Descripción general

¿Qué es la hipertensión? Explicación de un experto de Mayo Clinic.

Infórmate más sobre la hipertensión con el Dr. Leslie Thomas, nefrólogo.

Hola. Soy el Dr. Leslie Thomas, nefrólogo de Mayo Clinic. En este video, hablaremos sobre los conceptos básicos de la hipertensión. ¿Qué es un fibroma? ¿Quién puede tener esta afección? Los síntomas, el diagnóstico y el tratamiento. Ya sea que busques respuestas para ti o para un ser querido, estamos aquí para darte la mejor información disponible. Hipertensión significa presión arterial alta. La medición de la presión arterial consta de dos valores. Esos valores corresponden a la presión arterial sistólica y a la presión arterial diastólica. Debido al movimiento de bombeo del corazón, la presión dentro de las arterias varía entre una presión más alta y una más baja. La presión más alta se da durante la contracción del ventrículo izquierdo del corazón y se la conoce como presión arterial sistólica. La presión más baja se da durante la relajación del ventrículo izquierdo del corazón y se la conoce como presión arterial diastólica.

¿Quién puede tener esta afección?

La hipertensión es una afección muy frecuente que afecta a más del 40 % de los adultos. Es una de las afecciones más frecuentes para las que se recetan medicamentos. La mayoría de las personas con hipertensión tienen hipertensión primaria. Si bien no se sabe con certeza cómo se origina la hipertensión primaria, se cree que es consecuencia de muchos factores hereditarios y medioambientales que interactúan de formas complejas dentro del organismo. Los riesgos de hipertensión primaria incluyen antecedentes familiares, edad avanzada, obesidad, alimentación con alto contenido de sodio, consumo de alcohol y falta de actividad física. En los casos de hipertensión en los que se identifica una causa específica se utiliza la expresión hipertensión arterial secundaria. Existen diversas causas posibles para la hipertensión arterial secundaria. Estas causas incluyen ciertos medicamentos de venta libre o con receta médica, enfermedades renales, determinados trastornos endocrinos o un estrechamiento importante de la aorta o de una arteria del riñón.

¿Cuáles son los síntomas?

En raras ocasiones, una persona con presión arterial muy alta puede presentar síntomas. Estos síntomas pueden incluir falta de aire, visión borrosa o dolor de cabeza.

¿Cómo se diagnostica?

La hipertensión se puede diagnosticar midiendo la presión arterial minuciosa y repetidamente. Las categorías de la presión arterial incluyen presión arterial normal, que se define como una presión sistólica inferior a 120 y una presión diastólica inferior a 80. Elevación de la presión arterial se define como una presión sistólica entre 120 y 129 y una presión diastólica inferior a 80. Hipertensión se define como una presión sistólica superior o igual a 130 o una presión diastólica superior o igual a 80.

¿Cómo se trata?

El tratamiento de la hipertensión consiste en hacer cambios en el estilo de vida, que también pueden ir acompañados de medicamentos antihipertensivos. Para las personas que tienen determinadas afecciones frecuentes, como enfermedades cardiovasculares, enfermedad renal crónica y diabetes mellitus, es posible que algunos medicamentos sean más beneficiosos que otros. Decidir cuál es el objetivo para la presión arterial, cuándo comenzar la administración de medicamentos antihipertensivos y qué medicamento específico o combinación de medicamentos se administrará es algo sumamente personalizado y se basa en diversos factores.

¿Qué sigue?

Podrás trabajar junto con el equipo de atención médica para elaborar el mejor plan de tratamiento para ti. Independientemente del método que elijas, tienes muchos motivos para ser optimista con respecto al control de la hipertensión. Si quieres informarte más sobre la hipertensión, mira nuestros otros videos pertinentes o visita mayoclinic.org. Te deseamos lo mejor.

La presión arterial alta es una enfermedad común que afecta a las arterias del cuerpo. También se conoce como hipertensión. Si tienes la presión arterial alta, la fuerza que ejerce la sangre contra las paredes de las arterias es muy alta constantemente. El corazón debe trabajar más para bombear sangre.

La presión arterial se mide en milímetros de mercurio (mm Hg). En general, la hipertensión se corresponde con una lectura de la presión arterial de 130/80 mm Hg o superior.

