Diagnóstico

Durante el examen físico, el médico te presionará distintas partes del hombro y te moverá el brazo en diferentes posiciones. También controlará la fuerza de los músculos que están alrededor del hombro y en los brazos.

En algunos casos, puede recomendar estudios de diagnóstico por imágenes, como los siguientes:

  • Radiografías. Aunque un desgarro del manguito de los rotadores no aparecerá en una radiografía, esta prueba puede visualizar espolones óseos u otras posibles causas del dolor, como la artritis.
  • Ecografía. Este tipo de prueba utiliza ondas sonoras para producir imágenes de estructuras dentro del cuerpo, particularmente tejidos blandos como músculos y tendones. Permite realizar pruebas dinámicas mientras evalúa las estructuras del hombro a medida que se mueven. También permite realizar una comparación rápida entre el hombro afectado y el hombro sano.
  • Imagen mediante resonancia magnética (IRM). Esta tecnología utiliza ondas de radio y un imán fuerte. Las imágenes que se obtienen muestran todas las estructuras del hombro con gran detalle. La calidad de las imágenes depende en gran medida de la calidad del equipo que se utiliza.

Tratamiento

Los tratamientos conservadores, como el descanso, el frío y la terapia física, a veces, son todo lo que se necesita para recuperarse de una lesión en el manguito de los rotadores. Si la lesión es grave e implica un desgarro completo del músculo o tendón, es posible que necesites cirugía.

Inyecciones

Si los tratamientos tradicionales no han reducido el dolor, el médico te podría recomendar una inyección de esteroides en la articulación del hombro, en especial si el dolor interfiere con el sueño, las actividades diarias o el ejercicio. Aunque estas inyecciones por lo general son útiles por un tiempo, se deben utilizar con sensatez, ya que pueden contribuir con el debilitamiento del tendón.

Terapia

La fisioterapia suele ser uno de los primeros tratamientos que recomienda el médico. Los ejercicios orientados a la ubicación específica de la lesión del manguito rotatorio pueden ayudar a restaurar la flexibilidad y a fortalecer el hombro. La fisioterapia también es una parte importante del proceso de recuperación posterior a la cirugía realizada en el manguito rotatorio.

Cirugía

Hay disponibles distintos tipos de cirugía para tratar las lesiones del manguito rotatorio, que incluyen las siguientes:

  • Reparación artroscópica del tendón. En este procedimiento, los cirujanos insertan una cámara (artróscopo) y herramientas minúsculas a través de pequeñas incisiones para volver a unir el tendón al hueso.
  • Reparación abierta del tendón. En algunas situaciones, puede ser mejor reparar de forma abierta el tendón. En este tipo de cirugías, el cirujano trabaja con una incisión más grande para volver a fijar el tendón dañado al hueso. En comparación con los procedimientos artroscópicos, las reparaciones abiertas de tendón cicatrizan en el mismo período pero la recuperación puede ser un poco más incómoda.
  • Transferencia de tendón. Si el tendón desgarrado tiene demasiado daño como para poder unirlo nuevamente con el hueso del brazo, es posible que los cirujanos decidan usar un tendón cercano como reemplazo.
  • Reemplazo del hombro. Las lesiones extensas del manguito rotatorio pueden hacer necesaria una cirugía de reemplazo del hombro. Con el propósito de mejorar la estabilidad de la articulación artificial, un procedimiento innovador (artroplastia inversa del hombro) instala la parte esférica de la articulación artificial en los omóplatos y la parte de la cavidad en el hueso del brazo.

Video: Transferencia de tendón para reparar el manguito de los rotadores

El manguito rotador es un grupo de músculos y tendones que sujetan la articulación del hombro y te permiten mover el brazo y el hombro. Se presentan problemas cuando parte del manguito se irrita o se daña. Esto puede resultar en dolor, debilidad, y una amplitud de movimiento reducida.

A veces uno o más tendones se separan del hueso. En algunos casos, un cirujano puede volver a adherir el tendón al hueso usando suturas, un material parecido al hilo.

Pero a veces el tendón está demasiado dañado para volver a adherirlo. Si este es el caso, el cirujano puede considerar una “transferencia de tendón”. Este es un procedimiento en el cual se usa un tendón de otro lugar en el cuerpo para reparar el manguito rotador.

El tendón que se transfiere más comúnmente es el tendón dorsal ancho de la espalda. Para hacer la transferencia, el cirujano hace dos incisiones: una en la parte posterior y otra en la parte delantera del hombro.

En la parte posterior, el cirujano separa un extremo de un tendón dorsal ancho y sujeta una sutura a ese extremo. En la parte delantera, crea un colgajo en el músculo deltoide, que cubre el hombro. Inserta un instrumento para agarrar el extremo del tendón. Pone el tendón bajo el deltoide en su nueva posición.

Se usan suturas para conectar el tendón transferido a la parte que quede del manguito y del hueso. El cirujano ajusta las suturas para que tiren el tendón contra el hueso y lo sujeta en su lugar. En algunos casos se insertan anclajes en el hueso para sostener las suturas.

El cirujano cierra el colgajo en el músculo deltoide. Luego se cierran las incisiones en la parte delantera y posterior.

Video: Reemplazo de hombro invertido

El manguito rotador es un grupo de músculos y tendones que sujetan la articulación del hombro y te permiten mover el brazo y el hombro. Problemas al manguito pueden causar debilidad o dolor y reducir la amplitud de movimiento. También pueden dañar la articulación del hombro.

En general, los tendones se pueden reparar. Pero si se han dañado gravemente, una operación llamada reemplazo de hombro invertido puede mejorar la función de la articulación y reducir el dolor, especialmente si la articulación está afectada por artritis.

