Descripción general

¿Qué es el cáncer de boca? Explicación de un experto de Mayo Clinic

Infórmate más sobre el cáncer de boca, también llamado “cáncer bucal”, con la oncóloga Dra. Katharine Price.

Hola, soy la Dra. Katharine Price, oncóloga de Mayo Clinic. En este video, hablaremos sobre los conceptos básicos del cáncer bucal: ¿qué es? ¿Quién puede tenerlo? Cuáles son los síntomas, y cómo se puede diagnosticar y tratar. Ya sea que busques respuestas para ti o para un ser querido, estamos aquí para darte la mejor información disponible. El cáncer bucal, también llamado “cáncer de boca”, se forma en la cavidad oral, que incluye todas las partes de la boca que puedes ver si la abres bien y te miras en el espejo. Los labios, las encías, la lengua, las mejillas, el paladar o la base de la boca. El cáncer bucal se forma cuando las células de los labios o de la boca mutan. Normalmente, comienza en las células planas y finas que recubren los labios y el interior de la boca. Se denominan células escamosas. Los pequeños cambios en el ADN de las células escamosas hacen que crezcan de forma anormal. Estas células mutadas se acumulan y forman un tumor que crece en la boca y, a menudo, se extiende a los ganglios linfáticos del cuello. Si el cáncer bucal se detecta en un estadio temprano, hay más probabilidades de curarlo. Al igual que otros tipos de cáncer, se ha dedicado mucho esfuerzo a determinar las causas y mejorar los tratamientos.

La edad promedio de las personas diagnosticadas con cáncer bucal es de 63 años. Un poco más del 20 % de los casos se presentan en pacientes menores de 55 años. Sin embargo, puede afectar a cualquier persona. Hay muchos factores de riesgo conocidos que podrían aumentar el riesgo de padecer cáncer bucal. Si consumes cualquier tipo de tabaco, cigarrillos, puros, pipas, tabaco de mascar, entre otros, el riesgo es mayor. El consumo excesivo de alcohol también aumenta el riesgo. Las personas que padecen VPH, el virus del papiloma humano, también tienen más posibilidades de padecer cáncer bucal. Otros factores de riesgo incluyen una dieta sin frutas y verduras, la irritación o inflamación crónica de la boca y un sistema inmunitario debilitado.

El cáncer bucal puede presentarse de muchas formas diferentes, entre las que se incluyen una llaga en el labio o en la boca que no se cura, una mancha blanca o rojiza en el interior de la boca, dientes flojos, un crecimiento o bulto en el interior de la boca, dolor en la boca, dolor de oído y dificultad o dolor al tragar, abrir la boca o masticar. Si tienes alguno de estos problemas y persisten durante más de dos semanas, consulta con un médico. Primero, podrá descartar las causas más comunes, como una infección.

Para determinar si tienes cáncer bucal, el médico o dentista suele realizar un examen físico para inspeccionar la zona de irritación, como las llagas o las manchas blancas. Si sospecha que hay algo anormal, puede realizar una biopsia en la que toma una muestra pequeña de la zona para analizarla. Si se diagnostica un cáncer bucal, el equipo médico determinará el grado de avance o el estadio del cáncer. El estadio del cáncer oscila entre 0 y 4, y es útil para que el médico te asesore sobre la probabilidad de éxito del tratamiento. Para determinar el estadio, es posible que te realicen una endoscopia, en la que los médicos utilizan una cámara pequeña para inspeccionar la garganta. También pueden solicitar pruebas por imágenes, como tomografías computarizadas, tomografías por emisión de positrones y resonancias magnéticas, para obtener más información.

