Atención de la enfermedad hepática del hígado graso no alcohólico en Mayo Clinic

Los médicos de Mayo Clinic fueron los primeros en identificar la esteatosis hepática no alcohólica, en un informe publicado en 1980. Durante los años siguientes, los investigadores de Mayo Clinic han realizado incomparables avances tanto en la ciencia básica como en la atención clínica en relación con la enfermedad.

Tu equipo de atención de Mayo Clinic

En Mayo Clinic, los médicos que se especializan en enfermedades digestivas (gastroenterólogos), trabajan junto con los radiólogos, patólogos, enfermeros especializados y asistentes médicos para diagnosticar la enfermedad hepática del hígado graso no alcohólico. Otros especialistas que pueden ser parte del equipo incluyen a los dietistas, especialistas en pérdida de peso (bariátricos) y asesores profesionales que apoyan el cambio de estilo de vida.

Pericia adicional

El diagnóstico de la esteatosis hepática no alcohólica ya no es poco frecuente en los niños, un grupo con índices de obesidad en aumento. Los hepatólogos pediátricos en el Centro Pediátrico de Mayo Clinic y el Mayo Eugenio Litta Children's Hospital en el Hospital de Mayo Clinic, en el recinto médico Saint Marys en Rochester, Minnesota, tienen experiencia en el cuidado de jóvenes pacientes con enfermedad hepática del hígado graso no alcohólico en todos los estadios, incluidos la enfermedad hepática terminal que requiere trasplante. Los cirujanos para la pérdida de peso con experiencia pediátrica también son parte del recinto médico de Mayo Clinic en Rochester, Minnesota. Si el trasplante de hígado es necesario, los cirujanos de trasplantes, hepatólogos especializados en trasplantes y personal de enfermería que coordina el programa de trasplante se unen al equipo de atención.

Beneficios de la colaboración

El enfoque multidisciplinario en Mayo Clinic permite que obtengas el beneficio de contar con el conocimiento y la experiencia de cada especialista en tu equipo de atención. Los miembros del equipo trabajan en forma conjunta para planificar la atención médica de cada individuo. Esta colaboración también implica que tus consultas serán coordinadas y los resultados de tus pruebas estarán disponibles rápidamente. La evaluación y tratamiento que puede durar meses en cualquier lugar, generalmente, se pueden realizar en cuestión de días en Mayo Clinic.

Diagnóstico y tratamiento de avanzada

El diagnóstico y estadificación de la enfermedad hepática del hígado graso no alcohólico es un desafío, en parte porque las pruebas estándar frecuentemente fallan para medir la extensión del daño hepático con precisión. Sin embargo, en Mayo Clinic, las pruebas por imágenes de vanguardia han simplificado el proceso de diagnóstico y lo han hecho más confiable de lo que era hace menos de una década.

Técnicas no invasivas

Gracias a la introducción de técnicas no invasivas de pruebas de imágenes hepáticas, muchos pacientes que son evaluados por posible enfermedad hepática del hígado graso no alcohólico y por esteatosis hepática no alcohólica en Mayo Clinic, pueden evitar la biopsia de hígado. Los investigadores de Mayo Clinic desarrollaron una de estas técnicas no invasivas, la elastografía por resonancia magnética (EMR), que mide el daño hepático con más precisión que otros estudios por imágenes. Debido a que la EMR es una prueba nueva, su disponibilidad es limitada en otros lugares.

Los hepatólogos y cirujanos de trasplantes de Mayo Clinic también han realizado innovaciones en la atención de pacientes con obesidad, esteatosis hepática no alcohólica y enfermedad hepática terminal que requiere trasplante. Cuando es posible, esos pacientes pueden participar en un programa de control de peso intensivo tanto para implementar antes como después del trasplante de hígado. Gracias a estos programas, Mayo Clinic puede ofrecer el trasplante de hígado a individuos con obesidad mórbida seleccionados. Aquellos que no sean capaces de perder la cantidad de peso recomendada antes del trasplante, puede que se les realice una combinación de cirugía de obesidad y de trasplante.

En ciertas instancias, la pérdida de peso y el ejercicio físico puede ser complementados con cirugía para perder peso. Mayo Clinic también ofrece alternativas no invasivas en lugar del bypass gástrico y otros procedimientos para perder peso que son riesgosos y que pueden dejar cicatrización que interfiera luego con el trasplante de hígado. Estos procedimientos no invasivos (inserción de balón intragástrico y gastroplastia endoscópica en manga) tienen resultados comparables con los de la cirugía de bypass gástrica, con un tiempo de recuperación mucho menor y riesgo mínimo de cicatrización.

Experiencia y calificaciones

Mayo Clinic en Rochester, Minnesota, ocupa el n º 1 para los trastornos digestivos en el ranking de U.S. News & World Informe mejores hospitales. Clínica Mayo en Scottsdale, Arizona y Mayo Clinic en Jacksonville, Florida, se alinean entre los mejores hospitales para trastornos digestivos por U.S. News & World Report. Mayo Clinic también alinea entre hospitales de los mejores para trastornos digestivos.

Fotografía del especialista en riñones y un paciente de Mayo Clinic

Un especialista en riñones pediátrico en el recinto médico de Mayo Clinic de Rochester, Minnesota, tranquiliza a un paciente joven.

Ubicaciones, viajes y alojamiento

Mayo Clinic tiene importantes instalaciones en Phoenix y Scottsdale, Arizona; Jacksonville, Florida; y Rochester, Minnesota. El Sistema de Salud de Mayo Clinic tiene docenas de instalaciones en diversos estados.

Para obtener más información sobre visitas a Mayo Clinic, elija su ubicación en el siguiente menú:

Costos y seguro médico

Mayo Clinic trabaja con cientos de compañías de seguro y es un proveedor de la red para millones de personas.

En la mayoría de los casos, Mayo Clinic no requiere la derivación de un médico. Algunas aseguradoras requieren derivaciones o pueden tener requisitos adicionales para determinada atención médica. Todas las consultas se priorizan en función de la necesidad médica.

Más información sobre consultas en Mayo Clinic.

Ponte en contacto con tu compañía de seguro para verificar la cobertura médica y para obtener cualquier autorización que necesites antes de tu visita. Muchas veces, el teléfono de atención al cliente de la aseguradora se encuentra impreso en la parte trasera de tu tarjeta de seguro.

Aug. 09, 2017