Vacuna contra el VPH: quién la necesita, cómo funciona

¿Quién necesita la vacuna contra el VPH? ¿Cuántas dosis? ¿Cuáles son los efectos secundarios? Obtén respuestas a estas preguntas y más.

Escrito por el personal de Mayo Clinic

La mayoría de los casos de cáncer de cuello uterino están asociados al virus del papiloma humano (VPH), una infección de transmisión sexual. La inmunización generalizada con la vacuna contra el VPH podría reducir el impacto del cáncer de cuello uterino en todo el mundo. Esto es lo que necesitas saber sobre la vacuna contra el VPH.

¿Qué hace la vacuna contra el VPH?

Diversas cepas del VPH se transmiten por contacto sexual y están relacionadas con la mayoría de los casos de cáncer de cuello uterino. Gardasil 9 es una vacuna contra el VPH aprobada por la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos y se puede utilizar tanto para niños como para niñas.

Esta vacuna puede prevenir la mayoría de los casos de cuello uterino si se aplica antes de que el niña o la mujer se exponga al virus. Además, esta vacuna puede prevenir el cáncer vaginal y vulvar en las mujeres, y puede prevenir las verrugas genitales y el cáncer anal en mujeres y hombres.

En teoría, vacunar a los niños contra los tipos de VPH asociados al cáncer de cuello uterino también ayuda a proteger a las niñas del virus mediante la posible disminución de la transmisión. Asimismo, ciertos tipos de VPH se vinculan con el cáncer de boca y garganta, de modo que la vacuna contra el VPH también ofrece algún tipo de protección contra estos tipos de cáncer.

¿Para quiénes es la vacuna contra el VPH y cuándo debe administrarse?

La vacuna contra el VPH se recomienda de manera rutinaria para niñas y niños de 11 o 12 años, aunque puede administrarse ya a los 9 años. Es ideal que las niñas y los niños reciban la vacuna antes de que tengan contacto sexual y estén expuestos al VPH. Según las investigaciones, la aplicación de la vacuna a una edad temprana no está vinculada a un inicio precoz de la actividad sexual.

Una vez que alguien se infecta con el VPH, la vacuna podría no ser tan efectiva o podría no funcionar en absoluto. Además, la respuesta a la vacuna es mejor a una edad temprana que a una edad mayor.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) ahora recomiendan que todos los niños de 11 y 12 años de edad reciban dos dosis de la vacuna contra el VPH con un intervalo de al menos seis meses en lugar del programa de tres dosis recomendado anteriormente. Los adolescentes más jóvenes de 9 y 10 años de edad y los adolescentes de 13 y 14 años de edad también pueden recibir la vacuna según el programa actualizado de dos dosis. Las investigaciones han demostrado que el programa de dos dosis es eficaz para los niños menores de 15 años.

Los adolescentes y adultos jóvenes que comienzan a recibir la serie de vacunas más tarde, entre los 15 y los 26 años de edad, deben continuar recibiendo tres dosis de la vacuna.

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) de los Estados Unidos aprobó recientemente el uso de Gardasil 9 para hombres y mujeres de 9 a 45 años de edad.

¿Quiénes no deben recibir la vacuna contra el VPH?

La vacuna contra el VPH no se recomienda para embarazadas o personas que estén moderada o gravemente enfermas, por lo que debes informarle al médico si tienes alguna alergia grave, incluso una alergia a la levadura o al látex. Asimismo, si has tenido una reacción alérgica potencialmente mortal a cualquiera de los componentes de la vacuna o a una dosis anterior, no deberías recibir la vacuna.

¿La vacuna contra el VPH ofrece beneficios si la persona ya es sexualmente activa?

Sí. Incluso si ya tienes una cepa del VPH, podrías beneficiarte de la vacuna porque puede protegerte de otras cepas que aún no tienes. Sin embargo, ninguna de las vacunas puede tratar una infección existente por VPH. Las vacunas te protegen solamente de cepas específicas del VPH a las que aún no ha estado expuesto.

¿La vacuna contra el VPH presenta algún riesgo para la salud o tiene efectos secundarios?

En general, los efectos suelen ser leves. Los efectos secundarios más comunes de las vacunas contra el VPH son dolor, hinchazón o enrojecimiento en el sitio de la inyección.

A veces, se producen mareos o desmayos después de la aplicación. Si permaneces sentado durante 15 minutos después de la inyección, se reduce el riesgo de desmayo. Además, también pueden presentarse dolores de cabeza, náuseas, vómitos, fatiga o debilidad.

Los CDC y la FDA siguen controlando las vacunas para detectar problemas poco comunes o graves.

¿La vacuna contra el VPH es obligatoria para la inscripción escolar?

La vacuna contra el VPH es parte del programa de vacunación infantil de rutina. Si una vacuna se convierte en un requisito de inscripción escolar es decisión de cada estado.

¿Las mujeres que recibieron la vacuna contra el VPH igual necesitan hacerse exámenes de Papanicolaou?

Sí. La vacuna contra el VPH no tiene el objetivo de reemplazar el examen de Papanicolaou. Los exámenes de rutina de detección el cáncer del cuello uterino mediante exámenes regulares de Papanicolaou a partir de los 21 años siguen siendo esenciales para la salud preventiva de las mujeres.

¿Qué puedes hacer para protegerte del cáncer de cuello uterino si no tienes la edad recomendada para recibir la vacuna?

El VPH se propaga a través del contacto sexual: oral, vaginal o anal. Para protegerte del VPH, usa un preservativo cada vez que tengas relaciones sexuales. Además, no fumes. Fumar aumenta el riesgo de desarrollar cáncer de cuello uterino.

Para detectar el cáncer de cuello uterino en sus primeras etapas, visita a tu profesional de salud para realizarte pruebas de Papanicolaou periódicas a partir de los 21 años. Busca atención médica de inmediato si observas algún signo o síntoma de cáncer de cuello uterino: sangrado vaginal después de tener relaciones sexuales, entre los períodos o después de la menopausia, dolor pélvico o dolor durante las relaciones sexuales.

Aug. 30, 2019 See more In-depth