Descripción general

El sarcoma es un tipo de cáncer que puede ocurrir en distintas partes del cuerpo.

Sarcoma es el término general para un amplio grupo de tipos de cáncer que se origina en los huesos y en los tejidos blandos (también llamados conectivos) del cuerpo (sarcoma de tejido blando). El sarcoma de tejido blando se forma en los tejidos que conectan, sostienen y recubren otras estructuras del cuerpo. Comprenden los músculos, la grasa, los vasos sanguíneos, los nervios, los tendones y el revestimiento de las articulaciones.

Existen más de 70 tipos de sarcoma. El tratamiento para el sarcoma varía según el tipo de sarcoma, la ubicación y otros factores.

Atención del sarcoma en Mayo Clinic

Tipos

Síntomas

Los signos y síntomas del sarcoma incluyen:

  • Una protuberancia que se siente a través de la piel, que puede ser dolorosa o no
  • Dolor de huesos
  • La fractura inesperada de un hueso, como después de una lesión menor o sin ninguna lesión
  • Dolor abdominal
  • Pérdida de peso

Causas

No es claro cuáles son las causas de la mayoría de los sarcomas.

En general, el cáncer se forma cuando ocurren cambios (mutaciones) en el ADN dentro de las células. El ADN dentro de una célula viene en un gran número de genes individuales, cada uno contiene un grupo de instrucciones que indica a la célula qué funciones realizar, y cómo crecer y dividirse.

Las mutaciones pueden indicarles a las células que crezcan y se dividan de forma incontrolada, y que sigan viviendo cuando las células normales morirían. Si esto sucede, la acumulación de células anormales puede formar un tumor. Las células pueden desprenderse y propagarse (metastatizarse) a otras partes del cuerpo.

Factores de riesgo

Los factores que pueden aumentar el riesgo de padecer sarcoma comprenden:

  • Síndromes heredados. Algunos síndromes que aumentan el riesgo de desarrollar cáncer se pueden transmitir de padres a hijos. Algunos ejemplos de síndromes que aumentan el riesgo de sarcoma incluyen el retinoblastoma familiar y la neurofibromatosis tipo 1.
  • Radioterapia contra el cáncer. El tratamiento radiológico para el cáncer aumenta el riesgo de desarrollar un sarcoma más adelante.
  • Inflamación crónica (linfedema). El linfedema es una inflamación causada por una acumulación de líquido linfático que se produce cuando el sistema linfático está bloqueado o dañado. Aumenta el riesgo de padecer un tipo de sarcoma llamado angiosarcoma.
  • Exposición a sustancias químicas. Ciertas sustancias químicas, como algunos productos químicos industriales y herbicidas, pueden aumentar el riesgo de sarcoma que afecta el hígado.
  • Exposición a virus. El virus llamado herpesvirus humano 8 puede aumentar el riesgo de padecer un tipo de sarcoma llamado sarcoma de Kaposi en personas con sistemas inmunitarios debilitados.

Sarcoma - atención en Mayo Clinic

March 16, 2019
  1. Ferri FF. Sarcoma. In: Ferri's Clinical Advisor 2019. Philadelphia, Pa.: Elsevier; 2019. https://www.clinicalkey.com. Accessed Dec. 18, 2018.
  2. Niederhuber JE, et al., eds. Sarcomas of soft tissue. In: Abeloff's Clinical Oncology. 5th ed. Philadelphia, Pa.: Churchill Livingstone Elsevier; 2014. https://www.clinicalkey.com. Accessed Dec. 18, 2018.
  3. Soft tissue sarcoma. Plymouth Meeting, Pa.: National Comprehensive Cancer Network. https://www.nccn.org/professionals/physician_gls/default.aspx. Accessed Dec. 18, 2018.
  4. Bone cancer. Plymouth Meeting, Pa.: National Comprehensive Cancer Network. https://www.nccn.org/professionals/physician_gls/default.aspx. Accessed Dec. 18, 2018.
  5. Okuno SH (expert opinion). Mayo Clinic, Rochester, Minn. Jan. 6, 2019.