Diagnósticos

Es posible que el médico palpe la zona cercana al hueso afectado para detectar sensibilidad, hinchazón o temperatura. Si tienes una úlcera en el pie, es posible que tu médico utilice una sonda opaca para determinar la proximidad del hueso que está debajo.

Es posible que el médico te pida que te realices una combinación de pruebas y de procedimientos para diagnosticar la osteomielitis, así como para determinar qué germen causa la infección. Algunos son los siguientes:

Análisis de sangre

Los análisis de sangre pueden revelar niveles altos de glóbulos blancos y otros factores que pueden indicar que el organismo está combatiendo una infección. Si la causa de la osteomielitis es una infección de la sangre, el análisis puede revelar qué gérmenes son los causantes.

No existe ningún análisis de sangre que le indique al médico si tienes osteomielitis o no. Sin embargo, los análisis de sangre dan indicios que tu médico utiliza para decidir cuáles son los análisis y los procedimientos siguientes que puedas necesitar.

Pruebas de diagnóstico por imágenes

  • Radiografías. Las radiografías pueden revelar el daño en el hueso. No obstante, es posible que el daño no se vea hasta después de que la osteomielitis haya estado presente durante varias semanas. Si la osteomielitis comenzó más recientemente, es probable que se necesiten pruebas de diagnóstico por imágenes más detalladas.
  • Exploración por tomografía computarizada (TC). La exploración por tomografía computarizada combina imágenes de rayos X tomadas desde diferentes ángulos para crear vistas transversales de las estructuras internas de una persona.
  • Imágenes por resonancia magnética (RM). Mediante el uso de ondas electromagnéticas y de un campo magnético fuerte, las exploraciones por resonancia magnética pueden producir imágenes extraordinariamente detalladas de los huesos y de los tejidos blandos que los rodean.

Biopsia ósea

Una biopsia ósea es la regla de oro para diagnosticar osteomielitis porque también puede revelar qué tipo particular de germen infectó el hueso. El conocimiento del tipo de germen le permite al médico elegir un antibiótico que actúe particularmente bien para ese tipo de infección.

Una biopsia abierta requiere anestesia y cirugía para acceder al hueso. En algunas situaciones, el cirujano inserta una aguja larga a través de la piel y dentro el hueso para efectuar una biopsia. Ese procedimiento requiere anestesia local para insensibilizar la zona donde se insertará la aguja. Se pueden utilizar radiografías u otras exploraciones por imágenes como medios de orientación.

Tratamientos

El tratamiento más frecuente para la osteomielitis consiste en una cirugía para extirpar las partes de hueso infectadas o muertas, con posterior administración de antibióticos. No suele ser necesaria la hospitalización.

Cirugía

En función de la gravedad de la infección, la cirugía para tratar la osteomielitis puede comprender uno o más de los siguientes procedimientos:

  • Drenaje de la zona infectada. Abrir la zona que rodea el hueso infectado le permite al cirujano drenar el pus o el líquido acumulado producto de la infección.
  • Extirpación de hueso o de tejido enfermos. En un procedimiento denominado «desbridamiento», el cirujano extirpa la mayor cantidad posible de hueso enfermo y toma un pequeño margen de hueso sano para asegurarse de que se extirparon todas las zonas infectadas. Es posible que también se extirpe el tejido circundante que presenta signos de infección.
  • Restauración del flujo sanguíneo al hueso. El cirujano puede rellenar los espacios vacíos que dejó el procedimiento de desbridamiento con un pedazo de hueso o con otro tejido, como piel o músculo, que se obtiene de otra parte del cuerpo.

    A veces, se colocan rellenos temporales hasta que el paciente esté lo suficientemente sano como para recibir un injerto de hueso o de tejido. El injerto ayuda al organismo a reparar los vasos sanguíneos dañados y a formar hueso nuevo.

  • Extirpación de objetos extraños. En algunos casos, es posible que deban quitarse los objetos extraños, como las placas o los tornillos colocados en una cirugía anterior.
  • Amputación de la extremidad. Como último recurso, los cirujanos pueden amputar la extremidad afectada para impedir que se siga extendiendo la infección.

Medicamentos

Una biopsia de hueso permitirá conocer el tipo de microbio que causa la infección; de esta manera, el médico puede elegir un antibiótico que funciona particularmente bien para ese tipo de infección. Por lo general, los antibióticos se administran a través de una vena del brazo durante cuatro o seis semanas como mínimo.

Puede necesitarse una serie adicional de antibióticos por vía oral para las infecciones más graves.

