortes en el cuerpo.

    En cambio, con la radiocirugía estereotáctica se dirigen muchos haces de radiación altamente concentrados a la malformación arteriovenosa para dañar los vasos sanguíneos y formar cicatrices. Los vasos sanguíneos cicatrizados de la malformación arteriovenosa luego se coagulan lentamente de uno a tres años después del tratamiento.

    Este tratamiento es más adecuado para las malformaciones arteriovenosas pequeñas difíciles de extirpar con cirugía convencional y para las que no han causado una hemorragia que pone en riesgo la vida.

Si tienes pocos síntomas o ninguno, o si la malformación arteriovenosa está en una región del cerebro que es difícil de tratar, el proveedor de atención médica podría decidir controlar tu afección con chequeos regulares.

Posibles tratamientos futuros

Actualmente, los investigadores están estudiando modos para predecir mejor el riesgo de hemorragia que tienen las personas con malformación arteriovenosa cerebral, a fin de tomar mejores decisiones de tratamiento. Por ejemplo, la presión arterial alta dentro de la malformación arteriovenosa y los síndromes hereditarios asociados con problemas neurológicos pueden ser un factor.

También se están evaluando innovaciones en la tecnología del diagnóstico por imágenes, como las imágenes tridimensionales, las imágenes funcionales y la cartografía de las vías cerebrales, que producen imágenes del flujo sanguíneo hacia determinadas áreas del cerebro. Las técnicas tienen el potencial de mejorar la seguridad y la precisión quirúrgica de la extirpación de malformaciones arteriovenosas cerebrales y la preservación de los vasos circundantes.

Además, los continuos avances en las técnicas de embolización, radiocirugía y microcirugía hacen que las malformaciones arteriovenosas cerebrales que antes no podían operarse ahora sean más accesibles y seguras para la extirpación quirúrgica.

Estudios clínicos

Explora los estudios de Mayo Clinic que ensayan nuevos tratamientos, intervenciones y pruebas para prevenir, detectar, tratar o controlar esta afección.

Estrategias de afrontamiento y apoyo

Puedes tomar medidas para enfrentar las emociones que acompañan el diagnóstico de la malformación arteriovenosa cerebral y el proceso de recuperación. Considera la posibilidad de intentar lo siguiente:

  • Infórmate sobre la malformación arteriovenosa cerebral para tomar decisiones informadas sobre tu atención médica. Pregúntale al proveedor de atención médica sobre el tamaño y la ubicación de la malformación arteriovenosa cerebral y de qué manera esto influye en tus opciones de tratamiento. Cuanto más te informes sobre las malformaciones arteriovenosas cerebrales, más confianza tendrás para tomar decisiones acerca del tratamiento.
  • Acepta tus emociones. Algunas complicaciones de la malformación arteriovenosa cerebral, como hemorragias y accidentes cerebrovasculares, pueden causar problemas emocionales y físicos. Reconoce que sentir emociones es común. Algunos cambios emocionales y de estado de ánimo pueden deberse a la lesión misma y a la aceptación del diagnóstico.
  • Mantén la compañía de tus familiares y amigos. Mantenerte cerca de las personas con las que tienes una relación estrecha te ayudará durante la recuperación. Los familiares y amigos pueden brindarte el apoyo práctico que necesitas, como acompañarte a las citas de atención médica y brindarte apoyo emocional.
  • Busca a alguien con quien hablar. Busca a una persona que sepa escuchar y que esté dispuesta a escucharte hablar sobre tus esperanzas y temores. Puede ser un familiar o un amigo. También podrían resultarte útiles el interés y la comprensión de un terapeuta, un trabajador social médico, un miembro de la iglesia o un grupo de apoyo.

Pregúntale al proveedor de atención médica sobre grupos de apoyo en tu área. O bien, puedes buscar información en línea, en tu directorio telefónico, biblioteca o en una organización nacional, como la American Stroke Association (Asociación Nacional de Accidente Cerebrovascular) o The Aneurysm and AVM Foundation (La Fundación de Aneurisma y Malformaciones Arteriovenosas).

Preparación para la consulta

Una malformación arteriovenosa cerebral puede diagnosticarse en una emergencia, inmediatamente después de un sangrado. También se puede detectar después de hacer una exploración del cerebro por otros síntomas.

Sin embargo, en algunos casos, la malformación arteriovenosa cerebral se detecta durante el diagnóstico o tratamiento de una afección médica no relacionada. En ese caso, es posible que se te remita a un médico especializado en afecciones del cerebro y del sistema nervioso (neurólogo o neurocirujano).

Como suele haber mucho para hablar, es una buena idea llegar preparado a la cita médica. A continuación, te ofrecemos algunos consejos que te ayudarán a prepararte para la cita y a saber qué puedes esperar del proveedor de atención médica.

