La salud de los padres es clave para un embarazo sano. Después de todo, es más probable que los padres sanos tengan bebés sanos. Comienza con los conceptos básicos de salud de los padres, como actualizar las vacunas, comer alimentos saludables, tomar vitaminas prenatales, y hacer ejercicio regular.

La salud de los padres toma un significado adicional si tienes un trastorno de salud crónico que quizás afecte el embarazo. Habla con tu profesional de salud para controlar tu trastorno tanto antes como durante el embarazo. Recuerda que cuidarte bien a ti mismo es la mejor manera de cuidar de tu bebé.

La salud de los padres también incluye consideraciones sobre la edad. Si eres mayor de 35 años y esperas quedar embarazada, debes comprender los problemas a que se enfrentan las madres de más edad — e infórmate sobre qué es necesario para tener un embarazo sano.

¬
Feb. 14, 2019