Con frecuencia, la piel está expuesta a factores del medioambiente que pueden irritarla y dañarla. Entre ellos se incluyen el sol, el viento, la sequedad y la humedad excesiva. La irritación reiterada puede provocar descamación de la piel. Con frecuencia, los bebés que nacen después de la fecha de parto prevista experimentan una descamación de la piel que no les genera dolor.

La descamación de la piel también puede ser el resultado de una enfermedad o de una afección que puede comenzar en un otra parte del cuerpo. Este tipo de descamación de la piel suele estar acompañado de picazón. Estas son algunas de las afecciones que pueden causar descamación de la piel:

  1. Reacciones alérgicas
  2. Infecciones, entre ellas, algunos tipos de infecciones fúngicas y por estafilococos
  3. Trastornos del sistema inmunitario
  4. Cáncer y tratamientos oncológicos
  5. Una enfermedad genética, incluso un trastorno de la piel poco frecuente denominado «síndrome de descamación de la piel acral» que provoca la descamación indolora de la capa superior de la piel

Las enfermedades y las afecciones específicas que pueden provocar la descamación de la piel comprenden las siguientes:

  1. Pie de atleta
  2. Dermatitis atópica (eccema)
  3. Dermatitis de contacto
  4. Linfoma cutáneo de células T
  5. Piel seca
  6. Hiperhidrosis
  7. Tiña inguinal
  8. Enfermedad de Kawasaki
  9. Efectos secundarios de un medicamento
  10. Linfoma no hodgkiniano
  11. Pénfigo
  12. Psoriasis
  13. Tiña (corporal)
  14. Tiña (cabeza o cuero cabelludo)
  15. Escarlatina
  16. Dermatitis seborreica
  17. Infecciones por estafilococos
  18. Síndrome de Stevens-Johnson
  19. Quemaduras solares
  20. Síndrome de choque tóxico

Las causas que aquí se muestran se asocian comúnmente con este síntoma. Trabaja con tu médico u otro profesional de atención médica para obtener un diagnóstico preciso.

April 06, 2018