Pruebas

Multimedia

Tu doctor puede usar varias pruebas para determinar lo bien que están funcionando tus pulmones.

Espirometría

Ésta es la prueba principal que los doctores usan generalmente para diagnosticar con asma a las personas de los 5 años en adelante.

Para ayudar a determinar lo bien que están funcionando tus pulmones (función pulmonar), inspiras profundamente y exhalas con fuerza en un tubo conectado a un espirómetro. Esto registra tanto la cantidad (el volumen) de aire que exhalas y lo rápido que lo haces. Si ciertas medidas están por debajo de lo normal para una persona de tu edad, puede indicar que el asma ha estrechado tus vías respiratorias.

Luego de tomar las medidas de la prueba de los pulmones, tu médico puede pedirte que inhales un medicamento para el asma para abrir las vías respiratorias, y luego volver a hacer la prueba. Una mejora significativa después de tomar el medicamento podria indicar que tienes asma.

Pruebas de provocación

Si tus resultados con la espirometría son normales o casi normales, quizás tu doctor intente desencadenar los síntomas del asma haciendo que inhales una sustancia que hace que se estrechen las vías respiratorias en la gente con asma, como la metacolina.

Si parece que tienes asma desencadenada por el ejercicio, quizás te pidan que hagas actividad física para ver si se presentan los síntomas.

Luego de cualquiera de estas pruebas, volverás a hacer la espirometría. Si tus medidas para la espirometría permanecen normales, probablemente no tengas asma. Pero si tus resultados han disminuido significativamente, posiblemente tengas asma.

Pruebas pulmonares en los niños

Los médicos rara vez hacen pruebas pulmonares a los niños menores de 5 años. En su lugar, el diagnóstico generalmente se basa en las señales y los síntomas del niño, su historial médico, y un examen físico. Puede ser especialmente difícil diagnosticar asma en los niños pequeños porque hay muchos trastornos que pueden presentar síntomas similares a los del asma a esta edad.

Si el doctor de tu hijo sospecha que tiene asma, puede recetarle un broncodilatador — un medicamento que abre las vías respiratorias. Si las señales y los síntomas de tu hijo mejoran luego de usar el broncodilatador, es posible que el niño tenga asma.

Determinación de ácido nítrico exhalado

Vas a respirar en un tubo conectado a una máquina que mide la cantidad de gas de óxido nítrico en tu aliento. Tu cuerpo produce normalmente el gas de óxido nítrico, pero altos niveles en tu aliento pueden significar que tus vías respiratorias están inflamadas — lo que es una señal del asma.

Pruebas adicionales para descartar trastornos y diagnosticar asma

Si tu doctor sospecha que tienes un trastorno además de o en lugar del asma, puedes necesitar hacerte pruebas como las siguientes:

  • rayos X del pecho y los senos frontales
  • análisis de sangre
  • un escaneo de los pulmones por tomografía computada
  • evaluación del reflujo gastroesofágico
  • análisis de la flema en tus pulmones (inducción y examen del esputo) para detectar una infección viral o bacteriana

Tur doctor quizás también quiera ver si tienes otros trastornos que con frecuencia acompañan al asma y que pueden empeorar los síntomas. Estos incluyen:

  • Acidez estomacal (enfermedad de reflujo gastroesofágico)
  • Fiebre del heno
  • Sinusitis

Tu doctor también puede hacerte pruebas para alergia. Puede hacerte exámenes dérmicos, análisis de sangre, o ambos. Aunque no se usen para diagnosticar el asma, las pruebas de alergia pueden ayudar a identificar un problema alérgico, como la fiebre del heno, que pueda estar causando tus síntomas o empeorando tu asma.

Para algunas personas, la causa de los problemas respiratorios es un desafío. Puede ser dífícil diferenciar al asma de otros problemas físicos It can be — particularmente en los niños pequeños. Cuando el asma coexiste con otro problema que afecta la respiración, el diagnóstico puede ser aún más complicado.

Cuando el diagnóstico es incierto, tu médico puede recetar medicamentos u otro tratamiento para ver qué es lo que ayuda. Puede que lleve tiempo — y paciencia — llegar al diagnóstico correcto y determinar el mejor tratamiento.

June 11, 2014