Descripción general

El tumor de Wilms es un cáncer de riñón poco frecuente que afecta principalmente a los niños. También conocido como «nefroblastoma», es el tipo de cáncer de riñón más frecuente en los niños. El tumor de Wilms afecta con mayor frecuencia a niños de 3 a 4 años y se vuelve mucho menos frecuente después de los 5 años de edad.

El tumor de Wilms se presenta con mayor frecuencia en un solo riñón, aunque a veces puede encontrarse en ambos riñones al mismo tiempo.

Con el transcurso de los años, los avances en el diagnóstico y tratamiento del tumor de Wilms mejoraron en gran medida las perspectivas (pronóstico) para los niños que sufren esta enfermedad. Con el tratamiento adecuado, la perspectiva es muy buena en la mayoría de los niños que tienen tumor de Wilms.

Enfoque de Mayo Clinic para la atención del tumor de Wilms

Síntomas

Los signos y síntomas del tumor de Wilms varían ampliamente, y algunos niños no presentan signos evidentes. Sin embargo, la mayoría de los niños que tienen tumor de Wilms manifiestan uno o más de los siguientes signos y síntomas:

  • Una masa que se puede sentir en el abdomen
  • Hinchazón abdominal
  • Dolor abdominal

Otros signos y síntomas pueden comprender los siguientes:

  • Fiebre
  • Sangre en la orina
  • Náuseas, vómitos o ambos
  • Estreñimiento
  • Pérdida de apetito
  • Dificultad para respirar
  • Presión arterial alta

Cuándo consultar al médico

Pide una consulta con el médico de tu hijo si notas signos o síntomas que te preocupen. El tumor de Wilms es poco frecuente, por lo tanto, es mucho más probable que los síntomas se deban a otra causa, pero es importante verificar cualquier duda.

Causas

No queda claro qué causa el tumor de Wilms, pero, en raras ocasiones, los factores hereditarios pueden influir.

El cáncer comienza cuando las células producen anomalías en el ADN. Estas permiten que las células crezcan y se dividan fuera de control, y que sigan viviendo cuando otras células morirían. Las células que se acumulan forman un tumor. En el tumor de Wilms, este proceso tiene lugar en las células de los riñones.

En pocos casos, las anomalías del ADN que provocan el tumor de Wilms se transmiten de uno de los padres a un hijo. Sin embargo, en la mayoría se desconoce si existe una conexión entre los padres y los hijos que pueda producir cáncer.

Factores de riesgo

Algunos de los factores que pueden aumentar el riesgo de padecer tumor de Wilms son:

  • Raza afroamericana. En los Estados Unidos, los niños afroamericanos corren un riesgo ligeramente mayor de tener un tumor de Wilms que los niños de otras razas. Los niños asiático-americanos parecen tener un riesgo menor que los niños de otras razas.
  • Antecedentes familiares de tumor de Wilms. Si alguien en tu familia tuvo tumor de Wilms, tu hijo tiene un riesgo más elevado de contraer la enfermedad.

El tumor de Wilms tiene mayor incidencia en los niños que presentan ciertas anomalías o síndromes al nacer, entre ellos:

  • Aniridia. En la aniridia, el iris (la parte de color del ojo) se forma de manera parcial o está ausente.
  • Hemihipertrofia. «Hemihipertrofia» significa que un lado del cuerpo, o una parte de este, es mucho más grande que el otro lado.

El tumor de Wilms puede producirse como parte de síndromes raros, entre ellos:

  • Síndrome WAGR. Este síndrome comprende el tumor de Wilms, la aniridia, anomalías en el sistema urinario y los genitales, así como discapacidades mentales.
  • Síndrome de Denys-Drash. Este síndrome comprende el tumor de Wilms, enfermedades renales y el pseudohermafroditismo masculino, por el cual un niño nace con testículos pero presenta características femeninas.
  • Síndrome de Beckwith-Wiedemann. Los niños que padecen este síndrome suelen ser de un tamaño considerablemente mayor que el promedio (macrosomía). Otros signos pueden ser que los órganos abdominales sobresalgan en la base del cordón umbilical o tener una lengua grande (macroglosia), órganos internos agrandados y anomalías en las orejas. También existe un mayor riesgo de padecer tumores, entre ellos, un tipo de cáncer de hígado llamado «hepatoblastoma».

Prevención

No hay nada que tú o tu hijo puedan hacer para prevenir el tumor de Wilms.

