Diagnóstico

Una evaluación temprana de tus síntomas es esencial para diagnosticar la causa del accidente isquémico transitorio y decidir un método de tratamiento. Para ayudar a determinar la causa del accidente isquémico transitorio y evaluar el riesgo de accidente cerebrovascular, el médico puede basarse en lo siguiente:

  • Examen físico y pruebas. El médico realizará una exploración física y un examen neurológico. El médico examinará su visión, el movimiento de los ojos, el habla y el lenguaje, la fuerza, los reflejos y el sistema sensitivo. El médico puede usar un estetoscopio para escuchar la arteria carótida en el cuello. Un sonido silbante (soplo) puede indicar ateroesclerosis. El médico también puede usar un oftalmoscopio para observar fragmentos de colesterol o de plaquetas (embolia) en los pequeños vasos sanguíneos de la retina en la parte posterior del ojo.

    El médico puede analizar los factores de riesgo de un accidente cerebrovascular, como presión arterial alta, niveles altos de colesterol, diabetes y, en algunos casos, niveles altos de homocisteína.

  • Ecografía carotídea. Si el médico sospecha que la arteria carótida puede ser la causa del accidente isquémico transitorio, puede considerar la posibilidad de realizar una ecografía de la carótida. Un dispositivo con forma de varilla (transductor) envía ondas sonoras de alta frecuencia al cuello. Una vez que las ondas sonoras atraviesan el tejido y regresan, el médico puede analizar las imágenes en una pantalla para determinar la existencia de un estrechamiento o de coágulos en las arterias carótidas.
  • Tomografía computarizada o angiografía por tomografía computarizada. La exploración por tomografía computarizada de la cabeza usa rayos X para ensamblar una combinación de imágenes tridimensionales del cerebro o para evaluar las arterias de tu cuello o cerebro. La exploración por angiografía por tomografía computarizada utiliza rayos X similares a una tomografía computarizada estándar, pero también puede implicar la inyección de un medio de contraste en un vaso sanguíneo. A diferencia de la ecografía de carótida, una angiografía por tomografía computarizada puede evaluar los vasos sanguíneos del cuello y de la cabeza.
  • Imagen por resonancia magnética o angiografía por resonancia magnética. Estos procedimientos, que usan un fuerte campo magnético, pueden generar una combinación de imágenes tridimensionales de tu cerebro. La angiografía por resonancia magnética utiliza una tecnología similar a la de la imagen por resonancia magnética para evaluar las arterias del cuello y el cerebro, pero puede incluir la inyección de un medio de contraste en un vaso sanguíneo.
  • Ecocardiografía. El médico puede optar por realizar una ecocardiografía tradicional, llamada ecocardiograma transtorácico. Una ecocardiograma transtorácico supone mover un instrumento llamado transductor por el tórax. El transductor emite ondas sonoras que producen un eco cuando rebotan en diferentes partes del corazón y generan así una imagen de ecografía.

    Los médicos pueden realizar otro tipo de ecocardiograma que se denomina ecocardiografía transesofágica. Durante un ecocardiografía transesofágica, se coloca una sonda flexible con un transductor incorporado a él en el esófago, el tubo que conecta la parte posterior de la boca con el estómago. Debido a que el esófago se encuentra directamente detrás del corazón, es posible crear imágenes de ecografía más claras y detalladas. Esto permite una mejor visualización de algunas cosas, como los coágulos sanguíneos, que podrían no verse claramente con una prueba de ecocardiografía tradicional.

  • Arteriografía. Este procedimiento permite visualizar las arterias del cerebro de una manera que normalmente no es posible mediante imágenes de rayos X. Un radiólogo inserta un tubo delgado y flexible (catéter) a través de una pequeña incisión, por lo general en la ingle.

    El catéter se maneja a través de las arterias principales y dentro de la carótida o arteria vertebral. Luego, el radiólogo inyecta un tinte a través del catéter para proporcionar imágenes radiográficas de las arterias del cerebro. Este procedimiento puede usarse solo en determinados casos.

Tratamiento

Una vez que tu médico haya determinado la causa del accidente isquémico transitorio, el objetivo del tratamiento es corregir la anomalía y evitar un accidente cerebrovascular. Dependiendo de la causa del accidente isquémico transitorio, tu médico puede recetarte un medicamento para reducir la tendencia de la sangre de formar coágulos o puede recomendarte una cirugía o el procedimiento del balón (angioplastia).

Medicamentos

Los médicos utilizan varios medicamentos para disminuir la posibilidad de un accidente cerebrovascular después de un accidente isquémico transitorio. El medicamento seleccionado depende de la ubicación, la causa, la gravedad y el tipo de accidente isquémico transitorio. El médico puede recetarte lo siguiente:

  • Medicamentos antiplaquetarios. Estos medicamentos disminuyen las probabilidades de que las plaquetas, uno de los tipos de células sanguíneas circulantes, se peguen entre sí. Cuando se lesionan los vasos sanguíneos, las plaquetas adheridas comienzan a formar coágulos, un proceso que se completa coagulando las proteínas en el plasma sanguíneo.

    El medicamento antiagregante plaquetario que se utiliza con mayor frecuencia es la aspirina. La aspirina también es el tratamiento más económico con los menores efectos secundarios posibles. Una alternativa a la aspirina es el medicamento antiagregante plaquetario clopidogrel (Plavix).

    El médico podría recetarte aspirina y clopidogrel para tomarlos juntos durante un mes después del accidente isquémico transitorio. Las investigaciones demuestran que tomar estos dos medicamentos juntos en ciertas situaciones reduce el riesgo de un futuro accidente cerebrovascular más que tomar aspirina sola. Puede haber ciertas situaciones en las que la duración de la toma de ambos medicamentos juntos puede prolongarse, como cuando la causa del accidente isquémico transitorio es un estrechamiento de un vaso sanguíneo localizado en la cabeza.

