Tratamientos y medicinas

Escrito por personal de Mayo Clinic

El tratamiento de la osteocondritis disecante tiene como objetivo restaurar el funcionamiento normal de la articulación afectada y aliviar el dolor, así como reducir el riesgo de padecer artrosis. No existe un único tratamiento que funcione para todas las personas. En los niños cuyos huesos aún están en crecimiento, el defecto óseo puede sanarse con un período de descanso y de protección.

Terapia

Al principio, es probable que el médico te recomiende medidas conservadoras, las cuales pueden comprender:

  • Descansar la articulación. Evita las actividades en las que ejerzas presión en la articulación, como saltar y correr si la rodilla es la parte afectada. Es posible que tengas que usar muletas durante un tiempo, en especial, si el dolor te causa cojera. El médico también puede sugerirte que uses una férula, un yeso o un dispositivo de inmovilización para que la articulación no se mueva durante unas pocas semanas.
  • Fisioterapia. Con mayor frecuencia, esta terapia consiste en hacer ejercicios de amplitud de movimiento y de elongación para los músculos que sirven de soporte para la articulación afectada. La fisioterapia también suele recomendarse después de la cirugía.

Cirugía

Si tienes un fragmento suelto en la articulación o si los tratamientos conservadores no son efectivos después de cuatro a seis meses, es posible que necesites cirugía. El tipo de cirugía dependerá del tamaño y de la fase de la lesión, y de cuán maduros estén los huesos.

July 09, 2015