Descripción general

El angiosarcoma es un tipo de cáncer poco frecuente que se forma en el revestimiento de los vasos sanguíneos y los vasos linfáticos. Los vasos linfáticos, que son parte del sistema inmunitario, recolectan bacterias, virus y productos de desecho del cuerpo y los eliminan.

El angiosarcoma puede ocurrir en cualquier parte del cuerpo, pero suele presentarse, con mayor frecuencia, en la piel del cuello y la cabeza. En raras ocasiones, el angiosarcoma se puede formar en otras partes del cuerpo, como las mamas. También se puede formar en tejidos más profundos, como el hígado y el corazón. El angiosarcoma se puede presentar en zonas previamente tratadas con radioterapia.

El tratamiento del angiosarcoma depende de la ubicación del cáncer. Las opciones de tratamiento pueden comprender cirugía, radioterapia y quimioterapia.

Síntomas

Los signos y síntomas del angiosarcoma pueden variar según el lugar donde aparece el cáncer.

Angiosarcoma que afecta a la piel

Lo más frecuente es que el angiosarcoma se produzca en la piel de la cabeza y el cuello, en particular en el cuero cabelludo. Estos son algunos de los signos y síntomas de esta forma de angiosarcoma:

  • Un área de piel levantada y morada que parece un moretón
  • Una lesión similar a un moretón que crece con el tiempo
  • Una lesión que puede sangrar cuando te rascas o golpeas
  • Hinchazón en la piel circundante

Angiosarcoma que afecta los órganos

Cuando el angiosarcoma afecta órganos como el hígado o el corazón, a menudo causa dolor. Otros síntomas dependen de la ubicación del angiosarcoma.

Cuándo debes consultar a un médico

Pide una cita con el médico si tienes signos o síntomas persistentes que te preocupen.

Causas

No se sabe con certeza qué causa la mayoría de los angiosarcomas, pero los médicos han identificado factores que pueden aumentar el riesgo de padecer esta enfermedad.

Los médicos saben que algo provoca un error (mutación) en el código genético de una célula del revestimiento de los vasos sanguíneos o linfáticos. La mutación le ordena a la célula que crezca rápidamente, lo que produce más células anormales. Estas células anormales continúan viviendo cuando otras células morirían.

El resultado es una acumulación de células anormales que crecen desde el vaso sanguíneo o linfático afectado. Con el tiempo, las células pueden dividirse y propagarse (hacer metástasis) a otras regiones del cuerpo.

Factores de riesgo

Los factores que pueden aumentar tu riesgo de padecer angiosarcoma comprenden:

  • Radioterapia. El tratamiento con radiación para el cáncer y otras afecciones puede aumentar el riesgo de padecer angiosarcoma. El angiosarcoma, una complicación poco frecuente de la radioterapia, suele ocurrir entre cinco y diez años después del tratamiento.
  • Inflamación ocasionada por daños a los vasos linfáticos (linfedema). El linfedema es una inflamación provocada por una acumulación de líquido linfático que ocurre cuando el sistema linfático está bloqueado o dañado. Siempre existe el riesgo de linfedema cuando se extraen los ganglios linfáticos en una cirugía (técnica que se suele utilizar como tratamiento del cáncer). El linfedema también puede ocurrir en respuesta a una infección u otras afecciones.
  • Sustancias químicas. El angiosarcoma de hígado se ha relacionado con la exposición a varias sustancias químicas, como el cloruro de vinilo y el arsénico.

April 29, 2020
  1. Young RJ, et al. Angiosarcoma. The Lancet Oncology. 2010;11:983.
  2. Bolognia JL, et al, eds. Vascular neoplasms and neoplastic-like proliferations. In: Dermatology. 3rd ed. Philadelphia, Pa.: Elsevier; 2012. https://www.clinicalkey.com. Accessed Jan. 12, 2017.
  3. Soft tissue sarcoma. Fort Washington, Pa.: National Comprehensive Cancer Network. http://www.nccn.org/professionals/physician_gls/f_guidelines.asp. Accessed Jan. 12, 2017.
  4. Patel SH, et al. Angiosarcoma of the scalp and face: The Mayo Clinic experience. JAMA Otolaryngology — Head & Neck Surgery. 2015;141:335.