Diagnóstico

Consulta de taquicardia en Mayo Clinic Consulta de taquicardia en Mayo Clinic

Para diagnosticar la taquicardia, se necesitan un examen físico completo, los antecedentes médicos y las pruebas correspondientes.

Para diagnosticar tu afección y determinar el tipo específico de taquicardia, el médico evaluará tus síntomas, realizará un examen físico y te preguntará acerca de tus hábitos de salud y antecedentes médicos.

También pueden ser necesarios varios exámenes del corazón para diagnosticar la taquicardia.

Electrocardiograma (ECG)

Un electrocardiograma, también llamado ECG o EKG, es la herramienta más común utilizada para diagnosticar la taquicardia. Es una prueba indolora que detecta y registra la actividad eléctrica del corazón mediante pequeños sensores (electrodos) conectados al pecho y los brazos.

Un electrocardiograma registra el tiempo y la fuerza de las señales eléctricas mientras viajan por el corazón. El médico puede buscar patrones de señales para determinar qué tipo de taquicardia tienes y cómo los problemas en el corazón pueden estar causando una frecuencia cardíaca rápida.

El médico puede pedirte que utilices un dispositivo de electrocardiograma portátil en casa para proporcionarle más información sobre tu ritmo cardíaco. Los dispositivos de electrocardiograma portátiles o remotos incluyen lo siguiente:

  • Monitor Holter. Este dispositivo de electrocardiograma portátil se lleva en el bolsillo, en el cinturón o con una correa que se sujeta al hombro. Registra la actividad del corazón durante un período completo de 24 horas, lo cual permite al médico hacer una observación prolongada de los ritmos cardíacos.

    El médico probablemente te pedirá que lleves un diario durante esas 24 horas. Describirás cualquier síntoma que tengas y anotarás el momento en que se produce.

  • Monitor de eventos. Este dispositivo portátil de electrocardiograma está diseñado para controlar la actividad del corazón durante una semana a unos meses. Lo llevas todo el día, pero solo registra a determinadas horas durante unos minutos cada vez. Con muchos monitores de eventos, los activas pulsando un botón cuando tienes síntomas de una frecuencia cardíaca rápida.

    Otros monitores detectan automáticamente los ritmos cardíacos anormales y luego comienzan a registrarlos. Estos monitores permiten al médico observar el ritmo cardíaco en el momento de los síntomas.

  • Otros monitores portátiles. Algunos dispositivos personales, como los relojes inteligentes, ofrecen monitorización de electrocardiograma. Pregúntale al médico si esta es una opción para ti.

Prueba electrofisiológica

El médico puede recomendarte una prueba electrofisiológica para confirmar el diagnóstico o para precisar la ubicación de los problemas en el circuito del corazón.

Durante este análisis, un médico inserta en la ingle, en el brazo o en el cuello unos tubos delgados y flexibles (catéteres) con electrodos en las puntas y los guía a través de los vasos sanguíneos hasta diversos puntos del corazón. Una vez en su lugar, los electrodos pueden crear un mapa preciso del alcance de los impulsos eléctricos durante cada latido e identificar anomalías en el circuito.

Diagnóstico por imágenes cardíaco

Se pueden realizar imágenes del corazón para determinar si las anomalías estructurales están afectando al flujo sanguíneo y contribuyendo a la taquicardia.

Las pruebas por imágenes cardíacas que se usan para diagnosticar la taquicardia incluyen:

  • Ecocardiograma. Una ecocardiografía produce una imagen en movimiento del corazón usando ondas de sonido. Puede identificar áreas de flujo sanguíneo deficiente, válvulas cardíacas anormales y un músculo cardíaco que no funciona correctamente.
  • Imágenes por resonancia magnética (IRM). Una resonancia magnética cardíaca puede proporcionar imágenes fijas o en movimiento de la forma en que la sangre fluye por el corazón y detectar irregularidades.
  • Tomografía computarizada. Las tomografías computarizadas combinan varias imágenes de rayos X para proporcionar una vista transversal más detallada del corazón.
  • Angiografía coronaria. Para estudiar el flujo de sangre a través del corazón y los vasos sanguíneos, el médico puede utilizar una angiografía coronaria para revelar posibles obstrucciones o anomalías. Utiliza un tinte y rayos X especiales para mostrar el interior de las arterias coronarias.
  • Rayos X del tórax. Esta prueba se utiliza para capturar imágenes fijas del corazón y los pulmones y puede detectar si el corazón está agrandado.

