Tratamientos y medicinas

Escrito por personal de Mayo Clinic

La insuficiencia cardíaca es un enfermedad crónica que necesita control de por vida. No obstante, con tratamiento, los signos y síntomas de la insuficiencia cardíaca pueden mejorar y el corazón puede fortalecerse. El tratamiento puede ayudarte a vivir más tiempo y a reducir la probabilidad de muerte súbita.

En algunas ocasiones, los médicos pueden corregir la insuficiencia cardíaca al tratar la causa de fondo. Por ejemplo, al reparar una válvula cardíaca o al controlar la aceleración del ritmo cardíaco se puede revertir la insuficiencia cardíaca. Sin embargo, para la mayoría de las personas, el tratamiento de la insuficiencia cardíaca implica un equilibrio de los medicamentos correctos y, en algunos casos, usar dispositivos que ayuden a que el corazón lata y se contraiga correctamente.

Medicamentos

Los médicos suelen tratar la insuficiencia cardíaca con una combinación de medicamentos. Según los síntomas, puedes tomar uno o más medicamentos, entre ellos:

  • Inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina. Estos medicamentos ayudan a las personas con insuficiencia cardíaca sistólica a vivir más tiempo y sentirse mejor. Los inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina son un tipo de vasodilatador, un medicamento que ensancha los vasos sanguíneos para disminuir la presión arterial, mejorar el flujo sanguíneo y disminuir la carga de trabajo del corazón. Algunos ejemplos son el enalapril (Vasotec), el lisinopril (Zestril) y el captopril (Capoten).
  • Bloqueantes de los receptores de la angiotensina II. Estos medicamentos, como el losartán (Cozaar) y el valsartán (Diovan), tienen muchos de los beneficios de los inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina. Pueden ser una alternativa para las personas que no pueden tolerar los inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina.
  • Betabloqueantes. Este tipo de medicamentos no solo disminuye el ritmo cardíaco y reduce la presión arterial, también limita o revierte parte del daño en el corazón si tienes insuficiencia cardíaca sistólica. Algunos ejemplos son el carvedilol (Coreg), el metoprolol (Lopressor) y el bisoprolol (Zebeta).

    Estos medicamentos reducen el riesgo de algunos ritmos cardíacos anormales y disminuye la probabilidad de morir de forma inesperada. Los betabloqueantes pueden reducir los signos y síntomas de la insuficiencia cardíaca, mejorar la función del corazón y ayudar a vivir más tiempo.

  • Diuréticos. Los diuréticos, a menudo llamados «píldoras de agua», hacen que orines con mayor frecuencia y evitan que el líquido se acumule en el cuerpo. Los diuréticos, como furosemida (Lasix), también disminuyen el líquido en los pulmones, para que puedas respirar con mayor facilidad.

    Como los diuréticos hacen que el organismo pierda potasio y magnesio, el médico también puede recetar suplementos de estos minerales. Si tomas diuréticos, es probable que el médico controle los niveles de potasio y magnesio en el organismo mediante análisis de sangre periódicos.

  • Antagonistas de la aldosterona. Estos medicamentos son la espironolactona (Aldactone) y la eplerenona (Inspra). Estos son diuréticos que conservan el potasio, y además tienen propiedades que pueden ayudar a las personas con insuficiencia cardíaca sistólica grave a vivir más tiempo.

    A diferencia de otros diuréticos, la espironolactona y la eplerenona pueden elevar el nivel de potasio en la sangre a niveles peligrosos, por lo tanto, habla con el médico si te preocupa el aumento de potasio y descubre si debes modificar el consumo de alimentos con alto contenido de potasio.

  • Cardiotónicos. Estos son medicamentos intravenosos utilizados por personas con insuficiencia cardíaca grave en el hospital para mejorar la función de bombeo del corazón y mantener la presión arterial.
  • Digoxina (Lanoxin). Este medicamento, también conocido como «digitalis», aumenta la fuerza de las contracciones del músculo cardíaco. También tiende a desacelerar los latidos del corazón. La digoxina reduce los síntomas de insuficiencia cardíaca en la insuficiencia cardíaca sistólica. Es más probable que se administre a una persona con problemas de ritmo cardíaco, como la fibrilación auricular.

Es posible que debas tomar dos o más medicamentos para tratar la insuficiencia cardíaca. El médico también puede recetarte otros medicamentos para el corazón, como nitratos para el dolor de pecho, una estatina para reducir el colesterol o medicamentos anticoagulantes para ayudar a prevenir los coágulos sanguíneos, junto con los medicamentos para la insuficiencia cardíaca.

Es posible que te hospitalicen si tienes una exacerbación de los síntomas de insuficiencia cardíaca. Mientras te encuentres en el hospital, es posible que te administren medicamentos adicionales para ayudar al corazón a bombear mejor y aliviar los síntomas. También es posible que te administren oxígeno mediante una máscara o pequeñas sondas colocadas en la nariz. Si tienes un cuadro grave de insuficiencia cardíaca, es posible que necesites administración de oxígeno a largo plazo.