El plan de tratamiento depende de la ubicación y el estadio del cáncer, así como de tu salud y tus preferencias personales. Es posible que dispongas de un solo tipo de tratamiento o que debas someterte a una combinación de tratamientos contra el cáncer. La cirugía es el tratamiento principal para el cáncer bucal. La cirugía normalmente consiste en la extirpación del tumor y, posiblemente, de los ganglios linfáticos del cuello. Si el tumor es grande, puede ser necesaria la reconstrucción. Si el tumor es pequeño y no hay signos de diseminación a los ganglios linfáticos, la cirugía puede ser un tratamiento suficiente. Si el cáncer bucal se ha extendido a los ganglios linfáticos del cuello o es grande e invade diferentes zonas de la boca, se requiere un tratamiento adicional después de la cirugía. Esto puede incluir la radiación, que utiliza haces de energía de alta potencia para atacar y destruir las células cancerosas mutadas. A veces, se combina la quimioterapia con la radiación. La quimioterapia es una variedad poderosa de sustancias químicas que elimina el cáncer. A veces, también se utiliza la inmunoterapia, un tratamiento más nuevo que ayuda al sistema inmunitario a atacar el cáncer.

Enterarte de que tienes cáncer bucal puede resultar difícil. Puede hacerte sentir impotencia. Sin embargo, recuerda que, cuando se trata de la salud, la información es poder. Esta enfermedad se puede sobrevivir, y ahora más que nunca. Mantente informado. Toma el control de tu salud. Colabora con el equipo médico para encontrar un tratamiento adecuado para ti. Si quieres aún más información acerca del cáncer de boca, mira nuestros otros videos relacionados o visita mayoclinic.org. Te deseamos lo mejor.

Se denomina cáncer de boca al cáncer que se desarrolla en cualquiera de las partes que componen la boca (cavidad bucal). El cáncer de boca puede afectar las siguientes partes:

  • Labios
  • Encías
  • Lengua
  • Revestimiento interno de las mejillas
  • Paladar
  • Base de la boca (debajo de la lengua)

El cáncer que afecta el interior de la boca, a veces, se denomina cáncer oral o cáncer de la cavidad oral.

El cáncer de boca es uno de los tantos tipos de cáncer que corresponden a la categoría llamada «cánceres de cabeza y cuello». El cáncer de boca y los otros tipos de cáncer de cabeza y cuello se suelen tratar de manera similar.

Síntomas

Entre los signos y síntomas del cáncer de boca se pueden incluir los siguientes:

  • Una llaga en los labios o la boca que no cicatriza
  • Un parche blanco o rojizo en la parte interna de la boca
  • Dientes flojos
  • Un crecimiento o protuberancia dentro de la boca
  • Dolor bucal
  • Dolor de oído
  • Dificultad o dolor al tragar

Cuándo consultar al médico

Pide una consulta con tu médico o dentista si tienes signos y síntomas persistentes que te preocupen y que duren más de dos semanas. Es posible que tu médico investigue, en primera instancia, otras causas más frecuentes de tus signos y síntomas, como una infección.

Obtén conocimientos sobre el cáncer de Mayo Clinic en tu bandeja de entrada.

Suscríbete gratis y recibe una guía detallada sobre cómo afrontar el cáncer, además de información útil sobre cómo obtener una segunda opinión. Puedes cancelar tu suscripción en cualquier momento.

Quisiera informarme más sobre

Para proporcionarte la información más relevante y útil y para entender qué información es beneficiosa, podremos combinar la información de uso de tu correo electrónico y del sitio web con otra información que tengamos sobre ti. Si eres paciente de Mayo Clinic, esto podría incluir información médica confidencial. Si combinamos esta información con tu información médica confidencial, trataremos toda esa información como información médica confidencial y solo usaremos o revelaremos esa información como se establece en nuestro aviso de prácticas de privacidad. Puedes darte de baja de las comunicaciones por correo electrónico en cualquier momento. Para ello, debes hacer clic en el enlace para cancelar la suscripción que aparece en el correo electrónico.

Causas

Los cánceres de boca ocurren cuando las células de los labios o la boca desarrollan cambios (mutaciones) en su ADN. El ADN de una célula contiene instrucciones que le indican a la célula qué funciones debe realizar. Los cambios de las mutaciones les indican a las células que continúen creciendo y dividiéndose cuando las células sanas morirían. La acumulación anormal de células cancerosas en la boca puede formar un tumor. Con el tiempo, las células cancerosas se pueden diseminar dentro de la boca y hacia otras zonas de la cabeza y el cuello, o bien a otras zonas del cuerpo.