Prueba de esfuerzo

El médico puede recomendar una prueba de esfuerzo para ver cómo funciona el corazón mientras estás esforzándote durante el ejercicio o cuando se te da un medicamento para que lata rápido.

En una prueba de esfuerzo con ejercicio, se colocan electrodos en el pecho para monitorear la función cardíaca mientras se hace ejercicio, generalmente caminando en una cinta de correr. Se pueden realizar otras pruebas de corazón con una prueba de esfuerzo.

Prueba de la mesa inclinada

Esta prueba a veces ayuda al médico a comprender mejor cómo la taquicardia contribuye a causar los desmayos. Con un control atento, recibirás un medicamento que genera un episodio de taquicardia. Te recuestas sobre una mesa especial y luego la mesa se inclina, como si estuvieras de pie. El médico observa cómo el corazón y el sistema nervioso responden a estos cambios de posición.

Pruebas adicionales

El médico puede solicitar las pruebas adicionales que sean necesarias para diagnosticar una enfermedad preexistente que contribuya a causar la taquicardia y para determinar el estado del corazón.

Tratamiento

El objetivo del tratamiento de la taquicardia es:

  • Disminuir la frecuencia cardíaca rápida cuando se produce
  • Prevenir episodios futuros
  • Reducir las complicaciones
  • Tratar la enfermedad de fondo que puede contribuir a la taquicardia

Desacelerar la frecuencia cardíaca rápida

La frecuencia cardíaca rápida se puede normalizar por sí sola. También se puede disminuir con movimientos físicos simples. Sin embargo, podrías necesitar medicamentos u otros tratamientos para reducir la frecuencia de los latidos del corazón.

Algunas de las maneras de disminuir la frecuencia cardíaca son las siguientes:

  • Maniobras vagales. El médico podría pedirte que realices una acción, llamada maniobra vagal, cuando sientas que el corazón comienza a latir más rápido de lo normal. Las maniobras consisten en toser, hacer fuerza como si estuvieras por defecar y colocarte una bolsa de hielo sobre el rostro. Las maniobras vagales estimulan al nervio vago, que ayuda a regular los latidos del corazón.
  • Medicamentos. Si las maniobras vagales no logran desacelerar los latidos del corazón, es posible que debas inyectarte un medicamento antiarrítmico para restablecer la frecuencia cardíaca normal. Puedes inyectarte este medicamento en un hospital. Los medicamentos antiarrítmicos también vienen en pastillas.
  • Cardioversión. En este procedimiento, se administra un tratamiento de choque al corazón a través de palas, de un desfibrilador externo automático o de parches que se colocan en el pecho. La corriente afecta los impulsos eléctricos del corazón y restablece la frecuencia normal de los latidos. Por lo general, se usa cuando el paciente necesita atención de emergencia o cuando las maniobras y los medicamentos no funcionan.

Cómo prevenir episodios de frecuencia cardíaca rápida

Con los siguientes tratamientos, pueden prevenirse o controlarse los episodios de taquicardia.

  • Ablación con catéter. Este procedimiento se utiliza con frecuencia cuando una vía eléctrica adicional es la responsable del incremento de la frecuencia cardíaca.

  • En este procedimiento, un médico te introduce un catéter en la ingle, el brazo o el cuello, y lo guía a través de los vasos sanguíneos hasta el corazón. Los electrodos en las puntas de las sondas pueden utilizar el frío extremo o la energía de radiofrecuencia para dañar (ablación) la vía eléctrica adicional e impedir que envíe señales eléctricas.

    La ablación con catéter no requiere una cirugía para acceder al corazón, pero también puede realizarse junto con otras cirugías de reparación de válvulas cardíacas o arterias.

  • Medicamentos. Los medicamentos antiarrítmicos tomados de forma regular por vía oral pueden prevenir la aparición de una frecuencia cardíaca rápida.

    Se pueden recetar otros medicamentos para el corazón, como bloqueadores de los canales de calcio y betabloqueadores, en lugar de los medicamentos antiarrítmicos o en combinación con ellos.