Qué puedes hacer

  • Ten en cuenta las restricciones previas a la cita médica. Cuando programes la cita, asegúrate de preguntar si hay algo que debas hacer con anticipación.
  • Anota los síntomas que tengas, incluidos aquellos que quizás no parezcan relacionados con el motivo de la cita.
  • Haz una lista de todos los medicamentos, vitaminas y suplementos que tomes.
  • Pídele a un familiar o un amigo que te acompañe, si fuera posible. A veces, puede ser difícil recordar toda la información que te brindan en una cita médica. Quizás la persona que te acompaña recuerda información que tú olvidaste o pasaste por alto.
  • Anota las preguntas que quieras hacer. No temas hacer las preguntas que puedan surgir durante la cita médica.

El tiempo de la cita es limitado, así que preparar una lista de preguntas de antemano te ayudará a que aproveches la consulta al máximo. En el caso de las malformaciones arteriovenosas cerebrales, estas son algunas preguntas básicas que puedes hacer:

  • ¿Cuáles son otras causas posibles de los síntomas?
  • ¿Qué pruebas se necesitan para confirmar el diagnóstico?
  • ¿Cuáles son las opciones de tratamiento y las ventajas y desventajas de cada una?
  • ¿Qué resultados puedo esperar?
  • ¿Qué clase de seguimiento debo esperar?

Qué esperar del médico

Probablemente, el neurólogo te pregunte qué síntomas tienes, te haga un examen físico y programe pruebas para confirmar el diagnóstico.

Las pruebas reúnen información sobre el tamaño y la ubicación de la malformación arteriovenosa para decidir las opciones de tratamiento. El neurólogo podría hacerte estas preguntas:

  • ¿Cuándo comenzaron los síntomas?
  • ¿Los síntomas han sido continuos u ocasionales?
  • ¿Cuál es la gravedad de los síntomas?
  • ¿Existe algo que, al parecer, mejore los síntomas?
  • ¿Existe algo que, al parecer, empeore los síntomas?

Qué puedes hacer mientras tanto

Evita hacer actividades que puedan aumentar la presión arterial y generar tensión en la malformación arteriovenosa cerebral, como levantar objetos pesados y hacer esfuerzos. Evita tomar medicamentos anticoagulantes, como la warfarina (Jantovin).

Malformación arteriovenosa cerebral - atención en Mayo Clinic

Aug. 11, 2022
  1. Arteriovenous malformations information page. National Institute of Neurological Disorders and Stroke. https://www.ninds.nih.gov/Disorders/All-Disorders/Arteriovenous-Malformation-Information-Page. Accessed Dec. 16, 2021.
  2. What is an arteriovenous malformation. American Stroke Association. https://www.stroke.org/en/about-stroke/types-of-stroke/hemorrhagic-strokes-bleeds/what-is-an-arteriovenous-malformation. Accessed Dec. 16, 2021.
  3. Singer RJ, et al. Brain arteriovenous malformations. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Dec. 16, 2021.
  4. Neurological diagnostic tests and procedures fact sheet. National Institute of Neurological Disorders and Stroke. https://www.ninds.nih.gov/Disorders/Patient-Caregiver-Education/Fact-Sheets/Neurological-Diagnostic-Tests-and-Procedures-Fact. Accessed Dec. 16, 2021.
  5. Chen C-J, et al. Brain arteriovenous malformations. Neurology. 2020; doi:10.1212/WNL.0000000000010968.
  6. Shaligram SS, et al. Risk factors for hemorrhage of brain arteriovenous malformation. CNS Neuroscience and Therapeutics. 2019; doi:10.1111/cns.13200.
  7. Rutledge C, et al. Brain arteriovenous malformations. Handbook of Clinical Neurology. 2021; doi:10.1016/B978-0-444-64034-5.00020-1.
  8. Post stroke mood disorders. American Stroke Association. https://www.stroke.org/en/about-stroke/effects-of-stroke/emotional-effects-of-stroke/post-stroke-mood-disorders. Accessed Dec. 16, 2021.
  9. AskMayoExpert. Cerebral vascular malformations. Mayo Clinic; 2021.
  10. Ferri FF. AV malformations, cerebral. In: Ferri's Clinical Advisor 2022. Elsevier; 2022. https://www.clinicalkey.com. Accessed Dec. 17, 2021.
  11. Davidoff CL, et al. Risk of first hemorrhage of brain arteriovenous malformations during pregnancy: A systematic review of the literature. Neurosurgery. 2019; doi:10.1093/neuros/nyz175.
  12. Arteriovenous malformations and other vascular lesions of the central nervous system fact sheet. National Institute of Neurological Disorders and Stroke. https://www.ninds.nih.gov/Disorders/Patient-Caregiver-Education/Fact-Sheets/Arteriovenous-Malformation-Fact-Sheet. Accessed Dec. 30, 2021.
  13. Ye X, et al. A three-dimensional color-printed system allowing complete modeling of arteriovenous malformations for surgical simulations. Journal of Clinical Neuroscience. 2020; doi:10.1016/j.jocn.2020.04.123.
  14. Soldozy S, et al. Systematic review of functional mapping and cortical reorganization in the setting of arteriovenous malformations, redefining anatomical eloquence. Frontiers in Surgery. 2020; doi:10.3389/fsurg.2020.514247.
  15. Ami T. Allscripts EPSi. Mayo Clinic. Jan. 5, 2022.