    El médico puede considerar recetarte Aggrenox, una combinación de una dosis baja de aspirina y del antiagregante plaquetario dipiridamol, para reducir la formación de coágulos sanguíneos. El dipiridamol actúa en forma ligeramente diferente a la aspirina.

  • Anticoagulantes. Estos medicamentos incluyen la heparina y la warfarina (Coumadin, Jantoven). Afectan a las proteínas del sistema de coagulación en lugar de la función de las plaquetas. La heparina se utiliza durante un corto período y rara vez se emplea en el tratamiento de los accidentes isquémicos transitorios.

    Estos medicamentos requieren un control cuidadoso. Si se presenta fibrilación auricular, el médico puede recetar un anticoagulante oral directo, como apixabán (Eliquis), rivaroxabán (Xarelto), edoxabán (Savaysa) o dabigatrán (Pradaxa).

Cirugía

Si tienes una arteria (carótida) del cuello obstruida de forma moderada o grave, el médico puede sugerirte una endarterectomía carotídea. Esta cirugía preventiva limpia las arterias carótidas de depósitos de grasa (placas ateroscleróticas) antes de que ocurra otro accidente isquémico transitorio o accidente cerebrovascular. Se realiza una incisión para abrir la arteria, se extraen las placas y se cierra la arteria.

Angioplastia

En casos seleccionados, una opción es el procedimiento llamado angioplastia carotídea, o colocación de stent. Este procedimiento implica utilizar un dispositivo similar a un balón para abrir una arteria obstruida y colocar un pequeño tubo de metal (stent) en la arteria para mantenerla abierta.

Estudios clínicos

Explora los estudios de Mayo Clinic de evaluación de tratamientos, intervenciones y análisis nuevos como medio para prevenir, detectar, tratar o controlar esta enfermedad.

Preparación para la consulta

Con frecuencia, un accidente isquémico transitorio se diagnostica en una situación de emergencia; pero si te preocupa el riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular, puedes prepararte para hablar del tema con el médico durante tu próxima cita.

Qué puedes hacer

Si quieres analizar con tu médico el riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular, anota y prepárate para hablar sobre lo siguiente:

  • Tus factores de riesgo de accidente cerebrovascular, como antecedentes familiares de accidentes cerebrovasculares
  • Tus antecedentes médicos, incluida una lista de todos los medicamentos, las vitaminas y los suplementos que estás tomando
  • Tu información personal clave, como tus estilos de vida y factores principales de estrés
  • Si piensas que has tenido un accidente isquémico transitorio y los síntomas que hayas notado
  • Preguntas que puedas tener

Qué esperar del médico

Tu médico puede recomendarte que te hagas varias pruebas para comprobar tus factores de riesgo. El médico debe decirte cómo prepararte para las pruebas, por ejemplo, ayunar antes de que te saquen sangre para comprobar los niveles de colesterol y glucosa sanguínea.

Accidente isquémico transitorio - atención en Mayo Clinic

May 05, 2020
  1. Daroff RB, et al. Ischemic cerebrovascular disease. In: Bradley's Neurology in Clinical Practice. 7th ed. Elsevier; 2016. https://www.clinicalkey.com. Accessed Jan. 7, 2020.
  2. Transient ischemic attack information page. National Institute of Neurological Disorders and Stroke. https://www.ninds.nih.gov/Disorders/All-Disorders/Transient-Ischemic-Attack-Information-Page. Accessed Jan. 7, 2020.
  3. Furie KL, et al. Initial evaluation and management of transient ischemic attack and minor stroke. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Jan. 7, 2020.
  4. TIA (transient ischemic attack). American Stroke Association. https://www.stroke.org/en/about-stroke/types-of-stroke/tia-transient-ischemic-attack#.WHfNHVUrJ0w. Accessed Jan. 7, 2020.
  5. Furie KL, et al. Definition, etiology, and clinical manifestations of transient ischemic attack. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Jan. 10, 2020.
  6. Stroke. National Heart, Lung, and Blood Institute. https://www.nhlbi.nih.gov/health-topics/stroke. Accessed Jan. 13, 2020.
  7. Furie KL, et al. Overview of secondary prevention of ischemic stroke. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Jan. 7, 2020.
  8. Yilong W, et al. Clopidogrel with aspirin in acute minor stroke or transient ischemic attack (CHANCE) trial: One-year outcomes. Circulation. 2015; doi:10.1161/CIRCULATIONAHA.114.014791.
  9. Walls RM, et al., eds. Stroke. In: Rosen's Emergency Medicine: Concepts and Clinical Practice. 9th ed. Elsevier; 2018. https://www.clinicalkey.com. Accessed Jan. 7, 2020.
  10. Stroke: Hope through research. https://www.ninds.nih.gov/Disorders/Patient-Caregiver-Education/Hope-Through-Research/Stroke-Hope-Through-Research. National Institute of Neurological Disorders and Stroke. Accessed Jan. 7, 2020.
  11. Johnston SC, et al. Clopidogrel and aspirin in acute ischemic stroke and high-risk TIA. The New England Journal of Medicine. 2018; doi:10.1056/NEJMoa1800410.
  12. Brown AY. Allscripts EPSi. Mayo Clinic. Nov. 12, 2019.
  13. Quality check. The Joint Commission. https://www.qualitycheck.org/search/?keyword=mayo%20clinic#keyword=mayo%20clinic&advancedcertification=Advanced%20Comprehensive%20Stroke%20Center,Primary%20Stroke%20Center. Accessed Jan. 13, 2020.
  14. Graff-Radford J (expert opinion). Mayo Clinic. Jan. 13, 2020.