El American College of Cardiology (Colegio Estadounidense de Cardiología) y la Asociación Americana del Corazón dividen la presión arterial en cuatro categorías generales. La presión arterial ideal se categoriza como normal.

  • Presión arterial normal. La presión arterial es 120/80 mm Hg o inferior.
  • Presión arterial alta. El valor máximo se sitúa de 120 a 129 mm Hg y el valor mínimo está por debajo (no por encima) de 80 mm Hg.
  • Hipertensión de etapa 1. El valor máximo va de 130 a 139 mm Hg y el valor mínimo está entre 80 y 89 mm Hg.
  • Hipertensión de etapa 2. El valor máximo es de 140 mm Hg o superior y el valor mínimo es de 90 mm Hg o superior.

La presión arterial superior a 180/120 mm Hg se considera crisis hipertensiva o crisis. Busca atención médica de emergencia si alguien tiene estos valores de presión arterial.

La presión arterial alta no tratada aumenta el riesgo de ataque cardíaco, accidente cerebrovascular y otros problemas de salud graves. Es importante controlar la presión arterial al menos cada dos años a partir de los 18. Algunas personas necesitan controles con mayor frecuencia.

Hábitos de estilo de vida saludables, como no fumar, hacer ejercicio y comer bien, pueden ayudar a prevenir y tratar la presión arterial alta. Algunas personas necesitan medicamentos para tratar la presión arterial alta.

Síntomas

La mayoría de las personas con presión arterial alta no tienen síntomas, incluso si las lecturas de presión arterial alcanzan niveles peligrosamente altos. Se puede tener presión arterial alta durante años sin presentar ningún síntoma.

Algunas personas con hipertensión arterial pueden presentar lo siguiente:

  • Dolores de cabeza
  • Falta de aire
  • Sangrados nasales

Sin embargo, estos síntomas no son específicos. No suelen aparecer hasta que la presión arterial alta haya alcanzado un estado grave o que pone en riesgo la vida.

Cuándo debes consultar con un médico

Los exámenes de detección de la presión arterial son una parte importante de la atención médica general. La frecuencia con la que es necesario controlar la presión arterial depende de tu edad y estado de salud general.

Pide al proveedor de atención médica que te mida la presión arterial, al menos, cada dos años a partir de los 18 años. Si tienes 40 años o más o si tienes de 18 a 39 años y presentas un riesgo elevado de presión arterial alta, solicita un control de la presión arterial todos los años.

Es probable que el proveedor de atención médica te recomiende mediciones más frecuentes si presentas presión arterial alta u otros factores de riesgo de enfermedad cardíaca.

Es posible que a los niños de 3 años y mayores se les mida la presión arterial como parte de sus revisiones anuales.

Si no acudes regularmente a un proveedor de atención médica, es posible que puedan hacerte una prueba de la presión arterial gratis en una feria de salud o en otros espacios dedicados a ello en tu comunidad. En algunas tiendas y farmacias, también hay aparatos para medir la presión arterial de uso gratuito. La precisión de estos aparatos depende de varios factores, como el tamaño correcto del brazalete y el uso debido de los aparatos. Pide al proveedor de atención médica consejos sobre el uso de los aparatos para medir la presión arterial que se encuentran a disposición del público.

Causas

La presión arterial se determina por dos cosas: la cantidad de sangre que bombea el corazón y cuán difícil es para la sangre circular por las arterias. Cuanta más sangre bombee el corazón y cuanto más estrechas sean las arterias, mayor será la presión arterial.

Existen dos tipos principales de presión arterial alta.

Hipertensión primaria (hipertensión esencial)

Para la mayoría de los adultos, no hay una causa identificable de la presión arterial alta. Este tipo de presión arterial alta se denomina hipertensión primaria o esencial y tiende a desarrollarse progresivamente a lo largo de muchos años. La acumulación de placa en las arterias (ateroesclerosis) aumenta el riesgo de tener presión arterial alta.

