La salud de los padres es la clave para un embarazo saludable. Después de todo, los padres sanos tienen más probabilidades de tener bebés sanos. Comienza con los aspectos básicos de la salud de los padres, como estar al día con tus vacunas, llevar una alimentación saludable, tomar vitaminas prenatales y hacer ejercicio regularmente.

La salud de los padres adquiere un significado adicional si tienes una afección crónica que pueda afectar tu embarazo. Colabora con tu proveedor de atención médica para controlar tu afección tanto antes como durante el embarazo. Recuerda, cuidarte bien es la mejor manera de cuidar a tu bebé.

La salud de los padres también incluye consideraciones sobre la edad. Si tienes más de 35 años y esperas quedarte embarazada, comprende los problemas a los que se enfrentan las madres mayores y sabe lo que se necesita para tener un embarazo saludable.

May 05, 2020