Tratamiento para el asma: 3 pasos para mejorar el control de esta enfermedad

Sigue esta estrategia de tres pasos para controlar los síntomas del asma y prevenir ataques de asma.

Escrito por personal de Mayo Clinic

El tratamiento efectivo para el asma requiere una rutina de registrar los síntomas y de medir lo bien que están funcionando los pulmones. Tomar un papel activo en tu tratamiento para el asma te ayudará a mantener un mejor control del asma a largo plazo, prevenir ataques, y evitar problemas en el futuro.

Crea un plan escrito de acción para el asma con tu doctor. Este plan servirá como tratamiento para el asma creado para tus necesidades específicas. Te ayudará a seguir estos tres pasos importantes, y a llevar un buen registro de tu tratamiento para el asma:

1. Lleva un registro de tus síntomas

Todos los días, escribe tus síntomas en un diario. Registrar tus síntomas puede ayudarte a reconocer cuándo necesitas ajustar tu tratamiento de acuerdo a tu plan de acción para el asma. Usa tu diario para registrar:

  • Falta de aliento o sonidos sibilantes al exhalar (jadeos).
  • Dormir mal por faltarte el aliento, toser, o jadear.
  • Opresión o dolor en el pecho.
  • Uso del inhalador para alivio inmediato (de rescate) — registra cuándo tienes que usar tu inhalador para alivio inmediato, com el albuterol (Proventil HFA, Ventolin HFA), y escribe cuántas dosis usas.
  • Interrupciones al trabajo, la escuela, el ejercicio u otras actividades diarias causadas por los síntomas del asma.
  • Síntomas del asma cuando haces ejercicio.
  • Cambios en el color de la flema al toser.
  • Síntomas de fiebre del heno, como estornudar y secreción nasal.
  • Cualquier cosa que parezca desencadenar síntomas de asma.

2. Registra cómo están funcionando tus pulmones

Quizás tu doctor te pida que registres periódicamente los resultados de tus pruebas para respiración (para función de los pulmones). Si tus pulmones no están funcionando tan bien como deberían, puede ser que tu asma no esté bajo control. Aquí describimos dos pruebas principales para función de los pulmones:

  • Flujo de aire. Esta prueba se hace en casa con un aparato manual simple, llamado medidor de flujo de aire. La medida del flujo de aire al exhalar indica la rapidez con que puedes forzar el aire de tus pulmones. A veces se calcula el flujo de aire como un porcentaje de cómo funcionan tus pulmones en su mejor momento. Esta medida se conoce como tu mejor flujo de aire personal.
  • Espirometría. Las pruebas de espirometría pueden hacerse en el consultorio de tu doctor con una máquina llamada espirómetro. Algunas personas usan un espirómetro manual para tomar las medidas en casa.

Las pruebas de espirometría miden cuánto aire pueden contener tus pulmones y cuánto aire puedes exhalar en un segundo después de una inspiración profunda. Esta medida se llama volumen de exhalación forzada. Tus resultados para la exhalación forzada se comparan con las medidas típicas para la gente que no tiene asma. Al igual que con tus resultados para flujo de aire, esta comparación con frecuencia se expresa en forma de porcentaje.

July 26, 2016