Descripción general

La osteomielitis es la infección de un hueso. Las infecciones pueden llegar al hueso a través del torrente sanguíneo o pueden diseminarse a través del tejido que lo rodea. Las infecciones también pueden comenzar en el propio hueso, si una lesión deja el hueso expuesto a los gérmenes.

En los niños, la osteomielitis afecta, con mayor frecuencia, los huesos largos de las piernas y de la parte superior del brazo. En los adultos, la osteomielitis es más probable que se manifieste en los huesos de la columna vertebral (vértebras). Las personas con diabetes que tienen úlceras en los pies pueden padecer osteomielitis.

La osteomielitis, alguna vez considerada una enfermedad incurable, hoy en día puede ser tratada de manera satisfactoria. La mayoría de las personas requiere cirugía para extraer las partes del hueso que están muertas, seguida de un ciclo de antibióticos potentes que, por lo general, se administran por vía intravenosa durante un mínimo de cuatro a seis semanas.

Síntomas

Los signos y síntomas de la osteomielitis son:

  • Fiebre o escalofríos
  • Irritabilidad o letargo en niños pequeños
  • Dolor en la zona de la infección
  • Hinchazón, calor y enrojecimiento sobre la zona de la infección

A veces la osteomielitis no produce signos ni síntomas o tienes signos y síntomas que son difíciles de distinguir de otros trastornos.

Cuándo consultar al médico

Consulta con el médico si tienes un dolor óseo que empeora junto con fiebre. Si tienes riesgo de infección por una enfermedad o una cirugía reciente o una lesión, consulta con tu médico de inmediato si notas signos y síntomas de una infección.

Causas

Las bacterias Staphylococcus, los tipos de gérmenes que normalmente se encuentran en la piel o en la nariz de las personas sanas, provocan la mayoría de los casos de osteomielitis.

Los gérmenes pueden ingresar al hueso de diferentes formas, tales como:

  • El torrente sanguíneo. Los gérmenes que están en otras partes del cuerpo (por ejemplo, en los pulmones por una neumonía o en la vejiga por una infección de las vías urinarias) pueden desplazarse por el torrente sanguíneo y llegar a un lugar debilitado del hueso. En los niños, la osteomielitis aparece, con mayor frecuencia, en las zonas más blandas, llamadas «cartílagos de crecimiento», en ambos extremos de los huesos largos de los brazos y las piernas.
  • Tejido infectado o una articulación protésica infectada. Las heridas punzantes extensas pueden llevar los gérmenes al interior del cuerpo. Si una herida con estas características se infecta, los gérmenes pueden diseminarse a un hueso cercano.
  • Heridas abiertas. Si tuviste una quebradura grave y parte del hueso atravesó la piel, los gérmenes pueden ingresar al cuerpo. Las cirugías para reemplazar articulaciones o reparar fracturas también pueden producir contaminación directa.

Factores de riesgo

Normalmente, los huesos son resistentes a las infecciones. Para que ocurra la osteomielitis, tiene que existir una situación que predisponga los huesos a la infección.

Cirugía ortopédica o lesión reciente

Una fractura ósea grave o una herida punzante profunda abren una vía para que las infecciones ingresen al hueso y al tejido que lo rodea. La cirugía para reparar los huesos fracturados o el reemplazo de articulaciones desgastadas pueden abrir accidentalmente el paso de los gérmenes para que ingresen a un hueso.

El implante de elementos ortopédicos es un factor de riesgo de infección. Las mordidas profundas de animales también proporcionan una vía de acceso para la infección.

Trastornos de la circulación

Cuando los vasos sanguíneos se lesionan o bloquean, al cuerpo le resulta difícil distribuir las células que combaten las infecciones para evitar que una infección menor se haga más grande. Lo que comienza como un corte pequeño puede avanzar a una úlcera profunda, y puede exponer el tejido profundo y el hueso a una infección.

Las enfermedades que deterioran la circulación de la sangre son:

  • Diabetes mal controlada
  • Enfermedad de las arterias periféricas, en general relacionada con el tabaquismo
  • Enfermedad de células falciformes

Afecciones que requieren vías intravenosas o sondas

Existen varias afecciones que requieren la colocación de tubos para conectar los órganos internos con elementos del exterior. Sin embargo, estos tubos también sirven para que los gérmenes ingresen al organismo, y aumentan el riesgo de una infección en general, lo que puede provocar una osteomielitis.