Hipertensión secundaria

Este tipo de presión arterial alta se debe a una afección subyacente. Tiende a aparecer repentinamente y causa una presión arterial más alta que la hipertensión primaria. Los trastornos y medicamentos que pueden llevar a la hipertensión arterial secundaria incluyen los siguientes:

  • Tumores de la glándula suprarrenal
  • Problemas en los vasos sanguíneos presentes al nacer, también llamados defectos cardíacos congénitos
  • Medicamentos para la tos y el resfriado, algunos analgésicos, píldoras anticonceptivas y otros medicamentos de venta con receta médica
  • Drogas ilícitas, como la cocaína y las anfetaminas
  • Enfermedad renal
  • Apnea obstructiva del sueño
  • Problemas de tiroides

A veces, un simple chequeo médico lleva al el aumento de la presión arterial. Esto se denomina hipertensión de bata blanca.

Factores de riesgo

Hay muchos factores de riesgo que pueden causar presión arterial alta, como los siguientes:

  • Edad. El riesgo de tener presión arterial alta aumenta con la edad. Hasta aproximadamente los 64 años, la presión arterial alta es más frecuente en los hombres. Las mujeres tienen más probabilidades de desarrollar presión arterial alta después de los 65 años.
  • Raza. La presión arterial alta es particularmente común en las personas de piel negra. Aparece a una edad más temprana en las personas de piel negra que en las de piel blanca.
  • Antecedentes familiares. Tienes más probabilidades de desarrollar presión arterial alta si tu padre, tu madre o algún hermano presenta esta afección.
  • Obesidad o sobrepeso. El exceso de peso provoca cambios en los vasos sanguíneos, los riñones y otras partes del cuerpo. Estos cambios suelen aumentar la presión arterial. Tener sobrepeso u obesidad también aumenta el riesgo de presentar una enfermedad cardíaca y los factores de riesgo correspondientes, como el colesterol alto.
  • Falta de ejercicio. No hacer ejercicio puede causar un aumento de peso. El aumento de peso eleva el riesgo de tener presión arterial alta. Las personas que no hacen actividad física suelen tener una frecuencia cardíaca más elevada.
  • Consumo de tabaco o vapeo. Fumar, mascar tabaco o vapear aumenta inmediatamente la presión arterial durante un breve período. Fumar tabaco daña las paredes de los vasos sanguíneos y acelera el proceso de endurecimiento de las arterias. Si fumas, pide a tu proveedor de atención médica que te brinde estrategias para ayudarte a dejar de fumar.
  • Demasiada sal. El exceso de sal (también denominada sodio) en el cuerpo puede provocar la retención de líquidos. Esto aumenta la presión arterial.
  • Niveles bajos de potasio. El potasio ayuda a equilibrar la cantidad de sal en las células del cuerpo. Un equilibrio correcto de potasio es importante para una buena salud cardíaca. Los niveles bajos de potasio pueden deberse a una falta de potasio en la dieta o a determinadas enfermedades, incluida la deshidratación.
  • Consumo excesivo de alcohol. Se ha asociado el consumo de alcohol con la presión arterial elevada, especialmente en hombres.
  • Estrés. Los niveles altos de estrés pueden llevar a un aumento temporal de la presión arterial. Los hábitos relacionados con el estrés, como comer en exceso, consumir tabaco o beber alcohol, pueden aumentar aún más la presión arterial.
  • Ciertas afecciones crónicas. La enfermedad renal, la diabetes y la apnea del sueño son algunas de las enfermedades que pueden llevar a la presión arterial alta.
  • Embarazo. A veces, el embarazo puede causar presión arterial alta.

La presión arterial alta es más común en adultos. No obstante, los niños también pueden tener una presión arterial alta. En el caso de algunos niños, la presión arterial alta puede deberse a problemas en los riñones o en el corazón. Sin embargo, para una cantidad cada vez mayor de niños, los malos hábitos del estilo de vida, como una alimentación poco saludable y la falta de ejercicio, contribuyen a que tengan presión arterial alta.

Complicaciones

El exceso de presión en las paredes de las arterias que provoca la presión arterial alta puede dañar los vasos sanguíneos y los órganos del cuerpo. Cuanto más alta sea la presión arterial y más tiempo pase sin controlarse, mayor será el daño.