Si tu hijo presenta factores de riesgo de tumor de Wilms (por ejemplo, síndromes que se sabe que están asociados con este trastorno), el médico puede recomendar ecografías periódicas de los riñones para detectar anomalías renales. Si bien estos análisis para la detección no pueden prevenir el tumor de Wilms, pueden facilitar la detección de la enfermedad en un estadio temprano.

Tumor de Wilms care at Mayo Clinic

March 06, 2018
References
  1. Ritchey ML, et al. Pediatric urologic oncology: Renal and adrenal (Oncología urológica pediátrica: renal y suprarrenal). En: Campbell-Walsh Urology (Urología de Campbell-Walsh). 11.ª ed. Filadelfia, Pa.: Elsevier; 2016. http://www.clinicalkey.com. Último acceso: 13 de enero de 2017.
  2. Ferri FF. Nephroblastoma (Nefroblastoma). En: Ferri’s Clinical Advisor (Consejos clínicos de Ferri). Filadelfia, Pa.: Elsevier; 2017. http://www.clinicalkey.com. Último acceso: 13 de enero de 2017.
  3. Kieran K, et al. Current surgical standards of care in Wilms tumor (Estándares de atención quirúrgica actuales para el tumor de Wilms). Urologic Oncology: Seminars and Original Investigations (Oncología urológica: seminarios e investigaciones originales). 2016;34:13.
  4. Al-Hussain T, et al. Wilms tumor: An update (Tumor de Wilms: actualización). Advances in Anatomic Pathology (Avances en patología anatómica). 2014;21:166.
  5. Cost NG, et al. Oncologic outcomes of partial versus radical nephrectomy for unilateral Wilms tumor (Resultados oncológicos de la nefrectomía parcial en comparación con la nefrectomía radical para el tumor de Wilms unilateral). Pediatric Blood & Cancer (Revista sobre el sistema circulatorio y cáncer en pacientes pediátricos). 2012;58:898.
  6. Lubahn JD, et al. Correlation between preoperative staging computerized tomography and pathological findings after nodal sampling in children with Wilms tumor (Correlación entre la tomografía computarizada para la estadificación preoperatoria y los hallazgos patológicos después del muestreo nodal en niños con tumor de Wilms). Journal of Urology (Revista de Urología). 2012;188:1500.
  7. Cost NG, et al. Pathological review of Wilms tumor nephrectomy specimens and potential implications for nephron sparing surgery in Wilms tumor (Análisis patológico de especímenes de nefrectomía por tumor de Wilms y las posibles consecuencias de la cirugía conservadora de nefronas en el tumor de Wilms). Journal of Urology (Revista de Urología). 2012;188:1506.
  8. Wilms tumor (Tumor de Wilms). Sociedad Americana Contra el Cáncer (American Cancer Society). http://www.cancer.org/cancer/wilmstumor. Último acceso: 13 de enero de 2017.
  9. Chintagumpala M, et al. Presentation, diagnosis, and staging of Wilms tumor (Presentación, diagnóstico y estadificación del tumor de Wilms). http://www.uptodate.com. Último acceso: 14 de enero de 2017.
  10. Chintagumpala M, et al. Treatment and prognosis of Wilms tumor (Tratamiento y prognosis del tumor de Wilms). http://www.uptodate.com. Último acceso: 16 de enero de 2017.
  11. Children with cancer: A handbook for parents (Niños con cáncer: una guía para padres). Instituto Nacional del Cáncer (National Cancer Institute). https://www.cancer.gov/publications/patient-education/children-with-cancer.pdf. Último acceso: 16 de enero de 2017.
  12. AskMayoExpert. Wilms tumor (Tumor de Wilms). Rochester, Minn.: Fundación Mayo para la Educación e Investigación Médica; 2016.
  13. Granberg CF (opinión de un experto). Mayo Clinic, Rochester, Minn. 1 de marzo de 2017.
  14. Arndt CA (opinión de un experto). Mayo Clinic, Rochester, Minn. 1 de febrero de 2017.
  15. Biblioteca Nacional de Medicina (National Library of Medicine). Your guide to understanding genetic conditions: Beckwith-Wiedemann syndrome (Guía para comprender las afecciones genéticas: síndrome de Beckwith-Wiedemann). Genetics Home Reference (Referencia de Genética para el Hogar). https://ghr.nlm.nih.gov/condition/beckwith-wiedemann-syndrome. Último acceso: 2 de febrero de 2017.