Descripción general

La ablación cardíaca usa la energía del frío o del calor para crear cicatrices diminutas en el corazón para así bloquear las señales eléctricas irregulares y restablecer el latido cardíaco normal. Este procedimiento se usa para corregir problemas de ritmo cardíaco (arritmias).

La ablación cardíaca se realiza en la mayoría de los casos mediante unos tubos finos y flexibles llamados catéteres que se introducen por las venas o las arterias. Con menor frecuencia, la ablación se realiza durante la cirugía cardíaca.

Tipos

Por qué se realiza

La ablación cardíaca es un procedimiento que se utiliza para corregir los problemas del ritmo cardíaco.

Cuando el corazón late, las señales eléctricas que provocan que se contraiga deben seguir un camino exacto a través del corazón. Cualquier interrupción en la vía de señalización puede desencadenar un latido cardíaco irregular (arritmia).

Dependiendo del tipo de problema de ritmo cardíaco, la ablación cardíaca puede ser uno de los primeros tratamientos. Otras veces, se hace cuando otros medicamentos o tratamientos no funcionan.

El proveedor de atención médica puede recomendarte la ablación cardíaca en los siguientes casos:

  • Probaste medicamentos para tratar una arritmia, pero sin éxito.
  • Tuviste efectos secundarios graves con medicamentos para tratar las arritmias.
  • Tienes ciertos tipos de arritmias que responden bien a la ablación, por ejemplo el síndrome de Wolff-Parkinson-White y la taquicardia supraventricular.
  • Tienes un alto riesgo de complicaciones con arritmias, por ejemplo paro cardíaco.

Riesgos

Los posibles riesgos de la ablación cardíaca son:

  • Sangrado o infección en el lugar en el que se insertó el catéter.
  • Daño a los vasos sanguíneos.
  • Daño a las válvulas cardíacas.
  • Aparición o empeoramiento de la arritmia.
  • Frecuencia cardíaca baja que puede requerir un marcapasos para corregirla.
  • Coágulos sanguíneos en las piernas o los pulmones (tromboembolia venosa).
  • Accidente cerebrovascular o ataque cardíaco.
  • Estrechamiento de las venas que transportan la sangre entre los pulmones y el corazón (estenosis venosa pulmonar).
  • Daño a los riñones debido a la sustancia de contraste utilizada durante el procedimiento.
  • Muerte en casos excepcionales.

Analiza los riesgos y beneficios de la ablación cardíaca con el proveedor de atención médica para decidir si este procedimiento es adecuado para ti.

Cómo te preparas

Antes de la ablación cardíaca, el proveedor de atención médica podría solicitar varios estudios para obtener más información sobre tu afección cardíaca.

Tendrás que dejar de comer y beber la noche anterior al procedimiento. Antes de la ablación cardíaca, el proveedor de atención médica te indicará cómo continuar con cualquier medicamento que estés tomando o si debes seguir tomándolo.

Lo que puedes esperar

Antes

La ablación cardíaca se realiza en el hospital. El especialista te insertará una vía intravenosa en el antebrazo o en la mano y te darán un sedante que te ayudará a relajarte.

La cantidad de sedación necesaria para el procedimiento depende de tu arritmia específica y de otras afecciones médicas. Puedes estar totalmente despierto o ligeramente sedado, o se te puede administrar anestesia general (totalmente dormido).

Durante

El proveedor de atención médica guía el catéter a través de un vaso sanguíneo hacia el corazón. A menudo se usa más de un catéter. Los catéteres pueden insertarse a través de un vaso sanguíneo en la ingle (más común), el hombro o el cuello (menos común).

Se puede inyectar un tinte (sustancia de contraste) a través del catéter para que los vasos sanguíneos se vean más claramente en las imágenes de rayos X.

Los sensores en la punta del catéter envían impulsos eléctricos y registran la electricidad del corazón. El proveedor de atención médica usa esta información para identificar el área que está provocando la arritmia y para decidir dónde aplicar la ablación. Esta parte del procedimiento se conoce como estudio de electrofisiología.

Se utiliza una de las siguientes técnicas de ablación para crear pequeñas cicatrices en el corazón y bloquear los ritmos cardíacos irregulares:

  • Calor (energía de radiofrecuencia)
  • Frío extremo (crioablación)

Es posible que sientas una pequeña molestia cuando se mueve el catéter hacia el corazón y cuando se administra la energía. Dile al proveedor de atención médica si tienes dolor intenso o falta de aire.

Después

La ablación cardíaca generalmente demora de tres a seis horas (pero puede variar mucho según el tipo de arritmia que tengas).

Después, te llevarán a un área de recuperación por algunas horas donde los proveedores de atención médica te controlarán. Según cómo te sientas, podrás irte a casa el mismo día o pasar la noche en el hospital. Planifica con alguien para que te lleve a tu casa después del procedimiento.

Algunas personas se sienten un poco adoloridas después del procedimiento. Las molestias no durarán más de una semana. La mayoría de las personas puede volver a sus actividades diarias unos días después de someterse a la ablación cardíaca. Evita levantar cosas pesadas durante aproximadamente una semana.

Resultados

La mayoría de las personas ven mejorada su calidad de vida tras la ablación cardíaca. Sin embargo, existe la posibilidad de que el latido cardíaco irregular reaparezca. Si esto sucede, se puede repetir el procedimiento, o tú y el proveedor de atención médica podrían considerar otros tratamientos. Dependiendo de tu tipo de arritmia, es posible que tengas que seguir tomando medicamentos para el corazón después de una ablación cardíaca.

Estudios clínicos

Explora los estudios de Mayo Clinic de pruebas y procedimientos para ayudar a prevenir, detectar, tratar o controlar las afecciones.

Ablación cardíaca - atención en Mayo Clinic

April 23, 2022
  1. Bonow RO, et al., eds. Therapy for cardiac arrhythmias. In: Braunwald's Heart Disease: A Textbook of Cardiovascular Medicine. 11th ed. Elsevier; 2019. https://www.clinicalkey.com. Accessed Feb. 2, 2021.
  2. Zipes DP, et al., eds. Catheter ablation: Technical aspects. In: Cardiac Electrophysiology: From Cell to Bedside. 7th ed. Elsevier; 2018. https://www.clinicalkey.com. Accessed Feb. 2, 2021.
  3. Zipes DP, et al., eds. Catheter ablation: Clinical aspects. In: Cardiac Electrophysiology: From Cell to Bedside. 7th ed. Elsevier; 2018. https://www.clinicalkey.com. Accessed Feb. 2, 2021.
  4. Ganz LI. Overview of catheter ablation of cardiac arrhythmias. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Feb. 2, 2021.
  5. Catheter ablation. National Heart, Lung, and Blood Institute. https://www.nhlbi.nih.gov/health-topics/catheter-ablation. Accessed Jan. 21, 2021.
  6. Arrhythmia. National Heart, Lung, and Blood Institute. https://www.nhlbi.nih.gov/health-topics/arrhythmia. Accessed Jan. 21, 2021.
  7. Braswell-Pickering EA. Allscripts EPSi. Mayo Clinic. Oct. 25, 2021.
  8. Zipes DP, et al., eds. Catheter ablation in congenital heart disease. In: Cardiac Electrophysiology: From Cell to Bedside. 7th ed. Elsevier; 2018. https://www.clinicalkey.com. Accessed Jan. 27, 2021.
  9. Noseworthy PA (expert opinion). Mayo Clinic. Feb. 5, 2021.
  10. Desai AD, et al. Management of arrhythmias associated with COVID-19. Current Cardiology Reports. 2020; doi:10.1007/s11886-020-01434-7.