La presión arterial alta no controlada puede llevar a complicaciones como las siguientes:

  • Ataque cardíaco o accidente cerebrovascular. El endurecimiento y el engrosamiento de las arterias debido a la presión arterial alta o a otros factores puede derivar en un ataque cardíaco, un accidente cerebrovascular u otras complicaciones.
  • Aneurisma. El aumento de la presión arterial puede causar el debilitamiento de los vasos sanguíneos y la aparición de protuberancias en ellos, lo que provoca la formación de un aneurisma. Si un aneurisma se rompe, puede poner en riesgo la vida.
  • Insuficiencia cardíaca. Cuando la presión arterial es alta, el corazón tiene que trabajar más para bombear la sangre. La distensión causa que las paredes de la cavidad de bombeo del corazón se engrosen. Esta afección se denomina hipertrofia ventricular izquierda. Finalmente, el corazón no puede bombear suficiente sangre para satisfacer las necesidades del cuerpo, lo que provoca una insuficiencia cardíaca.
  • Problemas renales. La presión arterial alta puede provocar el estrechamiento o debilitamiento de los vasos sanguíneos de los riñones. Esto puede derivar en daños en los riñones.
  • Problemas oculares. El aumento de la presión arterial puede provocar el engrosamiento, el estrechamiento o la rotura de los vasos sanguíneos de los ojos. Esto puede ocasionar la pérdida de la visión.
  • Síndrome metabólico. Este síndrome cosiste en un conjunto de trastornos del metabolismo. Consiste en la descomposición irregular del azúcar, también denominado glucosa. El síndrome incluye un aumento del tamaño de la cintura, niveles altos de triglicéridos, disminución de los niveles de colesterol de lipoproteínas de alta densidad (colesterol HDL o bueno), presión arterial alta y niveles elevados de glucosa en la sangre. Estas afecciones pueden incrementar las posibilidades de que tengas diabetes, una enfermedad cardíaca y un accidente cerebrovascular.
  • Cambios en la memoria o la comprensión. La presión arterial alta no controlada también puede afectar a la capacidad para pensar, recordar y aprender.
  • Demencia. El estrechamiento o la obstrucción de las arterias puede limitar el flujo sanguíneo al cerebro. Esto puede provocar un tipo determinado de demencia, denominado demencia vascular. Un accidente cerebrovascular que interrumpe el flujo sanguíneo hacia el cerebro también puede provocar demencia vascular.