  • Marcapasos. Algunos tipos de taquicardias pueden ser tratados con un marcapasos. Un marcapasos es un dispositivo pequeño que se implanta quirúrgicamente debajo de la piel. Cuando el dispositivo detecta latidos del corazón anormales, envía un impulso eléctrico que ayuda al corazón a restablecer un latido normal.
  • Cardioversor implantable. Si corres riesgo de tener un episodio de taquicardia que puede poner en riesgo tu vida, el médico puede recomendar un desfibrilador cardioversor implantable. El dispositivo, del tamaño de un localizador, se implanta quirúrgicamente en el pecho. De forma continua, el desfibrilador cardioversor implantable permite controlar el latido, detectar los aumentos de la frecuencia cardíaca y liberar choques eléctricos precisamente calibrados, de ser necesario, para restaurar el ritmo cardíaco normal.
  • Cirugía. En algunos casos, puede necesitarse una cirugía a corazón abierto para destruir una vía eléctrica adicional que causa taquicardia.

    La taquicardia también puede ser tratada con un procedimiento de laberinto. Durante este procedimiento, el cirujano hace pequeñas incisiones en el tejido del corazón para crear un patrón o laberinto de tejido cicatrizante. Como el tejido cicatricial no conduce la electricidad, interfiere en los impulsos eléctricos perdidos que provocan algunos tipos de taquicardia.

    Por lo general, la cirugía se lleva a cabo cuando no funcionan otras opciones de tratamiento o cuando también se debe tratar otro trastorno cardíaco.

Consulta de taquicardia en Mayo Clinic Consulta de taquicardia en Mayo Clinic

Un dispositivo implantable, como un marcapasos o un desfibrilador cardioversor implantable, puede servir para tratar algunos tipos de taquicardia.

Prevención de los coágulos sanguíneos

Algunas personas con taquicardia tienen más riesgo de desarrollar un coágulo sanguíneo que puede provocar un accidente cerebrovascular o un ataque cardíaco. El médico puede prescribirte un medicamento anticoagulante para ayudar a reducir el riesgo.

Tratamiento de una enfermedad subyacente

Si hay otra afección que contribuya a la taquicardia, como alguna forma de enfermedad cardíaca o hipertiroidismo, al tratar el problema subyacente pueden prevenirse o minimizarse los episodios de taquicardia.

Estudios clínicos

Explora los estudios de Mayo Clinic de evaluación de tratamientos, intervenciones y análisis nuevos como medio para prevenir, detectar, tratar o controlar esta enfermedad.

Estilo de vida y remedios caseros

El ejercicio y la pérdida de peso pueden ayudar a limitar algunos de los riesgos para la salud asociados con la taquicardia al reducir los efectos negativos de la hipertensión arterial y la apnea del sueño.

Estrategias de afrontamiento y apoyo

Si tienes un plan para hacer frente a un episodio de aumento del ritmo cardíaco, es probable que te sientas más tranquilo y estable cuando se produzca. Habla con el médico sobre las siguientes cuestiones:

  • Cómo tomarte el pulso y cómo determinar cuáles son tus pulsaciones normales
  • Cuándo y cómo usar las maniobras vagales si son convenientes para ti
  • Cuándo llamar al médico
  • Cuándo solicitar atención de emergencia

Contar con el apoyo de la familia y de los amigos también permite reducir el estrés y a controlar mejor la taquicardia.

Preparación para la consulta

Ya sea que veas a tu médico de cabecera por primera vez o recibas atención de emergencia, es probable que te remitan a un médico capacitado en afecciones cardíacas (cardiólogo) para una o más citas para una evaluación completa.

Si es posible, pídele a un familiar o a un amigo que te acompañe para que te dé apoyo moral y te ayude a recordar la información nueva. Como suele haber mucho para hablar, es útil que te prepares lo más que puedas.

