Si tienes deposiciones con más frecuencia de lo habitual, es probable que hayas realizado algún cambio en tu estilo de vida. Por ejemplo, puedes estar comiendo más granos integrales, lo que aumenta la ingesta de fibra.

Las deposiciones más frecuentes también podrían estar relacionadas con una enfermedad leve que se resuelve de forma espontánea y desaparece sola. Si no hay otros signos o síntomas, probablemente estés bien de salud.

Entre las enfermedades y otras afecciones que pueden causar deposiciones frecuentes, además de otros signos y síntomas, se incluyen las siguientes:

  1. Infección por salmonela (u otras infecciones que pueden ser causadas por bacterias)
  2. Rotavirus
  3. Infección por giardia (giardiosis) (u otras infecciones causadas por parásitos)
  4. Celiaquía
  5. Enfermedad de Crohn
  6. Hipertiroidismo (tiroides hiperactiva)
  7. Síndrome de intestino irritable
  8. Diarrea relacionada con antibióticos (u otros efectos secundarios de los medicamentos)
  9. Colitis ulcerosa (un tipo de enfermedad intestinal inflamatoria)

Las causas que aquí se muestran se asocian comúnmente con este síntoma. Trabaja con tu médico u otro profesional de atención médica para obtener un diagnóstico preciso.

July 29, 2021