Descripción general

La resonancia magnética intraoperatoria es un procedimiento que crea imágenes del cerebro durante una cirugía. Los neurocirujanos se valen de la tecnología de resonancia magnética intraoperatoria para obtener imágenes precisas del cerebro que los guían en el proceso de extraer tumores cerebrales y tratar otras afecciones, como la epilepsia.

Ventajas de las imágenes por resonancia magnética intraoperatoria

Si bien los médicos utilizan pruebas por imágenes para planificar una cirugía de cerebro, las imágenes por resonancia magnética intraoperatoria que se toman en tiempo real son fundamentales para lo siguiente:

  • Localizar anomalías si el cerebro cambió. El cerebro suele cambiar durante la cirugía, lo que hace que las imágenes prequirúrgicas no sean totalmente precisas. Las imágenes por resonancia magnética intraoperatoria que se toman durante la operación les brindan información más exacta a los cirujanos.
  • Distinguir entre tejidos cerebrales anormales y normales. Es posible que sea difícil distinguir los bordes de un tumor cerebral y separar el tejido normal del anormal. Las imágenes por resonancia magnética intraoperatoria que se toman durante la cirugía ayudan a confirmar la extirpación satisfactoria de todo el tumor cerebral.
  • Proteger las estructuras clave. La terapia térmica intersticial por láser permite a los cirujanos tratar la epilepsia al calentar e inactivar el tejido, lo que interrumpe el progreso de las convulsiones mediante un enfoque mínimamente invasivo. Al usar imágenes por resonancia magnética intraoperatoria para controlar la temperatura cerebral, los cirujanos también pueden mantener las temperaturas lo suficientemente bajas como para evitar lesiones durante el procedimiento. Durante una ecografía guiada por resonancia magnética, los cirujanos pueden centrar la energía en las áreas del cerebro que provocan la epilepsia sin recurrir a una cirugía.

    Las imágenes por resonancia magnética intraoperatoria permiten a los cirujanos lograr una extirpación más completa de algunos tumores cerebrales. Por este motivo, las imágenes por resonancia magnética intraoperatoria se han convertido en un estudio estándar en las operaciones para extirpar ciertos tipo de tumores cerebrales.

Cómo funciona la resonancia magnética intraoperatoria

La resonancia magnética (RM) utiliza un campo magnético y ondas radioeléctricas para crear imágenes detalladas de los órganos y los tejidos del cuerpo. La resonancia magnética es especialmente útil para obtener imágenes del cerebro.

Para utilizar la tecnología de resonancia magnética durante la cirugía, los médicos utilizan sistemas de imágenes y quirófanos especiales, que incluyen:

  • Dispositivos portátiles de resonancia magnética intraoperatoria, que se trasladan al quirófano para crear las imágenes.
  • Dispositivos de resonancia magnética intraoperatoria cercanos que se guardan en una habitación contigua al quirófano. De esta forma, los médicos pueden trasladarte fácilmente a la habitación diseñada especialmente para tomar las imágenes durante la cirugía.

En ciertos momentos de la operación, el cirujano podría solicitar un estudio de imágenes por resonancia magnética intraoperatoria. El momento y la frecuencia con la que el cirujano toma imágenes durante la cirugía depende del procedimiento quirúrgico y la afección.

Uso de las imágenes por resonancia magnética intraoperatoria

Los médicos usan las imágenes por resonancia magnética intraoperatoria como asistencia para la cirugía a fin de tratar lo siguiente:

Por qué se realiza

Los cirujanos usan la tecnología de imágenes por resonancia magnética intraoperatoria en los procedimientos para tratar una gran variedad de tumores cerebrales. La cirugía suele ser el primer paso para tratar un tumor que puede extirparse sin causar un daño neurológico. Algunos tumores tienen una forma bien definida, lo que permite extraerlos fácilmente.

Además, los cirujanos usan las imágenes por resonancia magnética intraoperatoria para colocar estimuladores cerebrales profundos con el fin de tratar la epilepsia, el temblor hereditario, la distonía y la enfermedad de Parkinson. Esta tecnología también se emplea en cirugías para ciertas afecciones cerebrales, como aneurismas (protuberancias en los vasos sanguíneos) y malformaciones arteriovenosas (vasos sanguíneos enredados), y trastornos de salud mental.

Durante estos procedimientos, las imágenes por resonancia magnética intraoperatoria permiten que los cirujanos controlen la actividad del cerebro; detecten la presencia de sangrado, coágulos y otras complicaciones; prevengan daños en el tejido circundante; y protejan la función cerebral. Esto contribuye a una intervención más temprana para abordar las complicaciones y puede reducir la necesidad de someterse a más operaciones. En el caso de una cirugía para el cáncer, las imágenes por resonancia magnética intraoperatoria ayudan a los cirujanos a asegurarse de extirpar todo el tumor.

Qué debes esperar

Los cirujanos recurren a las imágenes por resonancia magnética intraoperatoria para crear imágenes del cerebro en tiempo real. En ciertos momentos durante una operación, es posible que el cirujano quiera ver ciertas partes del cerebro. La resonancia magnética usa un campo magnético y ondas de radio para generar imágenes detalladas de este órgano.

Para usar la tecnología de resonancia magnética durante una cirugía, es posible que los médicos trasladen una máquina portátil de resonancia magnética intraoperatoria al quirófano a fin de crear las imágenes. También es posible que haya una de estas máquinas en una sala cercana al quirófano para que los cirujanos puedan trasladarte fácilmente y tomarte imágenes durante el procedimiento.

No se le pueden tomar imágenes por resonancia magnética intraoperatoria a los pacientes que tienen marcapasos, implantes de cóclea, o articulaciones y ciertos implantes metálicos.

Resonancia magnética intraoperatoria - atención en Mayo Clinic

May 18, 2022
  1. Dietrich J, et al. Clinical manifestation, diagnosis, and initial surgical management of high-grade gliomas. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Nov. 27, 2021.
  2. Winn RH, ed. Youmans and Winn Neurological Surgery. 7th ed. Elsevier; 2017. https://www.clinicalkey.com. Accessed Nov. 27, 2021.
  3. Van Gompel J (expert opinion). Mayo Clinic. December 6, 2021.
  4. Rogers CM, et al. Intraoperative MRI for brain tumors. Journal of Neuro-Oncology. 2021; doi:10.1007/s11060-020-03667-6.
  5. Brain and spinal cord tumors: Hope through research. National Institute of Neurological Disorders and Stroke. https://www.ninds.nih.gov/Disorders/Patient-Caregiver-Education/Hope-Through-Research/Brain-and-Spinal-Tumors-Hope-Through. Accessed Dec. 4, 2021.
  6. Brown DA, et al. Cranial tumor surgical outcomes at a high-volume academic referral center. Mayo Clinic Proceedings. 2018; doi:10.1016/j.mayocp.2017.08.023.
  7. Venkatraghavan L. Anesthesia for deep brain stimulator implantation. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Dec. 4, 2021.
  8. Find an NCI-Designated Cancer Center. National Cancer Institute. https://www.cancer.gov/research/infrastructure/cancer-centers/find/mayoclinic. Accessed Dec. 29, 2021.