La medicina integrativa abarca una variedad de terapias y prácticas complementarias como la meditación, el masaje, la acupuntura, y el uso de hierbas y suplementos dietéticos.

Estas prácticas integrativas — que a veces se conocen como medicina complementaria y alternativa — pueden ayudar a las personas con cáncer, dolor persistente, fatiga crónica, fibromialgia y muchos otros trastornos.

Se han estudiado muchas terapias complementarias, pero hay muchas otras que todavía no. En algunos casos, la evidencia sobre seguridad o eficacia de una terapia en particular puede estar en conflicto. Antes de intentar algo nuevo, tómate el tiempo para investigar los riesgos y beneficios.

Tu doctor puede ser una buena fuente de información — y necesita ser tu colaborador para ayudarte a asegurar que tomes decisiones informadas sobre las prácticas complementarias.

Feb. 14, 2019