Riesgos

Las inyecciones de bótox son relativamente seguras si las aplica un médico experimentado. Los posibles efectos secundarios son:

  • Dolor, hinchazón o hematomas en el lugar de la inyección
  • Dolor de cabeza o síntomas similares a los de la gripe
  • Párpados caídos o cejas desparejas
  • Sonrisa torcida o babeo
  • Sequedad ocular o lagrimeo excesivo

Si bien es muy improbable, es posible que el efecto de la toxina botulínica se propague a otras partes del cuerpo y provoque signos y síntomas parecidos a los del botulismo. Llama a tu médico de inmediato si adviertes cualquiera de estos efectos horas o semanas después de haber recibido bótox:

  • Debilidad muscular en todo el cuerpo
  • Problemas de visión
  • Problemas para hablar o tragar
  • Problemas para respirar
  • Pérdida del control de la vejiga

Los médicos no suelen recomendar el uso de bótox si estás embarazada o amamantando.

Elige a tu médico con cuidado

El bótox solo se debe utilizar bajo supervisión médica. Es importante que las inyecciones se coloquen con precisión para evitar efectos secundarios. La terapia con bótox puede ser peligrosa si se administra de manera incorrecta. Pídele una derivación a tu médico de atención primaria, o bien busca un médico que se especialice en tu enfermedad y que tenga experiencia en la administración de tratamientos con bótox.

Un médico capacitado y adecuadamente certificado puede aconsejarte acerca del procedimiento y ayudarte a determinar si es lo que mejor se adapta a tus necesidades y a tu salud.

Aug. 10, 2017
References
  1. Carruthers J, et al. Overview of botulinum toxin for cosmetic injections (Descripción general de la toxina botulínica para las inyecciones estéticas). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 25 de noviembre de 2015.
  2. Botox medication guide (Guía del medicamento para el bótox). Administración de Alimentos y Medicamentos de los EE. UU. http://www.fda.gov/downloads/Drugs/DrugSafety/UCM176360.pdf. Último acceso: 25 de noviembre de 2015.
  3. AskMayoExpert. Spasticity (Espasticidad). Rochester, Minn.: Fundación Mayo para la Educación e Investigación Médica; 2014.
  4. Avram MR, et al., eds. Injectables (Inyectables). En: Procedural Dermatology (Procedimientos de dermatología). Nueva York, N.Y.: McGraw-Hill Education; 2015.
  5. FDA approves Botox to treat overactive bladder (La FDA aprueba el bótox para tratar la vejiga hiperactiva). Administración de Alimentos y Medicamentos de los EE. UU. http://www.fda.gov/NewsEvents/Newsroom/PressAnnouncements/ucm336101.htm. Último acceso: 25 de noviembre de 2015.
  6. AskMayoExpert. Periocular spasm (Espasmo periocular). Rochester, Minn.: Fundación Mayo para la Educación e Investigación Médica; 2015.
  7. Riggin EA. Allscripts EPSi. Mayo Clinic, Rochester, Minn. 10 de diciembre de 2015.