Qué puedes hacer

Prepara con anticipación una lista que puedas compartir con tu médico. Tu lista debe incluir lo siguiente:

  • Los síntomas que has tenido, incluso los que puedan parecer no tener relación con el corazón
  • Información personal esencial, como episodios de estrés importantes o cambios recientes en tu vida
  • Los medicamentos, entre ellos las vitaminas o los suplementos
  • Preguntas para hacerle al médico

Organiza tus preguntas de la más a la menos importante en caso de que se acabe el tiempo. Algunas preguntas básicas para hacerle al médico son las siguientes:

  • ¿Qué podría estar provocando la frecuencia cardíaca rápida?
  • ¿Qué clase de pruebas necesito hacerme?
  • ¿Cuál es el tratamiento más adecuado?
  • ¿Qué tipo de riesgos representa esta enfermedad cardíaca?
  • ¿Cómo controlaremos el corazón?
  • ¿Con qué frecuencia es necesario hacer citas de seguimiento?
  • ¿De qué manera mis otras enfermedades o los medicamentos que tomo pueden afectar mi problema cardíaco?
  • ¿Tengo que restringir mis actividades?
  • ¿Hay algún folleto u otro material impreso que pueda llevarme? ¿Qué sitios web recomienda visitar?

Además de las preguntas que preparaste para el médico, no dudes en hacer otras.

Qué esperar del médico

Es probable que el médico te haga varias preguntas. Estar preparado para responderlas puede ahorrarte tiempo para consultar sobre cualquier tema al que quieras dedicarle más tiempo. El médico podría hacerte estas preguntas:

  • ¿Cuándo comenzaste a tener los síntomas?
  • ¿Con qué frecuencia tuviste latidos del corazón rápidos?
  • ¿Cuánto han durado los episodios?
  • ¿Hay algo que parezca desencadenar o empeorar los episodios, como el ejercicio, el estrés o la cafeína?
  • ¿Hay alguien en tu familia con enfermedad cardíaca o antecedentes de arritmias?
  • ¿Alguien en tu familia ha tenido un paro cardíaco o ha muerto repentinamente?
  • ¿Fumas?
  • ¿Cuánto alcohol o cafeína consumes?
  • ¿Consumes drogas recreativas?
  • ¿Estás en tratamiento por presión arterial alta, colesterol alto u otras afecciones que pueden impactar en el aparato circulatorio?
  • ¿Qué medicamentos tomas para estas afecciones? ¿Los tomas como te los recetaron?

Taquicardia - atención en Mayo Clinic

April 15, 2020
  1. Homoud MK, et al. Sinus tachycardia: Evaluation and management. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed March 3, 2020.
  2. Zipes DP, et al., eds. Diagnosis of cardiac arrhythmias. In: Cardiac Electrophysiology: From Cell to Bedside. 7th ed. Elsevier; 2018. https://www.clinicalkey.com. Accessed March 5, 2020.
  3. Crawford MH, ed. Ventricular tachycardia. In: Current Diagnosis & Treatment: Cardiology. 5th ed. McGraw-Hill Education; 2017. https://accessmedicine.mhmedical.com. Accessed March 3, 2020.
  4. What is an arrhythmia? National Heart, Lung, and Blood Institute. http://www.nhlbi.nih.gov/health/health-topics/topics/arr/. Accessed March 3, 2020.
  5. Overview of arrhythmias. Merck Manual Professional Version. http://www.merckmanuals.com/professional/cardiovascular_disorders/arrhythmias_and_conduction_disorders/overview_of_arrhythmias.html?qt=arrhythmia&alt=sh. Accessed March 3, 2020.
  6. What is catheter ablation? National Heart, Lung, and Blood Institute. http://www.nhlbi.nih.gov/health/health-topics/topics/ablation/. Accessed March 3, 2020.
  7. Prevention & treatment of arrhythmia. American Heart Association. http://www.heart.org/HEARTORG/Conditions/Arrhythmia/PreventionTreatmentofArrhythmia/Prevention-Treatment-of-Arrhythmia_UCM_002026_Article.jsp. Accessed March 5, 2020.
  8. Riggin ER. Allscripts EPSi. Mayo Clinic. March 9, 2020.
  9. Tachycardia — Fast heart rate. American Heart Association. http://www.heart.org/HEARTORG/Conditions/Arrhythmia/AboutArrhythmia/Tachycardia-Fast-Heart-Rate_UCM_302018_Article.jsp#.V7s5Rmf2bIU. Accessed March 5, 2020.
  10. Noseworthy PA (expert opinion). Mayo Clinic. March 27, 2020.