Signos del trabajo de parto: infórmate sobre qué esperar

¿Conoces los signos típicos del trabajo de parto? Comprende los cambios que atraviesa el cuerpo cuando te preparas para dar a luz.

Escrito por el personal de Mayo Clinic

En las películas, los bebés suelen nacer rápidamente y de una forma dramática. La madre duplica el dolor que siente por una única contracción y, de repente, el bebé aparece. En la vida real, sin embargo, el trabajo de parto suele llevar tiempo (y los primeros signos del trabajo de parto pueden ser imperceptibles). A continuación, lo que necesitas saber sobre los signos frecuentes del trabajo de parto.

Borramiento: adelgazamiento del cuello uterino

Antes del trabajo de parto, la parte inferior del útero, llamada «cuello uterino», suele tener una longitud de 3,5 cm a 4 cm. Cuando comienza el trabajo de parto, el cuello del útero se ablanda, se acorta y se vuelve más delgado (borramiento). Quizás sientas contracciones molestas, pero irregulares y no muy dolorosas, o tal vez no sientas nada.

Muchas veces, el borramiento del cuello del útero se expresa en porcentajes. Con un borramiento del 0 por ciento, el cuello del útero tiene al menos 2 centímetros (cm) de largo: está muy grueso. Antes de un parto vaginal, debes tener un borramiento del cuello uterino del 100 por ciento; es decir, debe afinarse por completo.

Dilatación: apertura del cuello uterino

Otro signo de trabajo de parto es que el cuello uterino comienza a abrirse (dilatarse). El proveedor de atención médica medirá la dilatación en centímetros desde cero (sin dilatación) hasta 10 (dilatación completa).

Al principio, estos cambios en el cuello uterino pueden ser muy lentos. Una vez que estés en trabajo de parto activo, espera a que la dilatación sea más rápida.

Aumento de la secreción vaginal

Durante el embarazo, un tapón de moco espeso bloquea el orificio del cuello uterino para impedir que entren bacterias en el útero. Al final del tercer trimestre, este tapón puede bajar a la vagina. Es posible que observes un aumento de la secreción vaginal clara, rosada o apenas sanguinolenta. Esto puede suceder varios días antes de que comience el trabajo de parto o a su inicio.

Sin embargo, si el sangrado es tan abundante como un período menstrual normal, comunícate de inmediato con el proveedor de atención médica. El sangrado vaginal abundante podría ser signo de un problema.

Anidación: explosión de energía

Podrías despertarte una mañana con una sensación de energía, con ganas de llenar el congelador con comidas preparadas, armar la cuna y ordenar la ropa de tu bebé según el color. Este impulso se conoce comúnmente como «instinto de anidación».

La anidación puede comenzar en cualquier momento del embarazo, pero para algunas mujeres es un signo de que se acerca el trabajo de parto. Haz lo que debas hacer, pero no te agotes. Ahorra energía para más adelante, cuando te enfrentes a la tarea más difícil del trabajo de parto.

Sentir que el bebé se ha encajado más abajo

Encajamiento es el término usado para describir cuando la cabeza del bebé se coloca en la pelvis. Esto podría causar un cambio de la forma del abdomen. Este cambio puede suceder en cualquier momento desde algunas semanas hasta pocas horas antes de que comience el trabajo de parto.

Rotura de membranas: romper la fuente

El saco amniótico es una membrana rellena de líquido que amortigua al bebé en el útero. Al comienzo o durante el trabajo de parto, las membranas se rompen, lo que se conoce como «ruptura de la fuente».

Cuando rompes la fuente, puedes sentir un goteo irregular o constante de pequeñas cantidades de líquido acuoso que salen de la vagina, o un chorro de líquido más evidente. Si rompes la fuente (o si no estás segura de si el líquido es líquido amniótico, orina u otra cosa) consulta con tu proveedor de atención médica o acude al centro de parto de inmediato. Los evaluarán a ti y al bebé para determinar los siguientes pasos.

Cuando el saco amniótico ya no está intacto, los tiempos son importantes. Cuanto más tiempo tarde en comenzar el trabajo de parto después de romper la fuente (si aún no ha comenzado), mayor será el riesgo de infección para ti y para el bebé. Tu proveedor de atención médica puede estimular las contracciones uterinas antes de que comience el trabajo de parto por sí solo (inducción del trabajo de parto).

Contracciones: cuando comienzan los dolores de parto

Durante los últimos meses de embarazo, puedes tener la sensación ocasional, a veces dolorosa, de que el útero se contrae y se relaja, conocida como «contracción». Estas se llaman «contracciones Braxton-Hicks».

Para saber la diferencia entre las contracciones Braxton-Hicks y el trabajo de parto verdadero, considera las siguientes preguntas:

  • ¿Las contracciones son regulares? Calcula el tiempo de las contracciones desde el principio de una hasta el principio de la siguiente. Busca un patrón regular de contracciones que se vuelvan progresivamente más fuertes y más seguidas. Las falsas contracciones del trabajo de parto seguirán siendo irregulares.
  • ¿Cuánto tiempo duran? Calcula la duración de cada contracción. Las contracciones verdaderas duran entre 30 y 70 segundos.
  • ¿Las contracciones se detienen? Las verdaderas contracciones continúan, independientemente del nivel de actividad o de la posición. Con el trabajo de parto falso, las contracciones pueden detenerse cuando caminas, descansas o cambias de posición.

Esperas falsas alarmas

Recuerda que nadie sabe con certeza qué provoca el trabajo de parto y la experiencia de cada mujer es única. A veces es difícil saber cuándo comienza el trabajo de parto.

No dudes en comunicarte con tu proveedor de atención médica si estás confundida y no sabes si estás en trabajo de parto. El trabajo de parto prematuro puede ser especialmente engañoso. Si tienes cualquier signo de trabajo de parto antes de la semana 37, especialmente si también tienes manchado vaginal, consulta con el proveedor de atención médica.

Si llegas al hospital con trabajo de parto falso, no te sientas avergonzada ni frustrada. Considéralo como práctica. La verdadera experiencia es inminente.

June 13, 2018 See more In-depth