Estrategias de afrontamiento, y apoyo

Escrito por personal de Mayo Clinic

Puede resultar frustrante vivir con una enfermedad hepática crónica sin cura. La fatiga, en especial, puede tener un impacto sobre la calidad de vida. Cada persona encuentra formas de enfrentar el estrés de una enfermedad crónica. Con el tiempo, descubrirás lo que funciona para ti. Hasta que llegue ese momento, considera intentar lo siguiente:

  • Infórmate sobre la enfermedad. Averigua todo lo que quieras saber sobre la cirrosis biliar primaria. Mientras más sepas sobre lo que ocurre en tu cuerpo, más activo podrás estar en tu cuidado. Además, para hablar con el médico, busca información en la biblioteca local y en los sitios web afiliados con las organizaciones reconocidas, como la American Liver Foundation (Fundación Estadounidense del Hígado).
  • Tómate tiempo para ti. Comer bien, hacer ejercicio y descansar lo suficiente pueden ayudar a que te sientas mejor. Trata de planificar con anticipación los momentos en los que necesitarás descansar más.
  • Busca ayuda. Si tienes amigos o familiares que quieren ayudarte, acepta su ofrecimiento y cuéntales qué sería lo más útil para ti. La cirrosis biliar primaria puede ser agotadora, por lo tanto, acepta la ayuda de alguien que se ofrezca a hacer las compras, lavar una carga de ropa o preparar la cena.
  • Busca apoyo. Las relaciones sólidas pueden tener un papel importante para ayudarte a mantener una actitud positiva. Si a tus amigos o familiares se les dificulta comprender tu enfermedad, puedes descubrir que un grupo de apoyo puede ser útil.
Nov. 22, 2014