Tengo dermatitis atópica. Hacer actividad física irrita mi piel. ¿Qué puedo hacer?

El ejercicio es esencial para una buena salud física y mental. A menudo, las personas que padecen dermatitis atópica (eczema) evitan hacer ejercicio por la comezón de la piel, el temor a un brote o la preocupación de que se noten las lesiones en la piel.

No dejes que el eczema te impida hacer el ejercicio que necesitas para mejorar. Si tomas algunas medidas, puedes mantenerte activo y mantener tu piel sana.

  • Revisa tu vestimenta. Elige un equipo de entrenamiento ligero que permita que tu piel respire y usa ropa suelta que no roce durante el ejercicio. Esto disminuye el riesgo de irritación. Los tejidos de algodón y viscosa son buenas opciones.
  • Humecta la piel. Aplica una crema hidratante para proteger tu piel antes y después del ejercicio. Un ungüento espeso podría sentirse caliente y atrapar el sudor. En su lugar, utiliza una crema hidratante una hora antes del ejercicio para que tenga tiempo de absorberse por completo.
  • Haz controles y toma descansos. Mientras haces ejercicio, si tu eczema empieza a brotar, presta atención y haz una pausa. Puede que tengas que cambiar tu actividad por algo menos intenso. O prueba usar una compresa fría o una toalla refrescante para calmar tu piel.
  • Lubrica antes y después de nadar. El cloro puede despojar a la piel de su humedad esencial y causar irritación. Aplícate una crema o ungüento hidratante espeso antes de meterte en el agua. La vaselina es una opción económica y eficaz.
  • Bebe mucha agua. Mantenerse hidratado evita la sequedad de la piel. Un buen objetivo es beber al menos la mitad de tu peso corporal, en onzas, de agua cada día. Por ejemplo, si pesas 120 libras, deberías beber unas 60 onzas de agua al día.
  • Considera hacer ejercicio al aire libre. Un poco de luz solar puede ser bueno para las personas con eczema, porque los rayos ultravioleta disminuyen la inflamación de la piel. Sin embargo, limita tu exposición al sol para evitar daños en la piel o sobrecalentamiento. Usa siempre protector solar cuando salgas al exterior.
  • Toma una ducha corta después de tu entrenamiento. El sudor puede causar comezón e irritación en la piel. La National Eczema Association (Asociación Nacional del Eccema) recomienda ducharse después del ejercicio primero con una ducha tibia (no caliente) y después enfriándola progresivamente a lo largo de los minutos y por etapas. Limita las duchas de 5 a 10 minutos.
Sept. 24, 2021 See more Expert Answers