A continuación, se enumeran algunos ejemplos de las circunstancias en que se pueden usar estos tubos:

  • Tubos de máquina de diálisis
  • Sondas urinarias
  • Sondas intravenosas de largo plazo, a veces llamadas «vías centrales»

Trastornos que afectan el sistema inmunitario

Si el sistema inmunitario se ve afectado por una enfermedad o un medicamento, enfrentas un mayor riesgo de contraer osteomielitis. Entre los factores que pueden inhibir el sistema inmunitario, se encuentran los siguientes:

  • Quimioterapia
  • Diabetes mal controlada
  • Necesidad de tomar corticoesteroides o unos medicamentos llamados «inhibidores del factor de necrosis tumoral»

Drogas ilegales

Las personas que se inyectan drogas ilegales tienen más probabilidades de tener osteomielitis porque habitualmente usan agujas no estériles y no esterilizan la piel antes de las inyecciones.

Complicaciones

Las complicaciones de la osteomielitis pueden ser:

  • Muerte ósea (osteonecrosis). Una infección en los huesos puede impedir la circulación de la sangre dentro del hueso afectado, lo cual puede producir muerte ósea. El hueso se puede sanar después de una cirugía para extraer pequeñas partes del hueso muerto. Sin embargo, si la mayor parte del hueso ha sufrido muerte ósea, es posible que necesites someterte a cirugía para que te extraigan la extremidad (amputen) y así evitar que se propague la infección.
  • Artritis séptica. En algunos casos, la infección dentro de los huesos puede propagarse a una articulación cercana.
  • Alteración del crecimiento. En los niños, la ubicación más frecuente de la osteomielitis abarca las zonas más blandas, llamadas «cartílagos de crecimiento», que se ubican en cualquiera de los extremos de los huesos largos de los brazos y las piernas. Es posible que el crecimiento normal se vea interrumpido en los huesos infectados.
  • Cáncer de piel. Si la osteomielitis ha dado como resultado una llaga que segrega pus, la piel circundante tiene un mayor riesgo de desarrollar carcinoma espinocelular.

Prevención

Si te informaron que corres un mayor riesgo de contraer infecciones, habla con tu médico sobre las maneras de prevenirlas. Reducir los riesgos de contraer una infección reducirá el riesgo de desarrollar osteomielitis.

Por lo general, toma medidas para evitar cortarte y rasparte, ya que estas heridas les dan a los microbios fácil acceso a tu organismo. Si te cortas o te raspas, limpia la zona de inmediato y ponte un vendaje limpio. Controla las heridas frecuentemente para ver si presentan signos de infección.

Sept. 25, 2015
References
  1. Ferri FF. Osteomyelitis (Osteomielitis). En: Ferri’s Clinical Advisor 2016 (Consejos clínicos de Ferri 2016). Filadelfia, Pa.: Mosby Elsevier; 2016. https://www.clinicalkey.com. Último acceso: 11 de septiembre de 2015.
  2. Marcdante KJ, et al. Osteomyelitis (Osteomielitis). En: Nelson Essentials of Pediatrics (Temas fundamentales de pediatría de Nelson). 7.ª ed. Filadelfia, Pa.: Saunders Elsevier; 2015. https://www.clinicalkey.com. Último acceso: 11 de septiembre de 2015.
  3. Osteomyelitis (Osteomielitis). Merck Manual Professional Version (Versión para profesionales de Manual Merck). http://www.merckmanuals.com/professional/musculoskeletal-and-connective-tissue-disorders/infections-of-joints-and-bones/osteomyelitis. Último acceso: 11 de septiembre de 2015.
  4. Kremers HM, et al. Trends in the epidemiology of osteomyelitis: A population-based study, 1969 to 2009 (Tendencias en la epidemiología de la osteomielitis: estudio basado en la población, de 1969 a 2009). The Journal of Bone and Joint Surgery (Revista de Cirugía Ósea y Articular). 2015;97:837.
  5. Lalani T. Overview of osteomyelitis (Descripción general de la osteomielitis). https://www.uptodate.com/home. Último acceso: 13 de septiembre de 2015.
  6. Marx JA, et al., eds. Bone and joint infections (Infecciones óseas y articulares). En: Rosen’s Emergency Medicine: Concepts and Clinical Practice (Medicina de emergencia de Rosen: conceptos y prácticas clínicas). 8.ª ed. Filadelfia, Pa.: Saunders Elsevier; 2014. http://www.clinicalkey.com. Último acceso: 13 de septiembre de 2015.
  7. Radcliffe G, Osteomyelitis: A historical and basic sciences review (Osteomielitis: revisión histórica y de ciencias básicas). Orthopaedics and Trauma (Ortopedia y traumatología). En prensa. Último acceso: 13 de septiembre de 2015.