Las causas de la cirrosis biliar primaria no están claras. Muchos expertos consideran que la cirrosis biliar primaria es una enfermedad autoinmunitaria, en la que el organismo se vuelve en contra de sus propias células.

Cómo aparece la cirrosis biliar primaria

La inflamación de la cirrosis biliar primaria comienza cuando los linfocitos T (células T) comienzan a acumularse en el hígado. Las células T son glóbulos blancos que participan en la respuesta del sistema inmunitario.

En general, las células T reconocen y ayudan a defender el organismo contra invasores dañinos, como las bacterias.  No obstante, en la cirrosis biliar primaria, las células T invaden y destruyen las células que revisten las pequeñas vías biliares del hígado.

La inflamación en los conductos más pequeños se extiende y destruye las células hepáticas cercanas. A medida que estas células se destruyen, son reemplazadas por tejido cicatrizado (fibrosis) que puede provocar cirrosis. La cirrosis es la cicatrización del tejido hepático que dificulta que el hígado realice funciones esenciales.

Nov. 22, 2014