Cirugía y dispositivos médicos

En algunos casos, los médicos recomiendan la cirugía para tratar el problema de fondo que provocó la insuficiencia cardíaca. Algunos tratamientos que se estudian y se utilizan en algunas personas son:

  • Cirugía de bypass de la arteria coronaria. Si un bloqueo arterial grave está contribuyendo a la insuficiencia cardíaca, el médico podría recomendar una cirugía de bypass de la arteria coronaria. En este procedimiento, se utilizan vasos sanguíneos de la pierna, el brazo o el pecho como un atajo para evitar una arteria bloqueada del corazón, lo que permite que la sangre fluya a través del corazón con más libertad.
  • Reparación o reemplazo de válvula cardíaca. Si la insuficiencia cardíaca es provocada por una válvula cardíaca defectuosa, el médico podría recomendar reparar o reemplazar la válvula. El cirujano puede modificar la válvula original (valvuloplastia) para eliminar el flujo de sangre inverso. Los cirujanos también pueden reparar la válvula reconectando las valvas que abren o cierran la válvula o eliminando el exceso de tejido, para que las valvas puedan cerrarse bien. Algunas veces, la reparación de la válvula implica apretar o reemplazar el anillo que rodea la válvula (anuloplastia).

    El reemplazo de la válvula se realiza cuando no es posible la reparación. En la cirugía de reemplazo de válvula, la válvula dañada se reemplaza con una válvula artificial (protésica).

    Determinados tipos de reparación o reemplazo de la válvula cardíaca ahora pueden realizarse sin cirugía a corazón abierto, mediante cirugía mínimamente invasiva o técnicas de cateterismo cardíaco.

  • Desfibriladores cardioversores implantables. Un desfibrilador cardioversor implantable es un dispositivo similar a un marcapasos. Se implanta debajo de la piel del pecho con cables a través de las venas hasta el corazón.

    El desfibrilador cardioversor implantable controla el ritmo cardíaco. Si el corazón comienza a latir a un ritmo peligroso, o si el corazón se detiene, el desfibrilador cardioversor implantable intenta regular el ritmo del corazón o sobresaltarlo de nuevo al ritmo normal. El desfibrilador cardioversor implantable también funciona como un marcapasos y acelera el corazón si el ritmo es demasiado lento.

  • Terapia de resincronización cardíaca o electroestimulación biventricular. La electroestimulación biventricular envía impulsos eléctricos en intervalos a las cavidades inferiores del corazón (los ventrículos izquierdo y derecho) para que bombeen de forma más eficiente y coordinada.

    Muchas personas con insuficiencia cardíaca tienen problemas con el sistema eléctrico del corazón que lo hacen latir de manera descoordinada. Esta contracción ineficaz del músculo puede provocar que la insuficiencia cardíaca empeore. Muchas veces, un marcapasos biventricular se combina con un desfibrilador cardioversor implantable en personas con insuficiencia cardíaca.

  • Bomba cardíaca. Estos dispositivos mecánicos, como los dispositivos de asistencia ventricular, se implantan en el abdomen o el tórax y se conectan al corazón debilitado para ayudarlo a bombear sangre al resto del cuerpo. Los dispositivos de asistencia ventricular se usan con frecuencia en el ventrículo izquierdo del corazón, pero también pueden usarse en el ventrículo derecho o en ambos ventrículos.

    Los médicos al principio utilizaban las bombas cardíacas para mantener con vida a los candidatos a un trasplante de corazón mientras esperaban un donante de corazón. Ahora, los dispositivos de asistencia ventricular algunas veces se usan como una alternativa al trasplante. Las bombas cardíacas implantadas pueden prolongar y mejorar significativamente la vida de algunas personas con insuficiencia cardíaca grave que no son aptas para un trasplante de corazón o que están esperando un nuevo corazón.

  • Trasplante de corazón. Algunas personas tienen una insuficiencia cardíaca tan grave que la cirugía o los medicamentos no ayudan. Es probable que necesiten reemplazar su corazón enfermo con el corazón sano de un donante.

    Los trasplantes de corazón pueden mejorar radicalmente la supervivencia y la calidad de vida de algunas personas con insuficiencia cardíaca grave. Sin embargo, los candidatos para un trasplante con frecuencia tienen que esperar mucho tiempo hasta encontrar un donante de corazón compatible. Algunos candidatos al trasplante mejoran durante este período de espera mediante un tratamiento con medicamentos o terapia con dispositivos y pueden ser eliminados de la lista de espera para el trasplante.

Atención terminal e insuficiencia cardíaca

Incluso con la cantidad de tratamientos disponibles para la insuficiencia cardíaca, es posible que la insuficiencia cardíaca empeore hasta el punto en que los medicamentos ya no funcionen y el trasplante de corazón o un dispositivo cardíaco no sea una opción. Si esto ocurre, podría ser necesario que te brinden cuidados terminales. Los cuidados terminales ofrecen un tratamiento especial para los enfermos en etapa terminal.

Los cuidados terminales permiten a familiares y amigos cuidar y aliviar a su ser querido en el hogar o en residencias de cuidados terminales, con la ayuda de personal de enfermería, asistentes sociales y voluntarios capacitados. Los cuidados terminales brindan apoyo emocional, psicológico, social y espiritual para las personas enfermas y sus allegados.

Si bien casi todas las personas en cuidados terminales permanecen en sus hogares, el programa está disponible en cualquier lugar, entre ellos las casas de reposo y las residencias de apoyo. Para las personas que permanecen en un hospital, los especialistas en atención terminal pueden brindar alivio, atención compasiva y dignidad.

Aunque puede ser difícil, conversa sobre los temas de atención terminal con tu familia y el equipo médico. Parte de esta discusión generalmente incluirá las directivas anticipadas, un término general para las instrucciones orales y escritas que das relacionadas con la atención médica en el caso de que no puedas hablar por ti mismo.

Si tienes un desfibrilador cardioversor implantable, una consideración importante a discutir con tu familia y los médicos es la desactivación del desfibrilador para que ya no pueda enviar estímulos para que el corazón siga latiendo.

March 07, 2017