El cáncer de boca normalmente comienza en las células planas y delgadas (células escamosas) que recubren los labios y la parte interior de la boca. La mayoría de los cánceres de boca son del tipo denominado carcinoma de células escamosas.

No se sabe con exactitud qué causa las mutaciones en las células escamosas que provocan el cáncer de boca. Sin embargo, los médicos han identificado algunos factores que podrían aumentar el riesgo de cáncer de boca.

Factores de riesgo

Los factores que pueden aumentar el riesgo de cáncer de boca incluyen los siguientes:

  • El consumo de cualquier tipo de tabaco, incluidos cigarrillos, cigarros, pipas, tabaco de mascar y rapé, entre otros.
  • El consumo excesivo de bebidas alcohólicas.
  • La exposición excesiva al sol en los labios.
  • Un virus de transmisión sexual llamado virus del papiloma humano (VPH).
  • Un sistema inmunitario debilitado.

Prevención

No hay ninguna manera comprobada de prevenir el cáncer de boca. Sin embargo, puedes seguir estos consejos para reducir el riesgo de cáncer de boca:

  • Deja de consumir tabaco o no comiences a hacerlo. Si consumes tabaco, deja de hacerlo. Si no usas tabaco, no empieces. Consumir tabaco, ya sea que lo fumes o lo mastiques, expone a las células de la boca a peligrosas sustancias químicas cancerígenas.
  • Si bebes alcohol, que sea con moderación. El consumo excesivo y frecuente de alcohol puede irritar las células de la boca y hacerlas vulnerables al cáncer de boca. Si bebes alcohol, hazlo con moderación. Para los adultos sanos, esto significa hasta una copa por día para las mujeres de todas las edades y para los hombres mayores de 65 años, y hasta dos copas por día para los hombres menores de 65 años.
  • Evita la exposición excesiva al sol en los labios. Mantente a la sombra siempre que sea posible para proteger la piel de los labios contra el sol. Usa un sombrero con ala ancha que te proteja bien todo el rostro, incluida la boca. Incorpora el uso de un protector solar para los labios como parte de la rutina de tu régimen de protección solar.
  • Consultar a tu odontólogo regularmente. Como parte del examen dental de rutina, pídele a tu dentista que te examine toda la boca para detectar cualquiera anomalía que pueda indicar cambios precancerígenos y cancerígenos en la boca.

Cáncer de boca - atención en Mayo Clinic

Oct. 20, 2020
  1. Flint PW, et al. Malignant neoplasms of the oral cavity. In: Cummings Otolaryngology: Head & Neck Surgery. 6th ed. Philadelphia, Pa.: Saunders Elsevier; 2015. https://www.clinicalkey.com. Accessed Nov. 28, 2018.
  2. Head and neck cancers. Plymouth Meeting, Pa.: National Comprehensive Cancer Network. http://www.nccn.org/professionals/physician_gls/f_guidelines.asp. Accessed Nov. 28, 2018.
  3. AskMayoExpert. Head and neck cancers. Rochester, Minn.: Mayo Foundation for Medical Education and Research; 2017.
  4. Lip and oral cavity cancer treatment (PDQ). National Cancer Institute. https://www.cancer.gov/types/head-and-neck/patient/adult/lip-mouth-treatment-pdq. Accessed Nov. 28, 2018.
  5. The oral cancer exam. National Institute of Dental and Craniofacial Research. https://www.nidcr.nih.gov/sites/default/files/2018-10/oral-cancer-exam.pdf. Accessed Nov. 28, 2018.
  6. Cancer-related fatigue. Plymouth Meeting, Pa.: National Comprehensive Cancer Network. http://www.nccn.org/professionals/physician_gls/f_guidelines.asp. Accessed Nov. 28, 2018.
  7. Erbitux (prescribing information). Branchburg, N.J.: Eli Lilly and Company; 2018. http://www.erbitux.com. Accessed Nov. 28, 2018.
  8. Warner KJ. Allscripts EPSi. Mayo Clinic, Rochester, Minn. July 18, 2018.