Pruebas prenatales: guía rápida de las pruebas más comunes

Las pruebas de detección prenatales pueden proporcionar información sobre la salud de tu bebé antes de que nazca. Considera el momento y qué pueden revelar las pruebas prenatales.

Escrito por el personal de Mayo Clinic

Las pruebas prenatales se ofrecen en todos los embarazos. A continuación, se ofrece una descripción general de las pruebas de detección prenatales más comunes:

¿Qué es? ¿Cuándo se realiza? ¿Qué indican los resultados? Seguimiento
Prueba de ADN extracelular (cfDNA)
Análisis de sangre Semana 10 Riesgo de síndrome de Down (trisomía 21), trisomía 18 y trisomía 13, y sexo fetal Posibles pruebas invasivas, como la muestra de vellosidades coriónicas o la amniocentesis
Examen de detección en el primer trimestre
Análisis de sangre y ecografía Entre la semana 11 y 14 Riesgo de síndrome de Down (trisomía 21) y trisomía 18 Posibles pruebas invasivas, como la muestra de las vellosidades coriónicas o la amniocentesis; también se puede considerar la posibilidad de realizar una prueba de ADN extracelular
Prueba de detección cuádruple
Análisis de sangre Entre la semana 15 y 22 Riesgo de síndrome de Down (trisomía 21), trisomía 18 y anomalías congénitas del tubo neural, como espina bífida Posible ecografía especializada o pruebas invasivas, como la muestra de vellosidades coriónicas o la amniocentesis; también se puede considerar la posibilidad de realizar una prueba de ADN extracelular

Algunos proveedores de atención de la salud deciden combinar los resultados del examen del primer trimestre con la prueba de detección cuádruple, aunque usted no conocerá los resultados finales de esta prueba correlativa hasta que ambas pruebas se hayan completado y analizado.

Además, la ecografía fetal con frecuencia desempeña un papel importante en el cuidado y las pruebas prenatales. Al principio del embarazo, la ecografía puede confirmar el embarazo y establecer una fecha estimada de parto. Posteriormente, la ecografía se puede utilizar para detectar ciertos defectos congénitos y anomalías fetales, como las anomalías congénitas del tubo neural.

Los análisis de sangre y las ecografías casi no presentan riesgos para usted y su bebé. Si los resultados de un análisis de sangre o de una ecografía son positivos o preocupantes, el médico puede recomendar una prueba diagnóstica más invasiva, como una muestra de vellosidades coriónicas o una amniocentesis. Estos exámenes se pueden utilizar para diagnosticar afecciones, pero conllevan un ligero riesgo de pérdida del embarazo.

Si tienes dudas sobre las pruebas prenatales o no estás segura de si necesitas pruebas diagnósticas o análisis específicos, habla con tu médico sobre los riesgos y beneficios.

March 16, 2019 See more In-depth