Descripción general

La reconstrucción del ligamento cruzado anterior es una cirugía en la que se reemplaza un ligamento cruzado anterior roto (LCA), un ligamento importante ubicado en la rodilla. Las lesiones en el ligamento cruzado anterior suelen ocurrir comúnmente durante la práctica de deportes que implican frenar y cambiar de dirección de formar brusca, como el baloncesto, el sóccer, el fútbol, el esquí y la gimnasia.

En la reconstrucción del ligamento cruzado anterior, se extirpa el ligamento roto y se reemplaza con una parte de un tendón de otra zona de la rodilla o de un donante fallecido. Esta cirugía es un procedimiento ambulatorio que se realiza a través de pequeños cortes alrededor de la articulación de la rodilla.

La reconstrucción del ligamento cruzado anterior se lleva a cabo por un médico especialista en los procedimientos quirúrgicos de los huesos y las articulaciones (cirujano ortopédico).

Productos y servicios

Por qué se realiza

Los ligamentos son bandas fuertes de tejido que conectan un hueso con otro. El ligamento cruzado anterior, uno de los dos ligamentos que cruza la mitad de la rodilla, conecta el fémur con la tibia y ayuda a estabilizar la articulación de la rodilla.

La mayoría de las lesiones de ligamento cruzado anterior se producen durante la práctica de deportes o actividades físicas que ejercen presión sobre la rodilla:

  • Reducir la velocidad y cambiar de dirección de forma repentina (movimientos bruscos).
  • Girar el pie que se encuentra firmemente asentado.
  • Aterrizar de manera incorrecta después de un salto.
  • Detenerse de forma repentina.
  • Recibir un golpe directo en la rodilla.

Las sesiones de fisioterapia pueden tratar con éxito una lesión del ligamento cruzado anterior en el caso de personas que son relativamente inactivas, realizan ejercicios o actividades recreativas de intensidad moderada o practican deportes que generan menos presión en la rodilla.

La reconstrucción del ligamento cruzado anterior generalmente se recomienda si:

  • Eres un atleta y deseas continuar practicando tu deporte, en especial si este incluye saltos, movimientos bruscos o giros.
  • Más de un ligamento o el menisco en la rodilla está lesionado.
  • Esta lesión provoca que la rodilla se tuerza durante las actividades diarias.
  • Eres joven (a pesar de que otros factores, como el nivel de actividad y la inestabilidad de la rodilla, son más importantes que la edad).

Riesgos

La reconstrucción del LCA es un procedimiento quirúrgico. Además, como con cualquier cirugía, la hemorragia y la infección en la herida quirúrgica son riesgos potenciales. Otros riesgos asociados con la reconstrucción del LCA incluyen los siguientes:

  • dolor o rigidez de la rodilla
  • mala curación del injerto
  • rechazo del injerto tras volver al deporte

Cómo te preparas

Antes de la cirugía, es probable que primero debas hacer varias semanas de fisioterapia. El objetivo antes de la cirugía es reducir el dolor y la inflamación, restablecer la amplitud de movimiento de la rodilla y fortalecer los músculos. Es posible que las personas que se someten a una cirugía con una rodilla rígida e inflamada no recuperen la amplitud de movimiento en su totalidad después de la cirugía.

La reconstrucción de ligamento cruzado anterior es un procedimiento ambulatorio, por lo que podrás irte a tu casa ese mismo día. Pide a otra persona que te lleve a casa.

Alimentos y medicamentos

Infórmale al cirujano sobre cualquier medicamento o suplemento nutricional que tomes. Si tomas aspirina u otros medicamentos anticoagulantes de manera regular, es posible que el médico te pida que dejes de tomarlos al menos una semana antes de la cirugía para reducir el riesgo de sangrado.

Sigue las indicaciones del médico sobre cuándo debes dejar de comer, beber y tomar medicamentos la noche anterior a la cirugía.

Lo que puedes esperar

Normalmente, la anestesia general se emplea durante la reconstrucción del LCA, por lo que no sentirás incomodidades durante el procedimiento. La reconstrucción del LCA generalmente se realiza a través de pequeñas incisiones, una para sostener una cámara de video (artroscopio) delgada similar a un tubo y otras para permitir el acceso de los instrumentos quirúrgicos al espacio de la articulación.

Durante el procedimiento

El cirujano extirpará el ligamento dañado y luego lo reemplazará con un segmento de tendón. Este tejido de reemplazo se llama injerto y se extrae de otra parte de la rodilla o de un tendón de un donante fallecido.

El cirujano perforará cavidades o túneles en el fémur y la tibia para colocar de forma precisa el injerto, que luego se asegura a los huesos con tornillos u otros dispositivos de fijación. El injerto servirá como armadura sobre la que puede crecer tejido de ligamento nuevo.