Preparación para la consulta

Si bien en un principio puedes hablar de tus signos y síntomas con tu médico de cabecera, él podría derivarte a un médico especializado en enfermedades infecciosas o a un cirujano ortopédico.

La siguiente información te ayudará a prepararte para la consulta y a saber qué esperar del médico.

Qué puedes hacer

  • Ten en cuenta cualquier restricción previa a la consulta. Cuando programes la consulta, asegúrate de preguntar si hay algo que debas hacer con anticipación, como restringir tu dieta.
  • Anota cualquier síntoma que tengas, incluso los que parezcan no tener relación con el motivo por el cual programaste la consulta.
  • Haz una lista de todos los medicamentos, las vitaminas y los suplementos que estés tomando.
  • Escribe preguntas para hacerle al médico.

Algunas preguntas básicas para hacerle al médico sobre la osteomielitis son las siguientes:

  • ¿Cuál es la causa más probable de mis síntomas?
  • ¿Existen otras causas posibles de mis síntomas?
  • ¿Qué tipo de pruebas necesito hacerme? ¿Estas pruebas requieren alguna preparación especial?
  • ¿Qué tratamientos hay disponibles y cuál me recomiendas?
  • ¿Será necesario hacer una cirugía?
  • ¿Qué tipos de efectos secundarios suele ocasionar el tratamiento?
  • Tengo otros problemas de salud. ¿Cómo puedo controlarlos de manera conjunta?
  • ¿Existe alguna alternativa genérica al medicamento que me recetas?
  • ¿Hay algún folleto u otro material impreso que pueda llevarme? ¿Qué sitios web recomiendas visitar?

Qué esperar del médico

Es probable que el médico te haga una serie de preguntas, como las siguientes:

  • ¿Cuándo comenzaste a experimentar los síntomas?
  • ¿Tienes fiebre o escalofríos?
  • ¿Hay algo que mejore o que empeore los síntomas?
  • ¿Has tenido cortes, raspaduras u otras lesiones últimamente?
  • ¿Has tenido alguna cirugía recientemente?
  • ¿Alguna vez te reemplazaron una articulación? ¿Te hicieron una corrección quirúrgica por la fractura de un hueso?
  • ¿Tienes diabetes? ¿Tienes úlceras en los pies?
Sept. 25, 2015
References
  1. Ferri FF. Osteomyelitis (Osteomielitis). En: Ferri’s Clinical Advisor 2016 (Consejos clínicos de Ferri 2016). Filadelfia, Pa.: Mosby Elsevier; 2016. https://www.clinicalkey.com. Último acceso: 11 de septiembre de 2015.
  2. Marcdante KJ, et al. Osteomyelitis (Osteomielitis). En: Nelson Essentials of Pediatrics (Temas fundamentales de pediatría de Nelson). 7.ª ed. Filadelfia, Pa.: Saunders Elsevier; 2015. https://www.clinicalkey.com. Último acceso: 11 de septiembre de 2015.
  3. Osteomyelitis (Osteomielitis). Merck Manual Professional Version (Versión para profesionales de Manual Merck). http://www.merckmanuals.com/professional/musculoskeletal-and-connective-tissue-disorders/infections-of-joints-and-bones/osteomyelitis. Último acceso: 11 de septiembre de 2015.
  4. Kremers HM, et al. Trends in the epidemiology of osteomyelitis: A population-based study, 1969 to 2009 (Tendencias en la epidemiología de la osteomielitis: estudio basado en la población, de 1969 a 2009). The Journal of Bone and Joint Surgery (Revista de Cirugía Ósea y Articular). 2015;97:837.
  5. Lalani T. Overview of osteomyelitis (Descripción general de la osteomielitis). https://www.uptodate.com/home. Último acceso: 13 de septiembre de 2015.
  6. Marx JA, et al., eds. Bone and joint infections (Infecciones óseas y articulares). En: Rosen’s Emergency Medicine: Concepts and Clinical Practice (Medicina de emergencia de Rosen: conceptos y prácticas clínicas). 8.ª ed. Filadelfia, Pa.: Saunders Elsevier; 2014. http://www.clinicalkey.com. Último acceso: 13 de septiembre de 2015.
  7. Radcliffe G, Osteomyelitis: A historical and basic sciences review (Osteomielitis: revisión histórica y de ciencias básicas). Orthopaedics and Trauma (Ortopedia y traumatología). En prensa. Último acceso: 13 de septiembre de 2015.