Embolización endovascular

Imagen que muestra la embolización endovascular

En la embolización endovascular, tu médico inserta un tubo largo y fino (catéter) en la arteria de una pierna y lo pasa a través de los vasos sanguíneos hasta llegar al cerebro mediante radiografía. Tu cirujano posiciona el catéter en una de las arterias que alimenta la AVM e inyecta un agente para embolización, por ejemplo, pequeñas partículas o una sustancia similar a la goma, a fin de obstruir la arteria y reducir el flujo de sangre hacia la AVM.