Opciones de métodos anticonceptivos: aspectos para considerar

Elegir un método anticonceptivo puede ser difícil. Conoce las opciones y cómo elegir el tipo de método anticonceptivo adecuado para ti.

Escrito por el personal de Mayo Clinic

Si estás considerando usar un método anticonceptivo, tienes una variedad de opciones. Para ayudarte a elegir el método anticonceptivo adecuado para ti y tu pareja, ten en cuenta las siguientes preguntas.

¿Qué opciones de métodos anticonceptivos hay disponibles?

Las opciones de métodos anticonceptivos comprenden:

  • Métodos de barrera. Algunos ejemplos son los preservativos masculinos y femeninos, así como también el diafragma, el capuchón cervical y la esponja anticonceptiva.
  • Métodos hormonales. Algunos ejemplos son las píldoras anticonceptivas, como también el anillo vaginal (NuvaRing), el implante anticonceptivo (Nexplanon), la inyección anticonceptiva (Depo-Provera) y el parche anticonceptivo.
  • Dispositivos intrauterinos (DIU). Algunos ejemplos son el DIU de cobre (ParaGard) y el DIU hormonal (Mirena, Skyla y Kyleena, entre otros).
  • Esterilización. Los ejemplos comprenden la ligadura de trompas o el sistema Essure para las mujeres, y la vasectomía para los hombres.
  • Planificación familiar natural. Los ejemplos comprenden los métodos del ritmo, de la temperatura corporal basal y del moco cervical.

También es importante conocer los anticonceptivos de emergencia, como la píldora del día después (Plan B One-Step, Aftera y ella, entre otras), que se pueden utilizar para evitar el embarazo después de tener relaciones sexuales sin protección.

¿Cómo funcionan las diferentes opciones de métodos anticonceptivos?

Los diversos tipos de anticonceptivos funcionan de diferentes maneras. Los métodos anticonceptivos pueden:

  • Impedir que los espermatozoides lleguen al óvulo
  • Inactivar o dañar los espermatozoides
  • Impedir que se libere un óvulo cada mes
  • Alterar el revestimiento del útero, para que el óvulo fertilizado no se adhiera a él
  • Espesar el moco cervical para que los espermatozoides no puedan atravesarlo fácilmente

¿Cuál es la eficacia del método?

Para ser eficaz, cualquier método anticonceptivo debe usarse de manera correcta y constante. Los anticonceptivos que requieren poco esfuerzo de tu parte, como los DIU, los implantes anticonceptivos y la esterilización, están asociados a tasas de embarazo más bajas. Por otro lado, los métodos que requieren el control de la fertilidad o la abstinencia periódica están asociados a tasas de embarazo más altas. En resumen, el método adecuado es aquel con el que te sientas cómoda, el que estés dispuesta a usar y el que estés en condiciones de usar.

¿Es reversible?

El método anticonceptivo que escojas depende de tus objetivos de reproducción. Si estás planificando quedar embarazada en un futuro cercano, te convendría utilizar un método que pueda interrumpirse fácilmente o que se pueda revertir rápidamente, como un anticonceptivo oral o un método de barrera. Si te gustaría quedar embarazada (pero no en un futuro cercano) te convendría considerar el uso de un DIU. El DIU permite recuperar la fertilidad rápidamente, pero es costoso si lo usarás solo durante un período breve. Si estás segura de que nunca querrás tener hijos, te convendría utilizar un método permanente, como la esterilización. Descubrirás que cada opción de anticoncepción te resultará mejor según la etapa de tu vida.

¿Es compatible con sus creencias religiosas o prácticas culturales?

Algunos métodos anticonceptivos se consideran una violación a determinadas leyes religiosas o tradiciones culturales. Evalúa los riesgos y beneficios de un método anticonceptivo teniendo en cuenta tus convicciones personales.

¿Son convenientes y asequibles?

Para algunas personas, la conveniencia significa facilidad de uso, ausencia de efectos secundarios molestos y no tener que interrumpir el acto sexual. Para otras, la conveniencia significa que no sea necesaria una receta. A la hora de elegir un método anticonceptivo, ten en cuenta qué tan dispuesto estás para planificar o, si es necesario, para seguir un cronograma estricto. Es importante que elijas un tipo de método anticonceptivo adecuado para tu estilo de vida.

Algunos métodos anticonceptivos son económicos, mientras que otros son más costosos. Consulta con tu seguro médico sobre la cobertura y después piensa en el gasto cuando tomes una decisión.

¿Cuáles son los efectos secundarios?

Considera tu tolerancia para los posibles efectos secundarios asociados con un método anticonceptivo en particular. Algunos métodos, como aquellos que contienen estrógeno o progesterona, presentan más efectos secundarios —algunos son posiblemente graves— que otros, como los métodos de barrera y los métodos naturales de planificación familiar. Habla con tu proveedor de atención médica acerca de tu historia clínica y de cómo puede afectar tu elección anticonceptiva.

¿Protege contra las infecciones de transmisión sexual?

Los preservativos masculinos y femeninos son los únicos métodos anticonceptivos que ofrecen protección segura contra infecciones de transmisión sexual. A menos que tengas una relación mutuamente monógama y que te hayas realizado pruebas para detectar infecciones de transmisión sexual, utiliza un nuevo preservativo cada vez que tengas sexo, además de cualquier otro método anticonceptivo que utilices.

¿Ofrece otros beneficios?

Algunos anticonceptivos, además de prevenir el embarazo, ofrecen beneficios, tales como ciclos menstruales más previsibles y menos intensos, una disminución del riesgo de contraer infecciones de transmisión sexual o de padecer ciertos tipos de cáncer. Si estos beneficios te resultan importantes, pueden influir a la hora de tomar una decisión respecto a la opción de anticoncepción.

¿Es aceptable para tu pareja sexual?

Las preferencias de métodos anticonceptivos de tu pareja pueden coincidir o no con las tuyas. Habla con tu pareja acerca de las opciones de métodos anticonceptivos para determinar qué método es aceptable para ambos.

¿Cuál es la conclusión?

Cuando escojas un método anticonceptivo, tendrás que considerar muchos factores, entre ellos, edad, salud, madurez emocional, estado civil, relaciones sexuales y creencias religiosas. Conocer tus opciones es una parte del proceso para tomar la decisión; pero hacer una evaluación sincera de ti misma y tus relaciones es igual de importante al decidir qué tipo de anticonceptivo es el adecuado para ti.

Nov. 20, 2018 See more In-depth