Tengo esclerosis múltiple y, a menudo, me siento abrumado y deprimido. ¿Qué debo hacer?

Answers from Daniel K. Hall-Flavin, M. D.

En primer lugar, debes saber que no estás solo. La depresión es muy frecuente en las personas que tienen esclerosis múltiple. Entre la pérdida de la función física y los cambios en la forma de vida, es fácil comprender por qué la esclerosis múltiple causa depresión.

Algunas pruebas también sugieren que la esclerosis múltiple en sí puede causar cambios corporales que predisponen a la depresión. Más allá de que la depresión sea una reacción frente a la esclerosis múltiple o una consecuencia de esta, se debe recordar que hay intervenciones eficaces.

Conoce los síntomas

No siempre es fácil reconocer la depresión, porque algunos de los síntomas físicos y mentales, como la fatiga y los problemas cognitivos, también son comunes en la esclerosis múltiple. También es importante diferenciar entre una situación momentánea de melancolía y la depresión real.

Entre los signos frecuentes de la depresión, se incluyen los siguientes:

  • Sensación de tristeza o irritabilidad la mayor parte del día
  • Falta de interés o placer en las actividades
  • Importante pérdida o aumento de peso, o disminución o aumento del apetito
  • Dormir demasiado o no poder dormir
  • Fatiga o falta de energía persistentes
  • Sensación de desprecio por sí mismo o culpa sin causa aparente
  • Imposibilidad de concentrarse o tomar decisiones
  • Pensamientos recurrentes sobre la muerte o el suicidio

Puedes tener todos estos síntomas o solo algunos. El sello característico de la depresión es que los síntomas persisten, por lo general durante al menos dos semanas.

Pide ayuda

Si estás deprimido, no esperes para pedir ayuda. Habla primero con tu médico o neurólogo para determinar el paso siguiente. El profesional puede ayudarte con el tratamiento o derivarte a alguien que te pueda ayudar.

Los tratamientos para la depresión pueden incluir lo siguiente:

  • Medicamentos. Hay muchos tipos de antidepresivos disponibles para la depresión. En general, este tipo de fármacos demora unas semanas en hacer efecto. El médico te ayudará a hallar la dosis adecuada y el mejor medicamento para tus síntomas.
  • Terapia conversacional. Este tipo de tratamiento incluye desde sesiones individuales con un terapeuta matriculado hasta grupos de apoyo. Un tipo de tratamiento, la terapia cognitiva conductual, ha demostrado ser muy eficaz para la depresión en las personas con esclerosis múltiple. Muchos médicos combinan la administración de un fármaco con algún tipo de terapia psicológica.

Los estudios demuestran que los ejercicios también pueden mejorar de forma significativa el estado de ánimo y la calidad de vida en las personas con esclerosis múltiple.

Oct. 03, 2014 See more Expert Answers