Esta operación también se conoce como artroplastia revertida “Artro” significa articulación, “plastia” es moldear con cirugía.

La punta del hueso del brazo encaja en una cavidad en el omóplato. En un reemplazo de hombro típico, un forro de plástico se adhiere a la cavidad para permitir movimientos fluidos. El cirujano quita la punta del hueso del brazo, e inserta una varilla de metal con un balón en el extremo. Pero si el manguito está muy dañado, quizás la articulación no esté estable ni funcione adecuadamente.

En un reemplazo de hombro invertido la estructura normal del balón y la cavidad se invierte. Un balón artificial se adhiere al omóplato. Una cavidad artificial se sujeta a la punta del hueso del brazo. El gran músculo deltoide que cubre el hombro típicamente puede mover el brazo.

Te darán anestesia general para que duermas durante la cirugía.

Se hace una incisión o corte en la parte anterior del brazo y del hombro. El cirujano separa los músculos y corta a través del tejido para exponer la articulación. El hueso de la parte superior del brazo se extrae de la cavidad. Se corta la punta del hueso del brazo, y se prepara para recibir una parte artificial. La cavidad también se prepara. Se atornilla una placa a la cavidad y se adhiere una media esfera. Una varilla de metal se inserta en el hueso del brazo y una cavidad de plástico se adhiere a la parte superior.

La nueva cavidad se ajusta contra el balón para permitir movimientos fluidos. El tejido se sutura alrededor de la articulación, y se cierra la incisión.

Estudios clínicos

Explora los estudios de Mayo Clinic de evaluación de tratamientos, intervenciones y análisis nuevos como medio para prevenir, detectar, tratar o controlar esta enfermedad.

Estilo de vida y remedios caseros

Por lo general, una lesión menor en el manguito rotatorio se cura sola, con atención adecuada. Si crees que te has lesionado el manguito rotatorio, intenta realizar los siguientes pasos:

  • Descasa el hombro. No realices lo que causó el dolor e intenta evitar movimientos dolorosos. Limita levantar objetos pesados o realizar actividades por encima de la cabeza hasta que el dolor en el hombro desaparezca.
  • Aplica hielo y calor. Al aplicar hielo en el hombro, se reduce la inflamación y el dolor. Usa una compresa fría durante 15 a 20 minutos cada tres o cuatro horas. Luego de unos días, cuando el dolor y la inflamación hayan mejorado, puede ser útil colocar una bolsa caliente o una compresa caliente para relajar los músculos tensionados y adoloridos.
  • Toma analgésicos. Los analgésicos de venta libre como el ibuprofeno (Advil, Motrin IB), el naproxeno sódico (Aleve) o el acetaminofeno (Tylenol u otros) pueden ser útiles.

Preparación para la consulta

Al principio, probablemente consultes a tu médico de cabecera. Si tu lesión es grave, podría derivarte a un cirujano ortopédico. Si ya te trataron por un problema similar en el pasado, es posible que tengas que llevar a la consulta registros y estudios de diagnóstico por imágenes previos.

Qué puedes hacer

Antes de la consulta, es aconsejable que hagas una lista con las respuestas a las siguientes preguntas:

  • ¿Cuándo tuviste dolor en el hombro por primera vez?
  • ¿Qué movimientos y actividades empeoran tu dolor en el hombro?
  • ¿Alguna vez te lesionaste el hombro?
  • ¿Has tenido algún otro síntoma además del dolor de hombro?
  • ¿El dolor se irradia al brazo hasta debajo del codo?
  • ¿El dolor de hombro está asociado con dolor en el cuello?
  • ¿Tu trabajo o pasatiempo empeora el dolor de hombro?

Qué esperar del médico

Es probable que el médico te haga una serie de preguntas. Estar preparado para responderlas puede ahorrarte tiempo para consultar sobre cualquier tema al que quieras dedicarle más tiempo. El médico puede preguntarte:

  • ¿Dónde se ubica exactamente el dolor?
  • ¿Qué tan intenso es el dolor?
  • ¿Qué movimientos y actividades agravan o alivian tu dolor de hombro?
  • ¿Sientes debilidad o entumecimiento en el brazo?

Lesión del manguito de los rotadores - atención en Mayo Clinic

May 17, 2018
  1. Giangarra CE, et al. Rotator cuff repair. In: Clinical Orthopaedic Rehabilitation: A Team Approach. 4th ed. Philadelphia, Pa.: Elsevier; 2018. https://www.clinicalkey.com. Accessed Feb. 20, 2018.
  2. Rotator cuff tears. American Academy of Orthopaedic Surgeons. https://orthoinfo.aaos.org/en/diseases--conditions/rotator-cuff-tears. Accessed Feb. 20, 2018.
  3. Ferri FF. Rotator cuff disease. In: Ferri's Clinical Advisor 2018. Philadelphia, Pa.: Elsevier; 2018. https://www.clinicalkey.com. Accessed Feb. 20, 2018.
  4. Simons SM, et al. Presentation and diagnosis of rotator cuff tears. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Feb. 20, 2018.
  5. Martin SD, et al. Management of rotator cuff tears. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Feb. 20, 2018.
  6. AskMayoExpert. Rotator cuff surgery. Rochester, Minn.: Mayo Foundation for Medical Education and Research; 2017.
  7. Azar FM, et al. Shoulder and elbow injuries. In: Campbell's Operative Orthopaedics. 13th ed. Philadelphia, Pa.: Elsevier; 2017. https://www.clinicalkey.com. Accessed Feb. 22, 2018.
  8. Hattrup SJ (expert opinion). Mayo Clinic, Phoenix/Scottsdale, Ariz. March 8, 2018.
  9. Morrow ES. Allscripts EPSi. Mayo Clinic, Rochester, Minn. Oct. 2, 2017.