La ablación por radiofrecuencia para el cáncer es un procedimiento mínimamente invasivo que utiliza energía eléctrica y calor para destruir células cancerosas.

Durante la ablación por radiofrecuencia para el cáncer, se utilizan pruebas de imágenes para guiar una aguja delgada a través de la piel o de una incisión y en el tejido canceroso. La energía de alta frecuencia atraviesa la aguja y hace que el tejido circundante se caliente y destruya las células cercanas.

La ablación por radiofrecuencia en ocasiones se utiliza para tratar cáncer de:

  • Hueso
  • Riñón
  • Hígado
  • Pulmón
  • Próstata

La ablación por radiofrecuencia para el cáncer es generalmente una opción cuando la cirugía no es posible, por ejemplo, si tienes otros problemas de salud que hacen que la cirugía sea arriesgada o si tienes varios tumores pequeños en un órgano.

La ablación por radiofrecuencia también puede ser una opción para tratar células precancerosas en el esófago que están asociadas con el esófago de Barrett. La ablación por radiofrecuencia es uno de los diversos tipos de terapia de ablación utilizados para tratar una amplia gama de enfermedades.

March 12, 2015