Después del procedimiento

Una vez que te recuperes de la anestesia, puedes irte a tu casa más tarde ese mismo día. Antes de ir a casa, practicarás caminar con muletas, y tu cirujano puede pedirte que uses una rodillera o férula para ayudar a proteger el injerto.

El médico te dará instrucciones específicas sobre cómo controlar la hinchazón y el dolor luego de la cirugía. En general, es importante mantener la pierna elevada, aplicar hielo en la rodilla y descansar lo más posible.

Los medicamentos para ayudar a aliviar el dolor incluyen medicamentos de venta libre, como paracetamol (Tylenol), ibuprofeno (Advil, Motrin IB, otros) y naproxeno sódico (Aleve). El médico puede recetarte medicamentos más fuertes, como meloxicam (Mobic, Vivlodex, y otros) y gabapentina (Neurontin). Si te recetan opioides, debes tomarlos solo para el dolor irruptivo, ya que tienen muchos efectos secundarios y un riesgo considerable de adicción.

Sigue los consejos del cirujano sobre cuándo aplicar hielo en la rodilla, por cuánto tiempo debes usar muletas y cuándo es seguro cargar peso sobre la rodilla. También se te indicará cuándo puedes ducharte o bañarte, cuándo debes cambiar los vendajes de la herida y cómo administrar el cuidado posterior a la cirugía.

La terapia física progresiva después de la cirugía de LCA ayuda a fortalecer los músculos alrededor de la rodilla y mejora la flexibilidad. Un fisioterapeuta te enseñará cómo hacer ejercicios que realizarás con supervisión constante o en casa. Seguir el plan de rehabilitación es importante para una curación adecuada y lograr los mejores resultados posibles.

Resultados

Generalmente, la reconstrucción exitosa del ligamento cruzado anterior, junto con una rehabilitación rigurosa, puede restaurar la estabilidad y la función de la rodilla. Dentro de las primeras semanas posteriores a la cirugía, deberías intentar recuperar la misma amplitud de movimiento de la rodilla que tiene la otra rodilla. La recuperación generalmente lleva alrededor de nueve meses.

Pueden pasar entre 8 y 12 meses o más antes de que los atletas puedan volver a practicar deportes.

Estudios clínicos

Explora los estudios de Mayo Clinic para exámenes y procedimientos al aprender los investigadores cómo mantener sana a la gente en la práctica clínica.

Experiencia en Mayo Clinic e historias de pacientes

Nuestros pacientes nos informan que la calidad de sus interacciones, nuestra atención al detalle y la eficiencia de sus visitas constituyen un cuidado de la salud que nunca antes habían experimentado. Mira las historias de pacientes satisfechos de Mayo Clinic.

  1. Skier Back on Track After Knee Surgeries

    Multiple knee problems threatened Marva Sahs' ability to take part in the outdoor recreation she loves. But Marva and her Mayo Clinic care team were determined that her injuries would not sideline her. Today she's back to being active in the great outdoors. It's hard to keep Marva Sahs down. The 69-year-old resident of rural [...]

Feb. 23, 2019
References
  1. Papadakis MA, et al., eds. Sports medicine & outpatient orthopedics. In: Current Medical Diagnosis & Treatment 2019. 58th ed. New York, N.Y.: McGraw-Hill Education; 2019. https://accessmedicine.mhmedical.com. Accessed Nov. 13, 2018.
  2. ACL injury: Does it require surgery? American Academy of Orthopaedic Surgeons. https://orthoinfo.aaos.org/en/treatment/acl-injury-does-it-require-surgery. Accessed Nov. 13, 2018.
  3. Friedberg RP. Anterior cruciate ligament injury. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Nov. 13, 2018.
  4. Azar FM, et al. Arthroscopy of the lower extremity. In: Campbell's Operative Orthopaedics. 13th ed. Philadelphia, Pa.: Elsevier; 2017. https://www.clinicalkey.com. Accessed Nov. 17, 2018.
  5. Ellman MB, et al. Return to play following anterior cruciate ligament reconstruction. Journal of the American Academy of Orthopaedic Surgeons. 2015;23:283.
  6. Knee arthroscopy. American Academy of Orthopaedic Surgeons. https://orthoinfo.aaos.org/en/treatment/knee-arthroscopy. Accessed Nov. 13, 2018.
  7. AskMayoExpert. Arthroscopic knee surgery. Rochester, Minn.: Mayo Foundation for Medical Education and Research; 2018.
  8. Stuart MJ (expert opinion). Mayo Clinic, Rochester, Minn. Nov. 19, 2018.

Reconstrucción de ligamento cruzado anterior