Cortes de carne de res: Una guía para las selecciones más magras

Descubre qué cortes de carne de res son los más bajos en calorías y colesterol.

Escrito por el personal de Mayo Clinic

Los cortes de carne de res más sabrosos son frecuentemente los que tienen más grasa. Pero cuando cuidas tu salud o intentas controlar tu peso, deseas consumir los cortes de carne de res más magros.

Sin embargo, esto no significa necesariamente que debes sacrificar el sabor al elegir cortes de carne de res magra. Usa esta guía sobre cortes de carne de res para tomar decisiones inteligentes.

Etiquetas de información nutricional para cortes de carne de res

¿Te preguntas qué cortes de carne de res son los más magros? Consulta la etiqueta. Las etiquetas sobre los cortes de carne de res se consideran propiedades nutritivas; por lo tanto, están sujetas a regulaciones gubernamentales. El Departamento de Agricultura de los Estados Unidos regula si los cortes de carne de res se pueden etiquetar como «magros» o «muy magros» según el contenido de grasa y de colesterol.

Cortes de carne de res magros

El Departamento de Agricultura de los Estados Unidos define como corte de carne de res magro a una porción de 3,5 onzas (alrededor de 100 gramos) que contiene menos de:

  • 10 gramos de grasa total
  • 4,5 gramos de grasa saturada
  • 95 miligramos de colesterol

Cortes de carne de res muy magros

El Departamento de Agricultura de los Estados Unidos define como corte de carne de res muy magro a una porción de 3,5 onzas (alrededor de 100 gramos) que contiene menos de:

  • 5 gramos de grasa total
  • 2 gramos de grasa saturada
  • 95 miligramos de colesterol

Ten en cuenta que puedes encontrar diferentes calidades de carne de res (de primera, elegida y selecta) en los paquetes del producto. La clasificación de la carne de res es un programa voluntario que los fabricantes pueden utilizar para juzgar la percepción de la calidad de sus productos. La clasificación de la carne de res no se corresponde con las etiquetas de «magra» o «muy magra».

Selección de cortes de carne de res

Muchos cortes de carne de res ahora cumplen con las regulaciones del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos para calificar como magro o muy magro. Entre estos, los siguientes cortes se consideran muy magros:

  • Peceto o cuete
  • Cuadril
  • Nalga de adentro
  • Nalga de afuera
  • Lomo bajo y solomillo

Si aún tienes dudas sobre qué cortes de carne de res son magros o muy magros, pregúntale a tu carnicero o tendero. Si sales a comer, pide al camarero o al cocinero del restaurante que te recomiende opciones con bajo contenido de grasa.

Ten en cuenta que los mismos cortes de carne de res pueden tener nombres diferentes. Por ejemplo, un bistec de lomo deshuesado también puede llamarse lomo, filete de solomillo o solomillo de Nueva York.

Otros consejos cuando elijas cortes de carne de res:

  • Opta por cortes que se clasifiquen como «elegido» o «selecto» en lugar de «primera calidad», que generalmente tienen más grasa.
  • Elige los cortes con la menor cantidad de grasa visible (veteado).
  • Cuando selecciones carne de res picada, opta por el menor porcentaje de grasa.
  • Restringe el consumo de vísceras, como el hígado, a aproximadamente 3 onzas (85 gramos) por mes.

Preparación de cortes de carne de res

Incluso los cortes más magros de carne de res pueden convertirse en destructores de la dieta si los preparas de maneras poco saludables. A continuación, encontrarás algunos métodos simples para controlar la grasa:

  • Córtala. Corta toda la grasa visible y sólida de la carne de res antes de prepararla y, después, quita toda la grasa visible que quede antes de comer.
  • Cuélala. Después de cocinar carne picada, colócala en un colador o escurridor, y cuela la grasa. A continuación, enjuaga la carne con agua caliente. Seca la carne con una toalla de papel para quitar el agua.
  • Refrigérala. Después de cocinar, refrigera los jugos de carne de res de modo que puedas retirar y descartar la grasa endurecida. A continuación, agrega el jugo a los estofados, las sopas y las salsas espesas.

Todo con moderación

Aún si eliges cortes de carne de res magros o muy magros, no exageres. Si deseas incluir carne de res en tu dieta, hazlo con moderación. Las Pautas Alimentarias para Estadounidenses recomiendan que los adultos coman como máximo entre 5 1/2 y 6 onzas (156 a 170 gramos) de carne magra cocida, pescado, mariscos o carne de ave sin piel por día.

Considera la carne de res en tu dieta como una guarnición, en vez de un plato primario. Y recuerda disfrutar una variedad de alimentos ricos en proteínas, incluida la carne de ave sin piel, los frijoles y el pescado.

June 13, 2018 See more In-depth