Vacuna contra la influenza: Su mejor opción para prevenir la influenza

Por lo general, la vacuna contra la influenza evita que usted contraiga la enfermedad. Además, aunque la vacuna contra la influenza no siempre proporciona una protección total, vale la pena colocársela.

Escrito por el personal de Mayo Clinic

La vacuna anual contra la influenza de este año ofrecerá protección contra tres o cuatro de los virus de influenza que se espera que estén en circulación esta temporada de gripe. Una dosis alta de la vacuna contra la influenza también estará disponible para adultos a partir de los 65 años.

La influenza es una infección respiratoria que puede causar complicaciones graves, particularmente en niños pequeños, adultos mayores y personas con ciertas afecciones médicas. Vacunarse contra la influenza —aunque no sea 100 % efectivo— es la mejor manera de prevenir esta enfermedad y sus complicaciones. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) recomiendan que todos los mayores de 6 meses se vacunen anualmente contra la influenza.

A continuación, presentamos las respuestas a las preguntas más frecuentes sobre las vacunas contra la influenza:

¿Cuándo estará disponible la vacuna antigripal?

La vacuna contra la gripe es fabricada por entidades privadas y la fabricación demora aproximadamente seis meses. La disponibilidad de la vacuna contra la gripe depende de cuándo se completa la producción, pero en general, los envíos comienzan en agosto. Se recomienda a los médicos y enfermeros que comiencen a vacunar a las personas tan pronto como la vacuna contra la gripe esté disponible en sus áreas.

Se tarda hasta dos semanas en desarrollar inmunidad después de recibir la vacuna contra la gripe, pero te beneficiarás de la vacuna incluso si la recibes después de que comience la temporada de gripe. Por lo general, se recomienda que las personas en los Estados Unidos se vacunen contra la gripe para finales de octubre. Sin embargo, todavía puedes protegerte contra los brotes tardíos de gripe si te pones la vacuna en febrero o más tarde.

¿Por qué debo vacunarme todos los años?

Debido a que los virus de la gripe evolucionan muy rápido, es posible que la vacuna del año pasado no te proteja de los virus de este año. Cada año se hacen vacunas nuevas contra la gripe para estar al día con la rápida adaptación de los virus de la gripe.

Al vacunarte, tu sistema inmunitario produce anticuerpos para protegerte de los virus contenidos en la vacuna. Sin embargo, los niveles de anticuerpos pueden disminuir con el tiempo, y esa es otra razón para vacunarse contra la gripe cada año.

¿Quiénes deben recibir la vacuna antigripal?

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) recomiendan que las personas que tengan 6 meses de edad o más reciban la vacuna contra la influenza una vez por año. La vacunación es especialmente importante para las personas con alto riesgo de sufrir complicaciones por la influenza, entre ellas:

  • Embarazadas
  • Adultos mayores
  • Niños pequeños

Es probable que los niños que tengan entre 6 meses y 8 años necesiten dos dosis de la vacuna contra la influenza, administradas con al menos cuatro semanas de diferencia, para estar completamente protegidos. Un estudio realizado en 2017 demostró que la vacuna reduce significativamente el riesgo de que un niño muera de influenza. Consulta con el médico de tu hijo.

Las afecciones crónicas también pueden aumentar tu riesgo de sufrir complicaciones por la influenza. Por ejemplo:

  • Asma
  • Cáncer o tratamiento contra el cáncer
  • Enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC)
  • Fibrosis quística
  • Diabetes
  • VIH/sida
  • Enfermedad renal o hepática
  • Obesidad

¿Por qué no colocarse una vacuna contra la influenza?

Consulta con el médico antes de recibir la vacuna contra la gripe en estos casos:

  • Eres alérgico al huevo. La mayoría de los tipos de vacunas contra la gripe contienen una pequeña cantidad de proteína de huevo. Si tienes una alergia leve al huevo, por ejemplo, si solo tienes urticaria cuando comes huevos, puedes recibir la vacuna contra la gripe sin ninguna precaución adicional. Si tienes una alergia grave al huevo, debes vacunarte en un centro médico bajo la supervisión de un médico que pueda reconocer y controlar reacciones alérgicas graves.

    También hay vacunas contra la gripe que no contienen proteínas de huevo y están aprobadas por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) para su uso en personas de 18 años y mayores. Consulta a tu médico qué opciones tienes.

  • Tuviste una reacción grave a una vacuna anterior contra la gripe. La vacuna contra la gripe no se recomienda para ninguna persona que haya tenido una reacción grave a una vacuna anterior contra la gripe. Sin embargo, primero consulta con tu médico. Algunas reacciones pueden no estar relacionadas con la vacuna.