Dec. 17, 2022
  1. High blood pressure. National Heart, Lung, and Blood Institute. https://www.nhlbi.nih.gov/health/high-blood-pressure. Accessed July 18, 2022.
  2. Flynn JT, et al. Clinical practice guideline for screening and management of high blood pressure in children and adolescents. Pediatrics. 2017; doi:10.1542/peds.2017-1904.
  3. Physical Activity Guidelines for Americans. 2nd ed. U.S. Department of Health and Human Services. https://health.gov/our-work/physical-activity/current-guidelines. Accessed June 15, 2022.
  4. Hypertension in adults: Screening. U.S. Preventive Services Task Force. https://uspreventiveservicestaskforce.org/uspstf/recommendation/hypertension-in-adults-screening. Accessed July 18, 2022.
  5. Thomas G, et al. Blood pressure measurement in the diagnosis and treatment of hypertension in adults. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed July 18, 2022.
  6. Muntner P, et al. Measurement of blood pressure in humans: A scientific statement from the American Heart Association. Hypertension. 2019; doi:10.1161/HYP.0000000000000087.
  7. Basile J, et al. Overview of hypertension in adults. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed July 22, 2022.
  8. Know your risk factors for high blood pressure. American Heart Association. https://www.heart.org/en/health-topics/high-blood-pressure/why-high-blood-pressure-is-a-silent-killer/know-your-risk-factors-for-high-blood-pressure. Accessed July 18, 2022.
  9. Rethinking drinking. Alcohol and your health. National Institute on Alcohol Abuse and Alcoholism. https://www.rethinkingdrinking.niaaa.nih.gov/Default.aspx. Accessed July 18, 2022.
  10. Libby P, et al., eds. Systemic hypertension: Mechanisms, diagnosis, and treatment. In: Braunwald's Heart Disease: A Textbook of Cardiovascular Medicine. 12th ed. Elsevier; 2022. https://www.clinicalkey.com. Accessed July 18, 2022.
  11. AskMayoExpert. Hypertension (adult). Mayo Clinic; 2021.
  12. About metabolic syndrome. American Heart Association. https://www.heart.org/en/health-topics/metabolic-syndrome/about-metabolic-syndrome. Accessed July 18, 2022.
  13. Understanding blood pressure readings. American Heart Association. https://www.heart.org/en/health-topics/high-blood-pressure/understanding-blood-pressure-readings. Accessed July 18, 2022.
  14. Whelton PK, et al. 2017 ACC/AHA/AAPA/ABC/ACPM/AGS/APhA/ASH/ASPC/NMA/PCNA guideline for the prevention, detection, evaluation, and management of high blood pressure in adults: A report of the American College of Cardiology/American Heart Association Task Force on Clinical Practice Guidelines. Hypertension. 2018; doi:10.1161/HYP.0000000000000065.
  15. Monitoring your blood pressure at home. American Heart Association. https://www.heart.org/en/health-topics/high-blood-pressure/understanding-blood-pressure-readings/monitoring-your-blood-pressure-at-home. Accessed July 18, 2022.
  16. Mann JF. Choice of drug therapy in primary (essential) hypertension. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed July 18, 2022.
  17. Agasthi P, et al. Renal denervation for resistant hypertension in the contemporary era: A systematic review and meta-analysis. Scientific Reports. 2019; doi:10.1038/s41598-019-42695-9.
  18. Chernova I, et al. Resistant hypertension updated guidelines. Current Cardiology Reports. 2019; doi:10.1007/s11886-019-1209-6.
  19. Forman JP, et al. Diet in the treatment and prevention of hypertension. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed July 18, 2022.
  20. Goldman L, et al., eds. Cognitive impairment and dementia. In: Goldman-Cecil Medicine. 26th ed. Elsevier; 2020. https://www.clinicalkey.com. Accessed July 18, 2022.
  21. Managing stress to control high blood pressure. American Heart Association. https://www.heart.org/en/health-topics/high-blood-pressure/changes-you-can-make-to-manage-high-blood-pressure/managing-stress-to-control-high-blood-pressure. Accessed July 18, 2022.
  22. Brenner J, et al. Mindfulness with paced breathing reduces blood pressure. Medical Hypothesis. 2020; doi:10.1016/j.mehy.2020.109780.
  23. Grundy SM, et al. 2018 AHA/ACC/AACVPR/AAPA/ABC/ACPM/ADA/AGS/APhA/ASPC/NLA/PCNA Guideline on the management of blood cholesterol: A report of the American College of Cardiology/American Heart Association Task Force on Clinical Practice Guidelines. Circulation. 2019; doi:10.1161/CIR.0000000000000625.
  24. Monitoring your blood pressure at home. American Heart Association. https://www.heart.org/en/health-topics/high-blood-pressure/understanding-blood-pressure-readings/monitoring-your-blood-pressure-at-home. Accessed July 22, 2022.
  25. Natural medicines in the clinical management of hypertension. Natural Medicines. https://naturalmedicines.therapeuticresearch.com. Accessed Dec. 20, 2020.
  26. Saper RB, et al. Overview of herbal medicine and dietary supplements. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed July 18, 2022.
  27. Lopez-Jimenez F (expert opinion). Mayo Clinic. Aug. 19, 2022.
  28. 2020-2025 Dietary Guidelines for Americans. U.S. Department of Health and Human Services and U.S. Department of Agriculture. https://www.dietaryguidelines.gov. Accessed July 18, 2022.
  29. Börjesson M, et al. Physical activity and exercise lower blood pressure in individuals with hypertension: Narrative review of 27 RCTs. British Journal of Sports Medicine. 2016; doi:10.1136/bjsports-2015-095786.
  30. Lloyd-Jones DM, et al. Life's essential 8: Updating and enhancing the American Heart Association's construct of cardiovascular health: A presidential advisory from the American Heart Association. Circulation. 2022; doi:10.1161/CIR.0000000000001078.
  31. American Heart Association adds sleep to cardiovascular health checklist. American Heart Association. https://newsroom.heart.org/news/american-heart-association-adds-sleep-to-cardiovascular-health-checklist. Accessed July 15, 2022.

Relacionado

Procedimientos asociados

Noticias de Mayo Clinic