¿Qué tipos de vacuna antigripal hay?

La vacuna contra la gripe estará disponible como inyección o como aerosol nasal. En los últimos años, existía la preocupación de que la vacuna contra la gripe en forma de aerosol nasal no fuera lo suficientemente eficaz contra ciertos tipos de gripe. Se espera que la vacuna en aerosol nasal sea más eficaz en la temporada 2019-2020.

La vacuna en aerosol nasal está aprobada para personas entre los 2 y los 49 años de edad.

La vacuna nasal contra la gripe no se recomienda para:

  • Niños menores de 2 años
  • Adultos de 50 años o mayores
  • Embarazadas
  • Niños entre 2 y 17 años de edad que estén tomando aspirina o un medicamento que contenga salicilato
  • Personas con el sistema inmunitario debilitado
  • Niños de 2 a 4 años que han tenido asma o sibilancias en los últimos 12 meses

Existen otros grupos a los que se les recomienda tener cuidado con el uso de la vacuna contra la gripe en forma de aerosol nasal. Consulta con tu médico para ver si estás en uno de estos grupos.

La vacuna contra la gripe también puede administrarse mediante una inyección que generalmente se aplica en un músculo del brazo. Si eres adulto menor de 65 años, también puedes elegir una vacuna que se da en la piel (intradérmica) o puedes preferir que se te dé la vacuna con un dispositivo de inyección a chorro, que utiliza un chorro fino de líquido a alta presión para penetrar la piel en lugar de una aguja.

¿La vacuna me puede causar influenza?

No. La vacuna contra la gripe no puede darte gripe. Pero podrías desarrollar síntomas similares a los de la gripe, a pesar de recibir la vacuna contra la gripe, por una variedad de razones, entre ellas:

  • Reacción a la vacuna. Algunas personas experimentan dolores musculares y fiebre durante uno o dos días después de recibir la vacuna contra la gripe. Esto puede ser un efecto secundario de la producción de anticuerpos protectores del cuerpo.
  • La ventana de dos semanas. La vacuna contra la gripe tarda aproximadamente dos semanas en hacer efecto por completo. Si te expones al virus de la gripe poco antes o durante ese período, podrías contraer la gripe.
  • Diferentes virus de la gripe. En algunos años, los virus de la gripe utilizados para la vacuna no coinciden con los virus que circulan durante la temporada de gripe. Si esto ocurre, la vacuna contra la gripe será menos eficaz, pero aún puede ofrecer protección.
  • Otras enfermedades. Muchas otras enfermedades, como el resfriado común, también producen síntomas similares a los de la gripe. Así que puedes pensar que tienes la gripe cuando en realidad no la tienes.

¿Qué tipo de protección ofrece la vacuna antigripal?

La eficacia de la vacuna contra la gripe puede variar. La vacuna contra la gripe es generalmente más eficaz para las personas menores de 65 años de edad. Algunas personas mayores y personas con ciertos trastornos de salud pueden desarrollar menos inmunidad después de recibir la vacuna contra la gripe.

Las revisiones de estudios anteriores han demostrado que, en promedio, la vacuna contra la gripe tiene una eficacia de entre el 50 % y el 60 % en los adultos sanos de entre 18 y 64 años de edad. La vacuna a veces puede ser menos eficaz.

Aunque la vacuna no previene completamente la gripe, puede disminuir la gravedad de la enfermedad y el riesgo de que se produzcan complicaciones graves.

Si no me coloco la vacuna contra la influenza, ¿puedo reducir mi riesgo de contraer la enfermedad?

La vacuna contra la influenza es la mejor defensa contra la gripe, pero hay medidas adicionales que puedes tomar para protegerte contra la gripe y otros virus. Estos pasos incluyen los siguientes:

  • Lávate las manos a menudo y meticulosamente con agua y jabón.
  • Usa un desinfectante a base de alcohol en las manos si no hay agua y jabón disponibles.
  • Evita tocarte los ojos, la nariz o la boca siempre que sea posible.
  • Evita las multitudes cuando la influenza esté más presente en tu área.
  • Practica buenos hábitos de salud. Duerme lo suficiente, haz ejercicio con regularidad, bebe mucho líquido, lleva una dieta nutritiva y controla el estrés.

También puedes contribuir a prevenir la propagación de la influenza quedándote en casa si te enfermas.

Dec. 14, 2019 See more In-depth